martes 27 sep 2022
Comercio exterior

Zona Franca: ¿cómo afecta a Mendoza el bloqueo de Aduanas?

Es por maniobras irregulares de triangulación y sobrefacturación de empresas vía Ezeiza. De ahí llega 15% de las importaciones que mueve Zona Franca Mendoza

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 31 de julio de 2022 - 13:08

Tras detectar maniobras irregulares de triangulación y sobrefacturación para acceder a divisas desde Ezeiza y hacia Zona Franca, la Dirección General de Aduanas (DGA) decidió bloquear preventivamente las operaciones con los complejos que registran importaciones en condiciones diferenciales. Una decisión que tendrá impacto en Zona Franca Mendoza, donde en lo que va del año se incrementó el número de empresas operadoras.

Aduanas tiene en la mira operaciones de mercadería importada por Ezeiza con destino Zona Franca. El dato es que los movimientos pasaron de u$s 360 millones en el primer semestre del 2021 a u$s 700 millones en el mismo período del 2022, y en ese contexto, la investigación se disparó el 23 de junio: fue cuando la DGA denunció sobrefacturación de máquinas para minar criptomonedas.

La maniobra consistía en importar los aparatos desde China pero facturarlos a través de una empresa extranjera con sede en el estado de Florida (USA) "a un valor irregular y superior al de mercado". Así, impidió el giro irregular de u$s 5 millones, ahora investigado en el Juzgado Penal Económico Nº 2.

En ese marco, se sospecha de empresas que simulan agregar valor a la mercadería de origen para luego exportarla pero solo buscan acceder al Mercado Único Libre de Cambios (MULC), es decir, dólares, y a beneficios impositivos. También hay registros de sobrefacturación para hacer un rulo con la brecha cambiaria.

Luego de esa investigación, la Aduana decidió bloquear de manera preventiva todas las solicitudes de tránsito de importación con el mismo circuito, es decir Ezeiza-Zona Franca. Lo hizo para realizar un análisis exhaustivo de cada operación e iniciar fiscalizaciones sistémicas a todas las empresas que operaron con esta modalidad en el período en cuestión.

"Un cambio radical"

¿Cómo y cuánto afecta la investigación y la medida adoptada por Aduanas a Mendoza? A priori bastante, dado que la Zona Franca Mendoza (ZFM), ubicada en Luján, viene de un crecimiento sostenido de flujo de mercaderías y también de radicación de empresas en el predio.

Según datos oficiales, en el último año Zona Franca Mendoza concentró movimiento de mercaderías por u$s 70 millones, y la mitad correspondió a importaciones. De ese monto, un 85% proviene del Puerto de Buenos Aires, y el restante 15% desde Ezeiza, justamente donde Aduanas puso la lupa para investigar irregularidades.

Aunque ya avanzado el jueves aún no había notificación oficial de la medida y en el predio la actividad era normal, las autoridades advierten que habrá un impacto. Sobre todo si, como anticipa Aduanas, empezará a aplicarse las SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones), una de las principales trabas de las que justamente estaban exceptuadas las Zonas Francas.

"La incorporación de mercadería con SIMI va a desvirtuar todo tal cual se venía trabajando, un cambio radical que nos va a ubicar sin diferencias con Puerto Seco o depósitos fiscales normales. Por ahora, si bien gran parte de la mercadería llega desde Chile o por el puerto, los clientes están expectantes", reconoció Verónica Maldonado, responsable de la Zona Franca mendocina.

En el contexto de la investigación, Aduanas configuró un universo de 50 empresas que concentran el 37% de las importaciones que, se presume, triangularon importaciones de un origen (China) facturadas en un tercer país (EEUU o Uruguay). El próximo paso es enfocarse sobre 399 operadores de menor tamaño pero que hicieron ingresos este año pero en 2021 no exteriorizaron mercadería. Tecnología, textil, neumáticos y motos están en la mira.

El tránsito y almacenaje en la ZFM corresponde, básicamente, a insumos industriales para vitivinicultura, minería y petróleo. Y, según Maldonado "aunque ingresan productos que se re-exportan, también maquinarias que se estockean y se nacionalizan para la venta. No tenemos máquinas para minar cripto ni autopartes, pero sí neumáticos".

En este sentido, la funcionaria admitió que desde que se disparó la crisis por el faltante de cubiertas para vehículos "los controles se hicieron más estrictos, sin irregularidades detectadas".

Los números de Zona Franca Mendoza muestran cuánto creció con el endurecimiento del cepo importador que el Gobierno nacional decidió para minimizar la sangría de dólares. Sólo en el primer trimestre el repunte fue del 41%.

"Hay empresas que trabajan hace muchos años, y también bastantes que se incorporaron recientemente y aún no traen mercadería. Por la estacionalidad hubo un bajón en el segundo y con el cierre del paso en julio no se ha recuperado, pero venimos creciendo sostenidamente desde el 2020", concluyó Maldonado.

Probables medidas

Con este escenario, la Aduana profundizó los controles sistémicos y coordina acciones conjuntas con el Banco Central y las áreas centrales de AFIP. Por ahora, las medidas previstas son dos:

1- Podría instrumentarse la inclusión en el documento aduanero de marcas A, B Y C, similares a las que tienen hoy quienes tramitan en el Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones (SIMI).

2- También apuntan a garantizar que la mercadería se encuentre efectivamente ingresada en Zona Franca antes de que el BCRA autorice el giro de divisas.

Lo dicho: para el Gobierno es parte del combo de medidas para contener la escasez de dólares, y, por el contrario, nutrir las reservas para priorizar la compra de energía e insumos para la producción. En este caso, con la detección de esas "ventanas" por donde algunos importadores buscan librarse del cepo.

Te Puede Interesar