domingo 4 dic 2022
Finanzas

Sin 1.000 millones de la soja, BCRA compró dólares toda la semana

El Gobierno espera que se liquiden esos dólares. Se aseguró un préstamo de 1.000 millones pero la expectativa de una devaluación sigue.

20 de agosto de 2022 - 15:11

El Banco Central (BCRA) acumuló una racha de siete jornadas consecutivas de compras netas por cerca de US$ 150 millones en el mercado cambiario, mientras el Gobierno trabaja junto con los principales sectores exportadores y organismos internacionales para reforzar las reservas internacionales.

Y aunque relanzó el mecanismo para captar dólares de los exportadores de soja, a los que pretende "tentar" a que los liquiden por adelantado y así embolsar cerca de 1.000 millones, ese volúmen aún no ingresa a las arcas del Tesoro.

La medida ofrece a quienes adelanten exportaciones en operaciones de más de US$ 100 millones a traer esos dólares al país y a no liquidarlos por pesos en el plazo vigente actualmente (cinco días), sino que pueden dejarlos depositados por hasta 180 días en dólares en los bancos.

"Se estima a priori que el flujo de las próximas semanas podría implicar un monto cercano a mil millones de dólares, hasta tanto evaluar el ritmo de venta de los productores", señaló el presidente de la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina y del Centro Exportador de Cereales (Ciara-CEC), Gustavo Idigoras, una semana atrás.

Pero según los analistas, la expectativa (que el Gobierno no despeja del todo) de una devaluación, hace que quienes deben liquidar divisas por las exportaciones de granos mantengan la decisión en suspenso.

Dónde hay un dólar

Mientras tanto, el ministro Massa abrochó su primer préstamo con la CAF (Corporación Andina de Fomento). Esto, a la espera de que los dólares de la soja engrosen un poco las reservas del Central, le aseguran al menos u$d 740 millones, en principio destinados a distintos programas de inversión.

De ese total, el banco regional liquidará los primeros 400 millones la última semana de agosto. Pero, la mayor parte de esos fondos irán a la provincia de Buenos Aires.

El objetivo del Gobierno es reforzar con premura las reservas del BCRA que el viernes cerraron en u$d 37.063 millones, unos 5.640 millones por debajo del nivel con el que habían iniciado julio, afectadas por el pago de compromisos de deuda externa y la importación de bienes y servicios.

Entre los principales factores que afectaron la balanza comercial estuvo la importación de energía, que en julio alcanzó un récord de u$d 2.400 millones, de acuerdo con proyecciones del BCRA, que esperan una demanda por unos 600 millones menos en agosto.

Según el presidente del Central, Miguel Pesce, esperan que las importaciones de agosto queden por debajo de los u$d 1.800 millones y que septiembre sean del orden de los 900 millones, un nivel similar al que tuvieron en abril, y merme así la presión cambiaria. El Tesoro viene de canjear $ 2 billones en títulos que vencían en los próximos 90 días, y liberó así más del 80% de los compromisos de deuda en pesos a corto plazo

"A fin de agosto podemos terminar en una situación de empate o de recuperación parcial de reservas", anticipó días atrás el titular del BCRA.

Pero el fantasma de una devaluación no desaparece. El director de la consultora Analytica, Claudio Caprarulo señaló a Télam que eso pase (el mercado de futuros descuenta un salto devaluatorio para los próximos meses) hace que "esas medidas difícilmente alcancen un volumen suficiente para revertir las expectativas".

Los expertos suman factores, como reducir las compras de energía y más financiamiento externo (como el préstamo de la CAF) para "poder calmar la presión sobre el dólar algunos meses".

Por su parte, el director de la consultora Epyca, Martín Kalos, señaló que "uno de los puntos clave para la consistencia del programa de corto plazo que viene presentando el Gobierno es que dejen de perderse reservas, y si fuera que se logran acumular reservas, tanto mejor. Es indispensable para frenar la sensación de inminencia de una crisis, por ejemplo, a través de una devaluación".

Y aunque la solución a corto plazo es adelantar exportaciones, para Kalos el problema es que "no se están generando nuevas, lo cual lleva entonces a que tenga patas cortas".

Cabe recordar que, luego de los primeros anuncios de medidas económicas de Massa, como la promesa de no requerir más asistencia monetaria al Tesoro, el Central subió la tasa de interés (+17,5 puntos porcentuales en sólo un mes), para llevar calma al mercado cambiario y apuntalar la demanda de pesos en instrumentos del Tesoro.

Te Puede Interesar