Análisis

El proyecto de Tanús puede cambiar el eje del poder político en Mendoza

La iniciativa del presidente de la Cámara de Diputados de cobrar las tasas municipales junto con la electricidad simpatiza a los intendentes. Pero hay temor de darle el manejo de la caja al Grupo Uno.

Por Matías Malagoli

El proyecto del diputado peronista Jorge Tanús, que pretende que las prestadoras del servicio eléctrico cobren las tasas municipales, ha generado, por un lado, el entusiasmo de varios intendentes por incrementar los ingresos a los alicaídos bolsillos de cada departamento.

Pero la iniciativa genera cierto temor en algunos sectores porque implicará, en la práctica, trasladar el manejo de una enorme caja de recursos de la que dependerán los jefes comunales al Grupo Vila-Manzano.

En la Legislatura varios diputados y senadores aseguran que buena parte de los referentes municipales ven con muy buenos ojos el proyecto. El motivo es sencillo: los departamentos están, en su mayoría, escasísimos de ingresos y cualquier propuesta para obtener más recursos se ve con buena cara.

Pero los intendentes advierten, lógicamente, que de avanzar la iniciativa las reglas de juego de la política local se modificarían drásticamente. Es que el cobro de, según las estimaciones más optimistas, cerca de 600 millones de pesos anuales, le dejaría al Grupo Vila-Manzano el manejo de una caja que competirá en importancia con lo que distribuye el Gobierno Provincial a los departamentos.

Por ello, donde menos simpatía ha generado el proyecto de Tanús es en la gente cercana al Gobernador. Paco Pérez no es quién tiene los vínculos más fluidos con los dueños de Edemsa, e incluso rehusó de participar del almuerzo dominical posterior a la Vendimia en la Quinta de San Isidro.

Otro punto flaco del gobierno es la endeblez que tendrían las comunas ante los reclamos judiciales: difícilmente se pueda defender el corte del servicio eléctrico ante la falta de pago de las tasas municipales.

Te Puede Interesar