Tratado de libre comercio

Acuerdo Mercosur - UE: estos son los detalles y la letra chica

Por Sección Economía

La Unión Europea dio a conocer hoy el texto del acuerdo firmado con el Mercosur en un documento que consta de 17 puntos al que accedió Télam y donde se indica que "el Mercosur va a remover restricciones arancelarias completamente en el 91% de sus importaciones desde la Unión Europea en una transición de 10 años para la mayoría de los productos".

También se indica que en el caso de los productos "más sensibles" del Mercosur este plazo se extenderá a 15 años.

Asimismo, la Unión Europea se compromete a liberar las restricciones para "el 92% de sus importaciones desde el Mercosur en un período de transición de 10 años".

En el apartado de "acceso al mercado para bienes industriales" se señala que "la Unión Europea eliminara aranceles en el 100% de los bienes industriales en un período de 10 años, mientras el Mercosur eliminará por completo aranceles en sectores clave como autos, autopartes, maquinarias, químicos y productos farmacéuticos".

El acuerdo Mercosur - UE en tres claves fundamentales 

Respecto de los vehículos de pasajeros, el acuerdo establece que el Mercosur eliminará restricciones luego de 15 años, con un período de gracia de siete años que estará acompañado por una "cuota transicional de 50.000 unidades".

Los productos cuyo arancel estarán en 0% a la entrada en vigor del acuerdo son harina de soja y poroto de soja, aceites para uso industrial (soja, girasol, maíz), despojos comestibles de especie bovina, porcina y ovina, otros productos de origen animal (menudencias, grasas, semen bovino), manzanas, peras, duraznos, cerezas y ciruelas, legumbres, frutos secos y pasas de uvas, uvas de mesa, maní, infusiones, y productos de pesca como merluza, vieiras y calamares.

Otra serie de productos entran en la denominada "canasta de desgravación" de 4 a 10 años como langostinos y conservas de pescado, hortalizas, frutas cítricas, frutas finas, harina de maíz, almidón y arroz partido, entre otros.

Para otra serie de productos se establecen cuotas, a saber:

Vino hasta 5 litros: desgravación lineal en 8 años: líneas arancelarias 22042100; 22042911.

Vinos Espumantes: precio de entrada 8 dólares por litro por 12 años, y liberalización a partir del año 12 (línea arancelaria 1222041090).

Arroz: Cuota de 60.000 toneladas arancel 0%, sin cambio en las condiciones, sin segmentación, implementación en 6 años.

Respecto de la carne bovina, la Cuota Hilton (29.500 toneladas) tendrá arancel 0% a la entrada en vigor del acuerdo.

Asimismo, la UE ofrece una nueva cuota 99.000 toneladas CWE, 55% refrigerada y 45% congelada, arancel intracuota 7,5% (EIF), y un esquema gradual a cinco años.

Respecto de la carne aviar, habrá 180.000 toneladas con arancel 0% a la entrada en vigor del acuerdo (EIF); segmentación "50% deshuesada" y "50% otros" y el mismo esquema de liberación gradual a cinco años.

La miel tendrá 45.000 toneladas con arancel 0% a la entrada en vigor del acuerdo (EIF) y luego una liberación en cinco años.

Respecto del azúcar, 180.000 toneladas podrán ser comercializadas dentro de la cuota OMC (CXL cuota) con arancel 0% al momento de la entrada en vigor del acuerdo.

Sobre el etanol, habrá 450.000 toneladas para usos químicos con arancel 0% al momento de entrada del acuerdo y una liberación gradual en cinco años.

Denominación del Origen

La Unión Europea dio a conocer hoy el texto del acuerdo firmado el viernes pasado con el Mercosur, en un documento al que accedió Télam, y en el que se fijan estrictos parámetros para la denominación de origen de los productos para que puedan beneficiarse con el levantamiento de las restricciones arancelarias.

El acuerdo, se explica, provee "reglas modernas de origen que facilitarán el flujo de comercio entre la Unión Europea y el Mercosur. Esto permitirá a los exportadores e importadores en ambos lados beneficiarse de las reducciones arancelarias".

