miércoles 28 sep 2022
Ajuste

Subsidios energéticos: ¿cuántos los mantendrán en Mendoza?

El tope de 400 kw mensuales alcanza a buena parte de los usuarios con subsidios. Pagarán tarifa plena por el consumo excedente.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 8 de agosto de 2022 - 06:49

Avanzado el trámite de inscripción en el RASE (Registro de Acceso a los Subsidios Energéticos), se acercan las definiciones acerca de la segmentación, incluso con el tope de consumo de 400 kilovatios que introdujo el nuevo ministro Sergio Massa como parámetro que definirá la quita o no del beneficio a los usuarios, y cuánto. Las precisiones sobre la magnitud del recorte ya permiten proyectar su alcance en Mendoza para más de medio millón de cuentas.

En el caso de la electricidad, seguirá vigente la tarifa social con subsidio pleno hasta consumos de 400 kilovatios mensuales. Por encima de ese tope, comenzarán a pagar la tarifa plena solo por consumos incrementales: por ejemplo, si se consumen 500 kWh se paga tarifa plena solo por los 100 kWh de más. “Superar el tope del consumo no hace caer la base del subsidio”, aclararon fuentes oficiales.

De acuerdo a los registros del EPRE (Ente Provincial Regulador Eléctrico), entre los 550.000 usuarios residenciales (hogares o cuentas con suministros, un 85% del total) que hay en Mendoza, una familia tipo (padre, madre y 2 niños en edad escolar) consume 450 kw bimestrales en promedio. Así, el pago de la tarifa sin subsidiar alcanzaría a los 50 kw excedentes.

Pero, según las categorías de usuarios, la gran mayoría de los consumos se ubica en menos de 800 kw por bimestre, lo cual, más allá de las condiciones declaradas en el RASE, permite aproximar cuántos mantendrán el subsidio y qué cantidad lo perderá, total o parcialmente.

Representan un 86% del total de residenciales, o 9 de cada 10 con servicio habilitado. Esto significa que, por demandar hasta 400 kw mensuales, al menos 473 mil usuarios estarían en condiciones de conservar los subsidios . Claro que resta dilucidar en qué proporción, una vez traspasado el filtro de la inscripción, y de acuerdo al nivel de ingresos al que correspondan según el registro oficial.

image.png
Resta saber cuál será el impacto en las próximas facturas de los más de 500 mil usuarios mendocinos

Resta saber cuál será el impacto en las próximas facturas de los más de 500 mil usuarios mendocinos

Cabe recordar que el llenado del formulario, en función del cruce de bases de datos de Anses, Afip y las distribuidoras o concesionarias del servicio, discrimina los hogares por nivel de ingresos y patrimonio. Así, están los ubicados en Nivel 1 de (menos de $104.216,80, una CBT según Indec, además de 1 vehículo y 1 inmueble) y los Nivel 2 o de ingresos medios (Ingresos mensuales totales entre $104.216,80 y $364.758,80).

Por otra parte, ya se sabe que 4 millones de hogares, categorizados como Nivel 3 o de mayores ingresos ( $364.758,80 mensuales (3,5 canastas básicas) son parte del universo de usuarios excluído de los subsidios hasta ahora, por los mismos criterios. Gran parte ni siquiera gestionó una solicitud al respecto.

Qué pasó tras la suba del VAD

Si bien se extendió el plazo de inscripción en el RASE desde el 1 de agosto, entre los usuarios mendocinos la decisión de reducir el colchón de subsidios llega con algunas actualizaciones de tarifa que elevaron el piso de las facturas a pagar.

El último fue el ajuste del VAD (Valor Agregado de Distribución) del 8% promedio que, para el primer semestre del 2022, el Gobierno autorizó en mayo. Mientras tanto, quienes no cumplimentaron el trámite podrán llenar el formulario de inscripción, independientemente del número de DNI.

"Me llegó una factura de más de 7 mil, más del doble de lo que pagaba. Y eso que tengo una estufa eléctrica que apenas usé menos de una semana en lo que va del invierno, y sólo algunas horas", reseña Federico (38), que vive en Guaymallén y, como tantos otros en Mendoza, está a la expectativa del impacto que pueda tener el rediseño de los subsidios en las próximas boletas. El es uno de los usuarios que completó la solicitud durante los últimos días de julio.

Por su parte, y con un consumo facturado mucho menor (218 kw) por el tercer trimestre ($2.800) Gladys, vecina de Ciudad, admite que ha extremado el control del consumo. Y, con ironía, señala que el mandato es que "mientras todavía se pueda ver, no se prenden las luces".

Mientras tanto, desde el Epre insisten en las recomendaciones para hacer más eficiente el uso de los artefactos eléctricos en el hogar.

image.png

Ahora, las empresas distribuidoras están en pleno proceso de estudio de costos para sustentar otro ajuste del VAD por inflación, en este caso correspondiente al 2do semestre del año. Algo que entre fines del 2022 y comienzos del 2023, con la depuración de subsidios ya consumada, volverá a modificar los cuadros tarifarios para los usuarios de electricidad en Mendoza.

Te Puede Interesar