viernes 19 ago 2022
oportunidad

Empleo: fondean hasta 2021 al programa Enlace y hay casi 4 mil inscriptos para la vendimia 2021

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
23 de octubre de 2020 - 00:00

Mientras avanza la iniciativa para captar mano de obra local en la cosecha, el Gobierno le asignó $150 millones al Fideicomiso de Fomento y Sostenimiento del Empleo. Fondos destinados casi en su totalidad al programa Enlace, por el cual se capacita a los mendocinos sin empleo para reinsertarse en el mercado laboral, que tiene a más de 11 mil inscriptos y se extenderá hasta diciembre de 2021.

Enlace fue lanzado en setiembre, y durante el curso de formación los capacitandos perciben $7.000 mensuales, mayormente aportados por la Provincia en el caso de las micro y pequeñas empresas (hasta 11 empleados), mientras en el caso de las medianas y grandes el pago es financiado conjuntamente con las empresas, en una proporción que llega al 30/70%.

Según informaron desde el Ministerio de Economía el fondeo es la primera parte de $210 millones aprobados por la Legislatura para el programa de estímulo para llega a fines del 2021, o antes, si alcanza el cupo de 10 mil trabajadores capacitados de entre 18 y 55 años, que ya está cubierto en un 20%. Otra meta del fideicomiso, administrado por Mendoza Fiduciaria S.A, es producir "insumos estadísticos" relacionados con el mercado laboral.

"Todos los municipios adhirieron, aunque algunos vienen más lento de lo esperado por la pandemia, y en vez de empezar en octubre lo harán en noviembre. La idea es tener muchos perfiles para que las empresas puedan entrevistar: hay desde estudiantes universitarios avanzados hasta profesionales con magíster, y muchos que nunca trabajaron en blanco ", señaló a Sitio Andino Emilce Vega Espinoza, directora de Capacitación y Empleo de la Provincia.

El universo de Enlace es amplio y su composición  arroja datos llamativos: por ejemplo, 7 de cada 10 inscriptos son mujeres con cierto nivel formativo. Por el lado de las empresas, entre las 749 inscriptas para empezar en octubre predomina el rubro servicios, con el 75% y según los últimos datos, 45% se concentra en Gran Mendoza, seguida por zona Este (29%), el Sur (19%) y Valle de Uco (7%).

María (nombre ficticio) es un caso ilustrativo acerca de lo que significa que "los planetas se alineen" y la suerte cambie. Licenciada en Recursos Humanos con años de rodaje en cargos gerenciales, es una de los tantos mendocinos y mendocinas desocupados que se inscribió en Enlace, y logro lo impensado: que dos empresas se disputaran su contratación. Ella terminó por elegir a la que le ofrecía, más allá del salario, las mejores condiciones.

El valor de un plus

Para las empresas, una cosa es inscribirse y otra es arrancar con la formación de recursos humanos para incorporarlos. Es que el "filtro" es exigente: para calificar no deben registrar antecedentes de sanciones en el Repsal por trabajo en negro, estar al día con los aportes (formulario 931 de Afip) ni haber despedido trabajadores desde que se declaró la Emergencia Económica en diciembre. 

Con todo, Enlace ya empezó con cursos para más de 2 mil personas, y la torta compuesta por la demanda muestra que el 79% son micro y pequeñas empresas, a las que se sumaron en la última semana solicitudes de algunas cadenas de supermercados. Más allá de las condiciones (el pago de $7 mil mensuales durante la capacitación, por 4 horas diarias cinco días a la semana), tanto desde el sector privado como del público ofrecen incentivos extra.

Mientras los municipios de Godoy Cruz y Capital asumen el costo de la cobertura de salud durante un plazo determinado, algunas empresas están dispuestas a pagar más. Según Vega Espinoza, "por iniciativa propia decidieron pagar un extra de $8 mil por considerar que la retribución básica es insuficiente, con lo cual el trabajador termina percibiendo 15 mil mensuales. Todo suma para mejorar la empleabilidad". 

Vendimia: buena "cosecha" de mendocinos

Paralelamente, a una semana de lanzarse, el primer balance de Reinventa, la apuesta para asegurarle a la industria vitivinícola la dotación de trabajadores necesaria antes las restricciones de circulación para los llamados obreros "golondrina" que cada año llegan para la vendimia, es auspicioso. 

El plan acordado por el Gobierno, las cámaras vitivinícolas y Soeva (Sindicato de Obreros y Empleados Vitivinícolas) para formar y captar a trabajadores mendocinos desempleados con el propósito de encarar la vendimia 2021, había sido presentado el jueves 15. Al lunes ya registraba 3.029 inscriptos, y a mitad de semana esa cifra ya había superado los 3.600 en su mayoría del Gran Mendoza.

Si bien sus impulsores admiten que la convocatoria inicial "superó las expectativas", la meta mínima es alcanzar los 6 mil trabajadores, que representa algo más de la mitad de los que moviliza la cosecha de uvas cada año. Por lo pronto, el primer análisis muestra que, entre los postulantes, 2 mil ya trabajaron entre los viñedos, mientras que para el resto el ciclo 2021 será su primera vez, luego de superar la etapa de capacitación cuyo inicio está previsto para el lunes 2 de noviembre.


  

Te Puede Interesar