entrevista
José Zuccardi, al frente de Coviar: "El desafío es consensuar entre las cámaras"
Viernes, 14 de febrero de 2020

Luego de una tensa interna entre entidades, finalmente el bodeguero José Zuccardi se convirtió en el flamante presidente de Coviar (Corporación Vitivinícola Argentina), a la que conducirá por los próximos 3 años. El empresario, actual número 1 de la UVA (Unión Vitivinícola Argentina) y miembro de Wines Of Argentina, el ente promotor de las exportaciones de vino,  dialogó con Sitio Andino acerca de las prioridades y objetivos de su gestión, que asumirá formalmente el próximo sábado 7 de marzo como anfitrión del Desayuno que habitualmente organiza la corporación en Vendimia.

"La tarea de Coviar es seguir con la implementación del Pevi, en un año donde debemos redefinir un nuevo plan estratégico entre 2021 y 2030. El desafío es consensuar entre las cámaras los objetivos en vistas de su cumplimiento. Es clave en una época con una macro compleja que afecta mucho a la vitivinicultura, que al mismo tiempo tiene un futuro y capacidad de inserción mundial si se alinea la economía. Nunca estuvimos más preparados para abordar el mundo y a un mercado argentino que por primera vez en 40 años creció", diagnosticó Zuccardi a este medio.

En medio de las críticas cosechadas de una parte del sector político y una nueva embestida de Bodegas de Argentina, Zuccardi fue la figura del consenso que deberá intentar cerrar una grieta en la estructura de Coviar.  Es que a pocas semanas de los festejos de Vendimia, y con el protagonismo dentro de la agenda político-económica ganado por la Corporación, la elección del nuevo presidente había dividido las aguas nuevamente con la cámara que representa a las bodegas exportadoras.  

"Búsqueda de consenso", es, al respecto, la frase más empleada por el flamante presidente.

-¿Cómo piensa saldar esa grieta con Bodegas de Argentina, con su peso específico dentro de Coviar?

-"Las posiciones de cada uno corren por cuenta de cada uno. La dirigencia debe reflexionar, para que la vitivinicultura crezca todos los jugadores deben estar incluídos. No hay jugadores de primera ni de segunda, sino de distintos sectores representados. Como presidente voy a integrar los ámbitos, pero si cada uno se sienta a la mesa o no corre por cuenta de cada uno. 

En Argentina no debe haber grieta, y para eso es muy importante la articulación público-privada. Más allá de lo que me toque hacer como presidente, no hay otra forma de generar consenso que sentarse a la mesa sin ir contra los objetivos de la vitivinicultura, una industria que es muy diversa, que es justamente lo que buscan quienes consumen vino: diversidad, diferentes historias. 

-Se viene el Desayuno ¿Cuáles prevé que sean los ejes a la hora de los planteos al Gobierno? 

-El Desayuno siempre fue una rendición de cuentas, y se va a hacer como corresponde. Para adelante, será muy bueno poder escuchar la visión de los nuevos Gobiernos, ante el cambio a nivel  nacional es importante saber cuál es la visión sobre la vitivinicultura. Vivimos un momento delicado que requiere una articulación importante. Por caso, con tasas de interés de más del 80% a nadie escapa que no se puede trabajar, y muestra a las claras un problema macro a resolver, para pasar de una economía de especulación a una productiva.

-¿Pero retenciones y una mejora de reintegros estarán en la agenda?

-Estamos contentos con que no nos aumentaron retenciones por ahora. Pero competimos con países que soportan y asisten a las exportaciones de sus productos. Necesitamos al menos equiparar condiciones con nuestros competidores para un producto con tanto valor agregado como el vino. Son temas que estamos tratando.

El porqué de la elección

En ese contexto, el cambio de rumbo político a nivel nacional también fue la lectura que hicieron los referente de la industria que ocupan un sillón en Coviar. Es que el ahora nuevo titular suele ponerse al frente de los reclamos y las gestiones ante los funcionarios provinciales y nacionales: fue el caso de la reforma impositiva de la cual "zafó" el vino en 2017. Y no son pocos los que recuerdan una anécdota: en medio de un vuelo a Buenos Aires que compartía en 2009 con la entonces presidenta Cristina Fernández, fue el bodeguero quien se acercó a su asiento a plantearle la necesidad de que el vino fuera declarada Bebida Nacional. Dicen que tiempo despues Cristina firmó el decreto que se convertiría en ley.  

El presidente electo es el histórico conductor de la UVA (Unión Vitivinícola Argentina), integrada por bodegas con peso en el mercado interno y también perfil exportador. Multipremiado a nivel internacional y elegido en 2018 como uno de los cinco Empresarios Pyme de la década por la Fundación Konex. El actual presidente de Coviar, Angel Leotta, será desde ahora su vice primero, acompañado por el sanrafaelino Pablo Asens,  presidente de la Federación de Cámaras Vitícolas. 

"Algunos están jugando a romper. No hay consenso", confiaban a última hora del jueves desde el seno de Coviar acerca de la indefinición que esa interna ya generaba en torno al sucesor del sanjuanino Angel Leotta como número 1 del directorio. Finalmente Zuccardi lo logró.   

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario