Juicio por jurado

Gil Pereg volvió a decir que es inocente y para el fiscal cometió un "asesinato despiadado"

Por Sección Policiales

Nicolás Gil Pereg (38) transita los últimos momentos del debate para esclarecer el doble crimen de  Phirya Saroussy (63) y Lily Pereg (54) -madre y tía del sospechoso-, ocurrido en enero del 2019 en una casa de Guaymallén. Este miércoles se hicieron los alegatos de clausura y la parte acusatoria pidió por su culpabilidad mientras los abogados defensores insistieron con que es inimputable. 

La audiencia de los alegatos de cierre se realizaron desde la 8.30 y la primera palabra la tuvo el fiscal en jefe Fernando Guzzo, de Homicidios. El letrado explicó y dio los fundamentos donde sostiene que el sospechoso del doble crimen era consciente de los hechos al momento de ocurrir el doble crimen. 

Gil Pereg cuando era trasladado a la celda para observar el debate de manera virtual. 

Y le pidió al jurado popular, integrado por 12 personas, que dicten un veredicto de culpabilidad al entender que las pruebas aportadas durante el debate fueron contundentes. Si bien explicó y dijo que el acusado sufre una patología, la misma no impide que comprenda la criminalidad de sus actos. Y aseguró que Pereg cometió un "asesinato despiadado".

"Si esto fuera una iglesia y no una corte, tendría que decir que ha ocurrido un milagro. Ayer, al declarar durante una hora acá, Gil Pereg se ha curado: hemos logrado que no maúlle, hemos logrado que no defeque, hemos logrado que no orine, hemos logrado que entienda", expresó Guzzo, quien volvió a pedir al jurado que no se deje "engatusar".

El acusado estuvo con la mirada baja y semi descalzo durante parte de los alegatos. 

En ese momento ocurrió un problema técnico en la sala donde se encontraba Gil Pereg (lo observaba en una celda y en modo virtual) y, tras varios minutos, la juega técnica Laura Guajardo pidió que lo llevaran hasta la sala. El acusado, de remera roja, bermudas y sandalias (quedó semi descalzo porque se sacó una ojota), se sentó y escuchó los alegatos de la fiscal Claudia Ríos, quien llevó adelante la investigación preliminar del caso. 

Las grabaciones de las cámaras donde se observa al supuesto autor junto a las víctimas. Las presentó la fiscal Claudia Ríos.  

Ríos dio a conocer diferentes pruebas que comprometen seriamente al sospechosos: desde grabaciones de las cámaras de seguridad en Ciudad, donde se lo observa a Gil Pereg con su madre y tía cuando iban hacia el departamento donde se iban a alojar hasta los resultados de las pericias que realizaron sobre sangre que hallaron en la escena previo a su detención. 

El arma utilizada para asesinar a Lily Pereg. Es un calibre 38 que coincide con el proyectil que extrajeron de la víctima. 

Asimismo, como Guzzo, solicitó que sea hallado penalmente responsable por los delitos de homicidios agravado por el vínculo (por el asesinato de su madre) y homicidio agravado por el uso de arma de fuego (por su tía). 

Mostró una reconstrucción virtual donde se pudo ver dónde encontraron el revólver calibre 38 (utilizada para dispararle tres veces a Lily Pereg) y dónde encontraron manchas de sangre de las víctimas (en una bolsa de cemento y una remera de Gil Pereg).

La reconstrucción 3D mostró cómo y dónde fueron hallados los cadáveres. 

Claudia Vélez, abogada querellante que representa a familiares de las víctimas, argumentó en el mismo sentido y pidió por la culpabilidad. Los tres letrados contaron que, previo a los homicidios, Gil Pereg era una persona que no actuaba como un gato y hasta hacía negocios y se movilizaba por sí solo. 

Las imágenes que corresponden a las cámaras cercanas al domicilio de calle Julio Argentino Roca, donde encontraron asesinadas a las víctimas. 

Y pusieron de ejemplo lo que sucedió este martes, donde el imputado declaró y se declaró inocente, situación que se vivió nuevamente este miércoles, cuando pidió otra vez hacer uso de su palabra. 

En tanto, los abogados defensores Maximiliano Legrand y Lautaro Brachetta, dieron un repaso de los testimonios de los profesionales donde confirmaban que Gil Pereg es una persona insana y que padece problemas psicológicos que lo hacen vivir una "realidad paralela".  

Por esa razón, ambos, le pidieron al jurado que valoren los exámenes psiquiátricos al acusado. En base a ello solicitaron que Pereg sea declarado no culpable por inimputable o, de ser condenado, lo sea por homicidio atenuado por su condición.

Laura Guajardo, la jueza técnica, le preguntó a Gil Pereg si quería decir unas últimas palabras y el "hombre gato" aceptó. Con la mirada al piso y con la ayuda de un policía, explicó que es inocente y que los cuerpos fueron plantados por la fiscalía y policías, es decir, la misma versión que dio este martes. 

"Si yo hubiera tirado el arma tendría polvo en las manos y no tenía. La policía y la fiscalía utilizaron el arma mía para tirar a los cuerpos", expresó el acusado.

Por último la jueza técnica dio un cuarto intermedio y el debate continuará con las instrucciones finales y la posterior toma de decisión del jurado popular.  

Te Puede Interesar