miércoles 6 jul 2022
Balance y proyección de Eduardo Sancho, de Fecovita

"El objetivo del Plan Estratégico Vitivinícola 2030 es el crecimiento equitativo"

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Economía 30 de diciembre de 2020 - 00:00

 El sector vitivinícola no podía estar ausente a la hora del balance de un 2020 tan particular ni de proyectar el 2021. Al respecto, Eduardo Sancho, presidente de Fecovita y referente del cooperativismo, destacó el crecimiento del consumo de vino durante el año de pandemia y el logro de un nuevo PEVI (Plan Estratégico Vitivinícola) 2030, sin dejar de augurar que el próximo, a su criterio, seguirá la recuperación de precios para el productor que empezó esta temporada. 

"Siempre hay claroscuros, pero en el caso de la vitivinicultura, pese a terminar un año difícil ha tenido posibilidades y cosas positivas como el aumento del consumo y la aprobación del nuevo Plan Estratégico, que implicó el aporte de muchas personas, del INTA, del INV, que también trabajó arduamente. También las provincias, Mendoza, San Juan y el resto, y por supuesto, productores y bodegas; todos aportamos un granito de arena para que tuviéramos otro PEVI, en este caso al 2030", señaló Sancho, en diálogo con radio Andina.  

Al respecto, el dirigente pidió "un reconocimiento al PEVI 2020, porque por ahí se lo catalogó de fracaso y para mí, al contrario, se lograron muchas cosas. Por supuesto, las cifras a veces exponen objetivos altos a lograr que no dependen sólo de la vitivinicultura sino de las circunstancias del país, como el tipo de cambio en el caso de las exportaciones". 

Entre los logros, enumeró "la unidad de la vitivinicultura, la declaración del Vino Bebida Nacional, subsidios por u$d 50 millones para productores que están en Proviar (programa financiado por el BID para inversión en fincas e integración de productores y bodegas) que realmente fue un éxito total, fondos que siempre administró el Gobierno, pasara a manos de la Coviar".

Las metas de la industria y de Fecovita

El crecimiento del consumo de vino, de la mano de la recuperación del mercado interno, para Sancho, sostiene una mirada optimista del mercado hacia el próximo año. "Creo que el mercado a futuro será positivo: el mercado interno sumó más consumidores con el regreso del almuerzo familiar por la pandemia del coronavirus", consideró. 

¿Y el futuro próximo?. El titular de Fecovita resaltó que "la vitivinicultura hizo un proceso de innovación" de la mano de distintas apuestas. "Estamos probando nuevos envases, vinos de menor graduación, de 8 o 9 grados, distintos productos que dan nuevas oportunidades de consumo".

A nivel sectorial, auguró que la recuperación del precio para los productores "va a continuar". Y que, además, el recientemente creado Banco de Vinos "una buena decisión", funcionará a pleno en 2021 "aunque se espera una cosecha no muy abundante".

La grieta institucional y la búsqueda del consenso en 2021

  Con la mira en el próximo año, el dirigente abogó por "la continuidad del trabajo conjunto". Aunque admitió que "eso no quiere decir que  todos estemos de acuerdo en todo, porque es prácticamente imposible, porque siempre hay intereses distintos. Lo que sí resulta importante es que en lo que coincidimos, trabajemos en conjunto".  

Respecto al 2030, "ese es el centro del plan, pero hay ejes que se mantienen: promoción del mercado interno y externo, integración de  pequeños productores, porque creemos que es la base de la construcción de la vitivinicultura argentina" .

Sin dudas, el costo institucional de la discusión para diseñar un nuevo plan a 10 años tampoco podía obviarse. El 2020 fue el primero sin la participación de Bodegas de Argentina, entidad que se apartó de la mesa de la Corporación en disidencia con algunas decisiones sobre el manejo de los fondos y cómo direccionarlos.

 "Son cosas normales. Construír consenso siempre cuesta. Cuando diseñamos el PEVI 2020 podíamos quedarnos tranquilos? No. Creo que esta vez va a pasar nuevamente; no será un consenso total, pero si con participación de la mayor parte de las entidades vitivinícolas", evaluó Sancho, para quien, en cuanto a los motivos de la "grieta" institucional "a veces hay distintos puntos de vista, sobre todo de empresas que tienen su visión particular. Por ahí el árbol tapa al bosque, se quedan en lo pequeño sin ver lo grande, y nuestra responsabilidad va en ese sentido".

Respecto al plan 2030, enfatizó en el objetivo de "crecimiento equitativo". "Entre productor, bodegas fraccionadoras y trasladistas, por supuesto siempre a partir de la integración".

Te Puede Interesar