Plan de paz regional

El plan de paz de Trump prevé inversiones por U$S50.000 millones en Palestina

Por Sección Internacionales

Estados Unidos reveló hoy que su plan de paz para Medio Oriente prevé atraer inversiones por 50.000 millones de dólares para el pueblo palestino e impulsar las economías de Egipto, Israel, Jordania y el Líbano.

El plan denominado "Paz para la Prosperidad" fue presentado a poco del inicio de una conferencia de dos días en Bahréin que se llevará a cabo desde el martes en medio de un gran escepticismo sobre su viabilidad y que cuenta con el rechazo total de los palestinos. El presidente palestino, Mahmoud Abbas, reiteró hoy su oposición a la propuesta y a la conferencia.

De esta forma, el consejero principal, yerno del presidente Donald Trump e ideólogo del plan, Jared Kushner, enfrenta grandes obstáculos en la construcción de apoyo para la iniciativa.

En concreto, el proyecto estadounidense no contempla los problemas políticos centrales que son clave para resolver la disputa, como las fronteras, el estado de la ciudad santa de Jerusalén, la seguridad de Israel y el destino de los refugiados palestinos.

El plan de Estados Unidos requiere una combinación de financiamiento público y privado y tiene la intención de crear al menos un millón de nuevos empleos para los palestinos.

El mismo contempla que los recursos se destinen en los próximos diez años mediante iniciativas dirigidas a la economía, las personas y al gobierno, según un documento difundido por la Casa Blanca en Twitter.

"Generaciones de palestinos han vivido bajo la adversidad y la pérdida, pero el siguiente capítulo puede definirse por la libertad y la dignidad", destacó la Casa Blanca en su mensaje, reproducido por las agencias de noticias EFE y DPA.

Además, presentó el plan como "el esfuerzo internacional más ambicioso para el pueblo palestino hasta la fecha".

"'Paz para la Prosperidad' es una visión para empoderar al pueblo palestino para construir una sociedad próspera y vibrante", se puede leer en el documento, que enfatiza en tres aspectos: "desatar el potencial económico", "empoderar al pueblo palestino" y "mejorar la gobernanza".

"Este plan también apoyará los pasos para mejorar la cooperación palestina con Egipto, Israel y Jordania", con el objetivo de reducir las barreras a la movilización de bienes y personas, reveló.

Al abordar las líneas para "empoderar al pueblo palestino", el plan propone mejorar la calidad del sistema educativo y asegurar las oportunidades de acceso a los palestinos, desarrollar la fuerza laboral, así como mejorar el sector sanitario y la calidad de vida.

Sin embargo, la no participación oficial de los dos protagonistas principales, Israel y los palestinos, y el escaso entusiasmo de la comunidad internacional, las dudas sobre la visión política del plan y la incertidumbre sobre un posible conflicto entre EEUU e Irán, hacen que las expectativas de éxito sean decididamente bajas, consideró hoy el diario The New York Times.

Los líderes palestinos, enojados por lo que ellos y sus partidarios ven como un indisimulado apoyo de EEUU hacia Israel, no participarán y convocaron manifestaciones masivas en su territorio y en la región contra la conferencia.

"El plan no puede aprobarse porque pone fin a la causa palestina", dijo hoy Mahmoud Abbas.

"No vamos a asistir a este taller, la razón es que la situación económica no debe ser discutida antes de una situación política, siempre que no haya una situación política, no tratamos ninguna situación económica", agregó Abbas citado por la agencia de noticias MAAN.

Desde que Trump asumió el cargo, reconoció a Jerusalén como la capital de Israel y a donde trasladó la embajada de los EE.UU, degradó el consulado dedicado a los asuntos palestinos, cerró la oficina palestina en Washington y recortó cientos de millones de dólares en asistencia a Cisjordania y la Franja de Gaza. Fuente: Télam y EFE

Te Puede Interesar