lunes 21 nov 2022
Inversiones

Vinos y autos: los negocios que "aterrizan" en el Aeropuerto

Un wine bar de afamado enólogo y una cadena de lubricentros planean abrir entre fin de año y entrado el 2023 en el aeropuerto de Mendoza. Apuesta a servicios.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 27 de septiembre de 2022 - 07:15

La fantasmagórica imagen de un aeropuerto cerrado que dejó la pandemia en Mendoza cada día parece sólo una pesadilla de las más olvidables. Actualmente, la aeroestación Francisco Gabrielli (muchos no se resignan a dejar de llamarla El Plumerillo) está casi a pleno y apuesta por sumar servicios con sendas inversiones: de hecho, se prepara para, entre fines del 2022 y entrado el 2023, el desembarco de 2 grandes marcas.

En ambos casos no se trata sólo de decidir la inversión con el aval del concesionario, Aeropuertos Argentina 2000. Todo lo relativo al aeropuerto de Mendoza requiere una serie de autorizaciones de organismos oficiales que vuelven muy burocrática concretarla, y, de hecho, sólo con el aval del Orsna (Organo Regulador del Sistema Nacional de Aeropuertos) y Anac (Administración Nacional de Aviación Civil) pueden avanzar.

Una está relacionada con la asistencia mecánica y mantenimiento de vehículos. Tras largos meses de trámites, la reconocida cadena Prolube y un local novedoso del reconocido enólogo Alejandro Vigil tienen el contador en marcha para la apertura. Aunque uno "aterrizará" antes que el otro, las inauguraciones tienen en la mira las vacaciones de verano y el atractivo turístico que genera la Fiesta de la Vendimia.

Según datos de AA 2000, concesionario de 35 terminales aéreas en el país, el principal aeropuerto de Mendoza tiene un flujo del 65/70% del que registraba al momento del ASPO que impuso la pandemia de Covid-19. Y luego de una serie de refacciones entre 2020 y 2021 para modernizar el complejo, se viene una segunda renovación de la mano de las nuevas firmas que operarán allí.

"En el caso del restaurante faltan cuestiones a definir en cuanto a la disponibilidad de equipamiento que dependen de la importación, pero la intención es tener todo listo para fin de año. En el otro caso el avance es un poco más lento", anticipó Sergio Rinaldo, gerente regional zona Oeste de AA 2000, a Sitio Andino, sobre los desembarcos que de la mano del concesionario, apuntan a replicarse en otros aeropuertos del país.

Maridaje top para turistas

Una vez habilitado, el futuro local de Alejandro Vigil se convertirá en el 2do local gastronómico que tenga el aeropuerto además de Food Patagonia, con el valor agregado de un nombre que pisa fuerte en el circuito gastronómico mendocino. Promete abrir en el primer piso antes de fin de año.

Pero en este caso no será ni Casa Vigil ni República, las marcas ya conocidas del llamado Universo homónimo, sino el estreno de Vigil Wine Club, un wine bar que prevé abrir desde la mañana en el área de pre-embarques para la venta de vinos a viajeros y ofrecer desayunos, como también tapas para almorzar y cenar con más de 1.100 etiquetas de todo el país.

"Habrá desde café hasta charcutería (fiambres y quesos), además de tapas y ensaladas dentro de la carta. Y una amplia variedad de vinos, desde productores muy pequeños hasta grandes bodegas, con la opción de consumir por copa de una selección o por botella a precios de vinoteca".

Así lo definió Maximilano Mastrángelo, gerente general de Universo Vigil. Para Mastrángelo, "es un concepto totalmente nuevo con el que llegamos al aeropuerto. Será un local con capacidad para unas 90 personas que pensamos abrir a mediados de noviembre y en el que vamos a darle trabajo a 20 jóvenes".

Si bien las refacciones y puesta a punto progresan a paso firme, quienes están involucrados en esa misión tuvieron que "recalcular" tiempos y espacio por un factor que por éstos días afecta (en mayor o menor medida) a todas las empresas: la importación de insumos.

No obstante, sin dar cifras de la inversión comprometida como parte de una negociación con AA 2000 lenta y silenciosa (comenzó en 2021), desde Universo Vigil ya proyectan el futuro. "La idea es replicarlo no solamente en aeropuertos de otras provincias, sino de Latinoamérica. Le tenemos fe, veremos cómo se comporta el mercado", aseguró Mastrángelo.

image.png
Bastará con subir al primer piso para degustar y comprar vinos en el wine bar antes de embarcar, desde noviembre

Bastará con subir al primer piso para degustar y comprar vinos en el wine bar antes de embarcar, desde noviembre

Más que un "lubricentro"

Todo un centro integral de servicios para vehículos. Así hay que imaginarse al nuevo eslabón que proyecta Prolube en el playón norte del predio del Aeropuerto Gabrielli. La cadena de lubricentros que se expande en distintos puntos de la provincia entre locales propios y franquicias es otra de las apuestas en plan de desembarco.

"Es un proceso engorroso pero estamos en la última etapa a partir de una elección de la gente de Aeropuertos, porque fuimos parte de una terna con otras dos empresas nacionales. Si todo va bien desde el inicio de la obra calculamos en unos 4 a 5 meses tener todo listo", contó Martín Lerdon, propietario de Prolube, que comprometió un presupuesto del orden de los u$d 230.000.

Si bien el fuerte es el mantenimiento programado de autos (el clásico cambio de aceite y filtros), la cadena ofrecerá también cambio de repuestos y otras autopartes. Y de acuerdo al empresario "no se apunta a captar sólo al pasajero o turista como clientes".

En ese sentido, el proyecto se apoya en captar a distintos públicos, incluso al personal que trabaja en el aeropuerto, y los vehículos en alquiler para turistas, sin contar remises y plataformas como Cabify y Uber.

"Se trata de un formato innovador, que invita al viajero a que vaya en su vehículo, lo deje en el lugar y aproveche el tiempo de ausencia para hacerle todo el mantenimiento necesario y encontrarlo a la vuelta en condiciones. Además, hay 6 empresas de "rental" con un parque automotor de entre 600 y 700 unidades bastante nuevo pero que andan mucho, y unos 400 empleados en el aeorpuerto", detalló Lerdon.

En términos similares a los firmados por Vigil, los responsables de Prolube acordaron con AA2000, en función de los resultados comerciales de la primera etapa, abrir otros centros de asistencia "en al menos los otros 4 aeropuertos más importantes del país", como Aeroparque, Córdoba, Tucumán y Salta .

Al respecto, Lerdon se entusiasma con la respuesta de la potencial demanda de ese tipo de servicio para una puesta en marcha del complejo a mediados del 2023. Y sentencia: "Lo que funciona en Mendoza por lo general funciona en el resto del país. El público mendocino es muy particular, y un termómetro real".

Te Puede Interesar