caso carina rodríguez

El perfil y cómo cayó el cuarto sospechoso del crimen de la verdulera en San Martín

El sospechoso tenía pedido de captura por el fiscal Martín Scattareggi y cayó este martes frente al hospital Perrupato. Se suma a David Fabian Bravo Chaile (36), Genaro Lucero Videla (42) y Genaro Lucero Jofré (23), los otros tres acusados que tiene la causa.

Carina Rodríguez, la víctima fatal. 

Fue clave la declaración de dos testigos protegidos, para la captura del cuarto acusado. Estos, quienes conocerían a los sospechosos, contaron detalles del atraco fatal.

Explicaron que el 21 de noviembre, los cuatro sospechosos salieron en un Peugeot 307 gris, propiedad de la madre de Bravo Chaile, "para ir a asaltar algunos negocios"

En la mira estaban comercios ubicados en las afueras de San Martín, pero en el camino decidieron cambiar y asaltar una panificadora.

Luego, como no pudieron concretar ese atraco, decidieron robar en la verdulería, "porque lo vieron fácil", tal como declaró uno de esos testigos en la causa penal.

Lo cierto es que esas personas identificaron con nombres a los cuatro sospechosos. Cuando lo hicieron, tres de ellos ya habían sido detenidos, por lo que este martes la policía concretó la captura de Bravo Coros.

El individuo será imputado en breve y posiblemente sea sometido a una rueda de reconocimiento. Es que para algunos testigos, Bravo fue uno de los tres sujetos que irrumpió en la verdulería, pero hay versiones que indican lo contrario.

El acusado es conocido para los policías. Ya fue condenado por un encubrimiento en diciembre del 2014 y por un robo agravado en poblado y en banda, agravado por la participación de un menor, hecho ocurrido en octubre del mismo año.

Lucero Videla y Bravo Chaile, otros dos de los detenidos. 

En su lista de antecedentes penales también figura un robo agravado en poblado y en banda ocurrido en julio del 2014 en Ciudad, una denuncia por amenazas coactivas en agosto del 2013 y un hurto en tentativa de noviembre del mismo año. En estas últimas dos causas logró el sobreseimiento.

Las pruebas en el expediente

Por el momento, la declaración de los testigos protegidos es suficiente para sostener la detención de Bravo Coros pero la fiscalía espera que, posiblemente, sus huellas aparezcan en el auto utilizado para el asalto o bien en la verdulería. Esos informes llegarán en breve a las manos del fiscal.

Mientras tanto, el resto de los testigos presenciales ya identificaron a Bravo Chaile como partícipe del crimen. A este individuo también le hallaron pólvora en su ropa, a menos de una hora del hecho.

El auto que usaron los ladrones. Las pericias, que aún no llegan, serán clave en la causa.

Sobre los otros dos sospechosos hay declaraciones que los ubican en el crimen. En tanto que los dos testigos protegidos también los nombraron como partícipes del asesinato.

De estos dos, el caso de Lucero Jofré es más complicado, pues la hija de la víctima fatal, quien presenció el ataque, lo identificó en la rueda de reconocimiento.

La menor explicó con detalles cómo ocurrió el asalto y ubicó a cada uno de los tres primeros sospechosos en la escena del crimen. En ese sentido, contó quién atacó a su madre, quién robó la balanza y quién hacía de campana en la puerta del negocio.

Con la detención de Bravo Coros, el fiscal tendría a todos los autores del homicidio y ahora encarará la producción de pruebas para pedir la prisión preventiva de cada uno de ellos. Si el juez acepta, la causa se encaminará hacia el esclarecimiento del hecho. 

Te Puede Interesar