lunes 15 ago 2022
ayuda

Lanzan Programa de asistencia por la emergencia para productores de peras y manzanas

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Economía 23 de julio de 2020 - 00:00

En virtud de la crisis provocada en el sector agropecuario en general, y el frutícola en particular, el Gobierno puso en marcha el Programa de Asistencia de emergencia económica, productiva, financiera y social a la cadena de producción de peras y manzanas. Que, además de Mendoza, abarca a las provincias de Neuquén, Rio Negro, San Juan y La Pampa.

El artículo 2 del decreto 615 publicado hoy en el Boletín Oficial, menciona como sujetos alcanzados por el programa "los actores directos de la cadena de producción de peras y manzanas, entendiéndose por tales a los productores, empacadores, frigoríficos, comercializadores e  industrias, conforme el "Clasificador de Actividades Económicas (CLAE) que aplica Afip desde 2013. Y siempre que se compruebe que representa su actividad principal.

¿En qué consiste la asistencia prevista en el Programa? Básicamente, la prórroga de los vencimientos generales para el pago de obligaciones de la seguridad social que operen desde el 1 de junio pasado hasta el 31 de diciembre de 2020, ambas fechas inclusive.  Afip debe fijar la nueva fecha de vencimiento despues del 1 de enero del 2021, "como así también a instrumentar regímenes de facilidades de pago para la oportuna cancelación de las obligaciones postergadas". 

Asimismo, se suspende la iniciación de juicios de ejecución fiscal a partir de junio. Y al mismo tiempo, Afip podrá postergar el vencimiento del pago de las obligaciones devengadas durante la emergencia dispuesta por la Ley N° 27.354 y sus modificaciones, y a reformular los planes de pago dictados al amparo de esas normas, siempre que se cumplan los requisitos exigidos.

Requisitos

Que un beneficiario tenga a la actividad relativa a peras y manzanas como su ocupación principal implica que haya generado más del 50% de los ingresos brutos totales en el año fiscal 2016. O bien, en la que se haya empleado más del 50% de la nómina salarial de la empresa, excluidos los trabajadores y trabajadoras temporarios, en promedio del año fiscal.

Otro requisito específico es que Ingresos Brutos totales del año 2016 no hayan superado la suma de $ 7.000.000. Y también, acreditar mediante certificación oficial, que participa de un programa de Mejora de Competitividad que el Gobierno provincial desarrolle para incrementar la rentabilidad de los sujetos alcanzados.


Te Puede Interesar