COVID-19

Así fue el peor mes para Mendoza, desde que inició la pandemia

Abril nos mostró a los mendocinos toda la crudeza de la segunda ola de Covid-19, con cifras que multiplican por varios las de meses anteriores, tanto en cantidad de casos positivos como de muertes; con un sistema de salud "tensionado" como admitió ayer el propio gobernador Rodolfo Suarez, con la circulación de la cepa Manaos en parte de la zona sur de la provincia  (aunque hay quienes sostienen que está en toda la provincia), con una incidencia de pacientes que requieren internaciones más prolongada cada vez más jóvenes, y con una clasificación en el semáforo epidemiológico que nos pone en una de las peores zonas en el país, que descolocó a varios y que generó tensiones entre la Nación y la Provincia. Un mes que cerró de una forma poco alentadora.

Las cifras. El mes que acaba de concluir nos dejó los números más duros desde que inició la pandemia, en marzo del 2020. Del 1 al 30 de abril se registraron 22.119 casos positivos en toda la provincia, superando en casi mil casos al pasado mes de octubre, el peor hasta entonces y que fue el pico de la primera ola. 

Lo preocupante, según advierten especialistas,  esta segunda ola recién comienza, con lo que los datos de las semanas venideras podrían ser aún peores. Claro, si no se ve el impacto de las medidas tomadas en las últimas semanas.

Además, este mes fue el que más muertos registró, alcanzando los 325, y llegando así a los 1.866 fallecimientos en los 13 meses que la pandemia lleva golpeándonos y contando los 20 registrados ayer 1 de mayo. 

Cabe aclarar que hasta el momento son 92.308 los mendocinos que contrajeron el virus, de los cuales 2.166 aún  están cursando la enfermedad, según los datos oficiales, muchos internados con oxígeno en sus casas o en los hoteles dispuestos para ello, otros en Unidades de Terapia Intensiva.

Sistema de salud tensionado. Ayer, tras su discurso en la Asamblea Legislativa, el gobernador brindó una conferencia de prensa en la que anunció que no se suspenderían las clases en Mendoza, aunque sí las reuniones familiares y de amigos en espacios cerrados; y que se estudiarán las próximas medidas junto a los 18 intendentes. Allí mismo, Suarez admitió que el sistema de salud "está tensionado".

Esto mismo lo vienen advirtiendo desde distintos sectores, incluso la Asociación de Clínicas y Sanatorios Privados de Mendoza, en su último informe (que incluye los datos de la semana del 23 al 29 de abril), advirtió que en el área Metropolitana la ocupación de camas del sector privado superan el 90%. Lo que marca que en el sector público, que ha absorbido pacientes de las obras sociales, la situación no sería mejor. 

Presencia de la cepa Manaos. A mediados de abril la ministra de Salud, Ana María Nadal confirmó que se había detectado la presencia de la variante Manaos P1 en 2 de la 25 muestras que se habían enviado al Instituto Malbrán. En ese momento, dijimos que los datos no eran representativos ya que solo se analizaron muestras de pacientes re-infectados y que contaban con las dos dosis de la vacuna y de personas que habían estado en el exterior. A las semanas se confirmó esto y se confirmó la circulación de esta cepa en General Alvear y de distritos sanrafaelinos que limitan con el departamento, por lo que se aplicaron medidas mucho más fuertes en esta zona, que incluyen la prohibición de ingreso y egreso de personas a Alvear, Jaime Prats, Real del Padre, Atuel Norte y Villa Atuel. 

Sin embargo, el intendente de San Rafael, Emir Félix, dio indicios de que la situación podría ser aún mucho más alarmante ya que aseguró que esta variante está presente en toda la provincia

Internaciones de pacientes más jóvenes. Esta segunda ola muestra una mayor presencia de pacientes que oscilan entre 45 y 60 años en las Unidades de Terapia Intensiva, que coincide con el rango etario de mayores contagios, alcanzando un 60% del toal de los casos.

A este dato, se suma que el período de permanencia en UTI que requieren asistencia respiratoria mecánica es de 25 días.

Zona de "alerta" epidemiológica. El viernes la Nación publicó el informe oficial para la clasificación de departamentos en zonas epidemiológicas y sanitaria y , precisamente, la provincia de Mendoza se encuentra con seis ciudades en la denominación de Alerta Epidemiológica. 

Mendoza podría pasar a zona de alarma epidemiológica: ¿Qué implica esto?

Esto implica una nueva clasificación, con nuevos parámetros, que causaron un gran malestar en el gobernador Suarez, que salió a cuestionar los cambios en los criterios para la clasificación, que según él carecen de objetividad.

Por estar incluida en esta clasificación, y la iguala en el estado de situación al Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA), Bariloche, Santa Fe y otras ciudades del país, Mendoza debería aplicar restricciones mucho más severas, a las que el gobernador mostró su resistencia y disconformidad

Te Puede Interesar