sábado 13 ago 2022
Pandemia

Hoteleros y gastronómicos encabezan una protesta pasiva: "La situación no da para más"

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
14 de septiembre de 2020 - 00:00

La Unión de Trabajadores Hoteleros y Gastronómicos de la República Argentina (Uthgra) convocó a una "protesta pasiva" para este martes 15 de septiembre en todo el país, a partir de las 9. El objetivo es visibilizar la delicada situación que padece el sector como consecuencia de la pandemia del coronavirus.

La modalidad consistirá en presentarse en los lugares de trabajo, ya sea que el comercio cuente con sus puertas abiertas o cerradas, según las disposiciones provinciales, y respetando las medidas de prevención (distanciamiento, uso de barbijo, etc.).

En diálogo con el programa "Es por Acá" de Radio Andina FM 90.1, la secretaria administrativa de la seccional Mendoza del gremio, Carolina Montivero, señaló que "la idea es mostrarle a la sociedad la difícil situación que estamos atravesando, en Mendoza particularmente con la medida de solo poner mesas en las veredas y el turismo interno para convivientes".

La delegada sindical indicó que "las Pymes no dan para más, pagan todos los meses sus impuestos y trabajan a pérdida". En ese sentido, señaló que la restricción de ocupación de mesas sólo al aire libre y de a cuatro personas, genera que los locales gastronómicos facturen "entre un 10 y un 20 por ciento" de lo que se vendía pre pandemia.

"Un hotel mediano pierde más o menos un millón y medio de pesos; le será muy difícil retomar su actividad", graficó. Por ello, recalcó que los trabajadores del sector reclaman una ley provincial que exima al sector del pago de impuestos, así como la emergencia a nivel nacional (cuenta con media sanción en Diputados) "para sostener el empleo formal".

Carolina Montivero, de UTHGRA (Foto: Yemel Fil)

En cuanto a Mendoza, solicitan que se retomen las disposiciones de mediados de la cuarentena, cuando estaba habilitada una ocupación del 50% (tanto en el interior como en el exterior) en todos los negocios gastronómicos.

"Si el Estado no acompaña al sector pasará que al trabajador formal le apliquen la reducción horaria en primera instancia, y que luego el comercio termine cerrando las puertas porque el costo de estar abierto es mayor que abrir con el 20%", planteó Montivero.

Asimismo, informó que en la provincia se han registrado 2500 despidos en gastronomía y hotelería, a los que se suman los 1000 trabajadores eventuales que no han podido prestar servicios y que "están a la deriva porque no pueden cobrar el IFE al haber hecho aportes en marzo". 

Te Puede Interesar