Tendencia

Celulares y TVs en falta: las cadenas en Mendoza demoran hasta 30 días la entrega

Por Miguel Ángel Flores

"Compré un televisor la semana pasada por la tienda online, que supuestamente iban a entregarme el viernes. Vine y me dijeron que el camión no había llegado por lo del coronavirus. Espero tener suerte ahora". El relato de Gabriel, uno de los que espera para entrar en una de las sucursales céntricas de Frávega, bien puede ser el de muchos mendocinos que compraron un electrodoméstico en alguna de cadena de retail de Mendoza y aún no pueden tenerlo en sus manos, parte de una tendencia que se evidencia en celulares, TV, tablets y notebooks e implica demoras de hasta 30 días en las entregas.

Locales con escaso stock de productos a la vista y también en depósito es una postal indisimulable en la provincia por estos días, y que según los responsables de los negocios es producto de las restricciones a la circulación de camiones desde los centros de distribución en Buenos Aires. Eso se traduce en medidas forzadas: por caso, en algunas sucursales ya empezó a limitarse la comercialización de smartphones a un precio mínimo y sólo por encargo.

Foto: Cristian Lozano

En Musimundo el escenario es semidesértico: mostradores sin celulares, grandes espacios en las góndolas de smartTV y pocas opciones en equipos de sonido y notebooks. Si bien evita dar detalles y mayores explicaciones, según uno de los responsables del local, parte de los 12 que la cadena tiene en Mendoza  "lo que se repone sale rápidamente".

A pocas cuadras, Garbarino confirma el cuadro con faltantes en el mismo tipo de productos, aunque el gerente evita dar respuestas y explicaciones ante la consulta de Sitio Andino. "Estamos trabajando, pero tengo que pedir autorización", se justifica, en medio del proceso de transición tras la venta de la cadena que acumulaba un abultado pasivo de $12 mil millones, a Carlos Rosales, de Grupo Prof y dirigente del club San Lorenzo de Almagro, que involucra a las 5 bocas de Mendoza.

Foto: Cristian Lozano

Virus ¿mata compra?

En Frávega, donde el faltante de stock llega al 40%, parte del personal atiende quejas mientras el responsable del local coordina la descarga del camión que debería haber llegado desde Buenos Aires el miércoles 17. "Comprar por marketplace es una cosa y en tienda física es otra: el problema es que en la página dice entrega inmediata pero no se aclara lo de la notificación de entrega por mail. Además, en imagen, como también celulares e informática estamos más limitados aún por las restricciones a la importación", argumenta uno de los responsables.

Al "delay" en la distribución le ponen números. De 3 camiones esperados sólo arribó 1 a la sucursal. "Los otros dos están demorados entre la fase 1 de la cuarentena en CABA y en tránsito entre las provincias, donde para colmo las reglas para circular cambian de una a otra. Y encima al llegar al Arco Desagüadero hay que sumar otras cuatro horas más", añade.

Foto: Cristian Lozano

Sin embargo, la pandemia y sus restricciones no sabe de fechas y viceversa. Así lo atestiguan los propios clientes, fastidiosos, que se apuraron a comprar por internet hasta un par de semanas antes el regalo del Día del Padre y aún no se hicieron del producto. Como Teresa, que no disimula su enojo: "en pocos días llega el resumen con la primera cuota y el envío todavía está en veremos. No sé porqué lo ofrecen en la página si no van a cumplir; de todos modos, si me siguen dando vueltas directamente pediré anular la compra y que me devuelvan la plata ".  


Te Puede Interesar