La primera sección de estas reglas, nominada con la letra A, define los requerimientos para que un producto sea considerado auténticamente "de origen", hay normas específicas para productos derivados de la pesca y se limita con precisión cuáles productos son considerados "insuficientes" y por lo tanto no se les confiere la categoría de "productos de origen" susceptibles de ser incluidos en el acuerdo arancelario.

La segunda sección de estas reglas de "origen" de los productos hace alusión a que "los pedidos de tarifa preferencial deben basarse en una declaración por parte del exportador (con un período transicional de 5 años para el Mercosur), mientras que en la Unión Europea los exportadores deben registrarse en el sistema llamado Rex".

En cuanto a la verificación de las mercancías, se indica que "las autoridades aduaneras pueden requerir cooperación para obtener información a la parte exportadora".

Asimismo, se señala que "la verificación directa de autoridades aduaneras de la parte importadora a un exportador no está permitida".

"En la eventualidad de sospecha de irregularidades o fraude, las autoridades aduaneras de las partes deben proveerse mutuamente con asistencia administrativa", se explica.

La sección C de este apartado sobre normas de origen hace alusión a particularidades de productos de Andorra, San Marino, Ceuta y Melilla.

También se especifican las llamadas PSR (Reglas Específicas de Origen, por sus siglas en inglés), que aplican a sectores como autos, autopartes, maquinarias, productos químicos y textiles.

Automatización de procesos

La Unión Europea difundió hoy el texto del acuerdo firmado el viernes pasado con el Mercosur, un documento al que accedió Télam, y que en su capítulo aduanero considera que "el acuerdo es positivo para comerciantes de ambos lados en la medida en que va más allá de los acuerdos de la Organización Mundial de Comercio de 2017. Provee reglas mejoradas para procedimientos aduaneros y altos niveles de transparencia".

"Las reglas se revisarán de modo regular para estar a la altura del comercio y reducir la excesiva regulación", denominada "red tape" en la jerga de negocios.

"La Unión Europea y el Mercosur se comprometen a aplicar procedimientos modernos y cuando se pueda automáticos para una eficiente y expeditiva circulación de mercaderías", se indica en el texto firmado por ambos bloques.

"El texto consensuado -se establece- incluye previsiones para una máxima transparencia, consultar a los sectores involucrados antes de adoptar nuevas reglas, mejorar procedimientos y revisiones regulares de las reglas, garantizando el control".

Las partes son convocadas a desarrollar "iniciativas conjuntas" vinculadas a la asistencia técnica y medidas para proveer "servicios efectivos a sus comunidades de negocios".

Prácticas desleales

La Unión Europea difundió hoy el acuerdo firmado el viernes pasado con el Mercosur, en un documento al que accedió Télam, y en uno de sus apartados se hace alusión a "los problemas causados por prácticas injustas como dumping o subsidios o por un súbito incremento en el nivel de importaciones".

En este sentido se establece que habrá "cuidadas cláusulas de salvaguarda bilaterales" que aplicarán "tanto para los productos industriales como los agrícolas sujetos de tratamiento preferencial".

"Esto dará a las partes la posibilidad de tener alivio (económico) si ciertas condiciones son cumplidas, pero las reglas no pueden ser abusadas, ni las preferencias (arancelarias) removidas sin justificación debida", se establece en el texto rubricado por ambas partes.

"En términos concretos -se aclara- este capítulo consiste en dos partes: la primera cubre los elementos de la Organización Mundial del Comercio de defensa: anti-dumping, anti-subsidios y salvaguardas globales y la segunda parte cubre medidas de salvaguarda bilaterales".

También se indica que "de manera complementaria a los acuerdos en el marco de la Organización Mundial del Comercio se incluyen elementos adicionales, como una transparencia incrementada y consultas extras" entre las partes en caso de diferendos.

El texto también permite la posibilidad de "imponer aranceles más bajos que el margen de dumping o subsidio si esto es suficiente para remover el daño causado por las importaciones hechas bajo dumping o subsidiadas".

En tanto, la cláusula de salvaguarda bilateral provee una oportunidad "para remediar un daño causado por un inesperado o significativo incremento en importaciones preferenciales resultantes del acuerdo".

Esta última cláusula es limitada en el tiempo -18 años desde la entrada en vigencia- y permite la suspensión de preferencias arancelarias durante un período de hasta dos años, con una posible extensión de otros dos años. Fuente: Télam

Te Puede Interesar