Mendoza Activa: reintegros "cash" y crédito fiscal, ejes para promover inversiones
Martes, 7 de julio de 2020

Construir una casa, stockear de mercadería un local comercial, implantar frutales o unas hectáreas de hortalizas. A esa clase de emprendimientos apunta el Gobierno provincial con Mendoza Activa, su plan para sacar a la economía de la parálisis provocada por la pandemia y que "circule" el dinero, a partir de algunas ideas-fuerza: por ejemplo, financiar el 40% de la primera etapa en cada caso y así facilitar su puesta en marcha.

El destino de unos $1.000 millones previstos en aporte estatal hasta fines de 2020 (si la Legislatura aprueba la ley necesaria para el fondeo) pueden traducirse en alrededor de $2.500 millones en inversión privada. Es la cuenta que sacan en el Ministerio de Economía a partir de la asistencia a distintos sectores como construcción, comercio, agro, diferentes tipos de industrias, al turismo y su vinculación con la cultura y la gastronomía, siempre con las pymes como prioridad. 

Por ejemplo, si tenés que construir, el Ejecutivo promete solventar 40 mts cuadrados de los primeros 100 de obra. Si sos comerciante y te quedaste corto para reponer stocks, de un máximo de $2 millones el aporte llegaría al 40% ($800 mil). Un parámetro similar en el caso de un pequeño productor que proyecta implantar frutales u hortalizas (el plan no incluye viñedos). 

Pero es una de las 4 patas en las que se apoya una apuesta integral que el gobernador Rodolfo Suárez, acompañado por su vice Mario Abed y los ministros de Economía, Enrique Vaquié y de Turismo, Mariana Juri, resumió este martes. Las otras tres tienen que ver con la ley de Empleabilidad (el objetivo es capacitar para la inserción laboral a 10 mil mendocinos de entre 17 y 55 años), el Banco de Vinos (para estabilizar stocks vínicos y precios)y los créditos para el sector turístico y cultural en progreso.

Cómo se implementará

De acuerdo a la explicación del ministro Vaquié, la mecánica para poder contar con el aporte estatal en cada proyecto consta de 2 grandes pasos. El primero es ni más ni menos que la inversión misma, para proceder al desembolso por distintas vías, para el cual los municipios, a voluntad, pueden participar con una cuota del 10% de cada presupuesto: eso significa que si, por ejemplo, 100 m2 de construcción cuestan $300 mil, el beneficiario puede recuperar $120 mil, o hasta $150 mil si la obra se ejecuta en un departamento adherente al plan.

"Una vez concretada la inversión, nos tienen que presentar la factura contra la cual se reintegra el 40%, a través de un crédito fiscal y una billetera electrónica. Queremos que el dinero circule y para eso está previsto que el programa se extienda hasta fines del año 2021", explicó Vaquié, al señalar que la modalidad del reembolso es triple: un 20% en efectivo, 10% vía tarjeta o billetera virtual y el restanto 10% a través de impuestos.

  En el caso de construcción, el jefe de la cartera de Economía reconoció que la clave es contar con estabilidad de precios. Al respecto, remarcó que "estamos haciendo acuerdos con casas de materiales para que los mantengan". 

Respecto a los requisitos ¿pueden quedar excluídos de Mendoza Activa quienes ya recibieron asistencia vía créditos del Fondo de Transformación, como monotributistas y microempresas?. Según el ministro, "no hay restricciones. De hecho, la línea se amplió hasta 10 trabajadores. Se incluye a inversiones en riego por goteo y ganadería, a lo que el Fondo asignó hasta 600 millones. En ese caso, se puede acceder a créditos de entre $35 mil y $150 mil en seis años, con tres de gracia".

Ley de Empleabilidad, la otra apuesta

Es tal vez la otra norma fundamental que necesita la gestión Suarez para avanzar con su apuesta a la reactivación. La Ley de Empleabilidad enuncia un norte claro: poder capacitar hasta 10 mil mendocinos de entre 18 y 55 años para entrar o reinsertarse en el mundo laboral, en medio de suspensiones y un desempleo galopante agudizado por la pandemia del Covid-19.

Se calcula que cada un de ellos reciba, durante la capacitación necesaria, $7.000 por mes durante un cuatrimestre. Resta definir cuánto aportará el Gobierno y cuánto las empresas que participen.

Con todo, la duda acerca de esta apuesta a la reactivación asoma por la disponibilidad de recursos necesarios para una Mendoza que, si bien cuenta para esto con el Fondo de Transformación, se debate entre la renegociación de su deuda, el diferimiento del pago de aguinaldo, la asistencia del Gobierno nacional y el descubierto que mantenga activo el Banco Nación, agente financiero provincial. Y con el que el propio gobernador Suárez anticipó que "en los seis meses que quedan negociaremos las condiciones del acuerdo que vence en 2021".

Como anticipándose, el mandatario advirtió que  "los estímulos públicos para el salvataje económico son limitados en este momento. Pero en este caso no es dinero que se vuelque en su totalidad ahora, sino con el tiempo. Además, dependerá de las inversiones que se hagan".


Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario