Coronavirus

Noruega levanta las últimas restricciones por la pandemia

Noruega levantó hoy sus últimas restricciones contra la Covid-19 al eliminar el distanciamiento social y la obligación del uso de barbijos en lugares concurridos, pese al aumento de los contagios por la variante Ómicron.

"El metro de distanciamiento está desapareciendo. Vamos a suprimir la recomendación sobre el distanciamiento social", declaró el primer ministro, Jonas Gahr Store, en una conferencia de prensa, según consignó la agencia AFP

"Ahora podemos tener interacciones sociales como antes", señaló, y mencionó el ocio nocturno, los eventos culturales y el desplazamiento al trabajo en buses, trenes y ferris.

Noruega ya había levantado la mayor parte de las restricciones por la pandemia como el teletrabajo o la limitación de los aforos.

A partir de ahora, ya no será obligatorio aislarse cuatro días después de dar positivo -esta medida será únicamente una recomendación-, y ya no será necesario hacer un test a los niños que tengan síntomas respiratorios.

De todas formas, el primer ministro que "la pandemia no ha terminado" y aconsejó a las personas no vacunadas y a las de los grupos de riesgo que sigan practicando el distanciamiento social o usando mascarillas donde no sea posible mantenerse alejado.

Desde el inicio de la pandemia, Noruega registró 986.851 casos de Covid y 1.440 muertes ligadas a la pandemia.

El Instituto Noruego de Salud Pública reportó que el número de personas hospitalizadas por Covid aumentó un 40% en la última semana. Se estima que para mediados de año entre 3 y 4 millones de personas estarán infectadas, de una población de 5,4 millones, en la que casi todos están vacunados.

La decisión noruega se da mientras muchos países europeos comenzaron a aliviar o directamente eliminar restricciones al tratar a la Covid-19 como una enfermedad endémica en lugar de pandémica.

Reino Unido anunció esta semana que prevé eliminar todas las medidas, algo que ya había hecho Suecia y que se dispone a decretar Países Bajos.

Francia relajará la situación al dejar de exigir la obligación del uso de barbijos en espacios cerrados, mientras que Italia comenzó una flexibilización gradual con la eliminación del tapaboca al aire libre, medida que ya rige en España.

Por el contrario, la Organización Mundial de la Salud (OMS) considera prematuro hablar de una endemia ante la brecha en el acceso a vacunas que puede favorecer la aparición de variantes más contagiosas.

Te Puede Interesar