En Mendoza

Qué piensan empresarios egresados de universidad pública del ajuste de Milei

Unos empresarios adhieren a la idea de "despolitizar" a la universidad. Otros defienden a la educación pública. La opinión de sobre el ajuste del presupuesto.

Por Miguel Ángel Flores

Si bien predomina la defensa cerrada de la educación pública como valor, el polémico ajuste del presupuesto que impulsa el Gobierno de Javier Milei sobre la universidad divide aguas en algunos sectores. Y el de empresarios y dirigentes gremiales no es la excepción, particularmente en Mendoza.

Es que mientras unos adhieren a la idea de que el Gobierno impulsa un recorte para "despolitizar" universidades nacionales, para otros es una "mala señal". En el medio, nociones acerca de si se trata de un ajuste eventual, o el indicio de una política de desfinanciamiento por parte de un Estado que busca "correrse" de su histórico rol en el campo educativo.

"Hay que defender a rajatabla a la educación pública porque ha formado a muchos argentinos y ha sido un valor distintivo de los profesionales del país. Pero desde el punto de vista del presupuesto y de fondos destinados, la universidad viene mal desde hace rato", analizó el empresario metalmecánico Julio Totero, dueño de SurTécnica y directivo de Asinmet (Asociación de Industriales Metalúrgicos de Mendoza), que se graduó en la carrera de Ingeniería de la Uncuyo.

"Sostener la educación y gestionar los recursos"

"Se asignan fondos de forma muy discrecional, y por eso se malgasta un montón de recursos", consideró el recientemente asumido vice de Impsa.

Para Totero, como varios de sus pares, la calidad de la educación en la universidad pública no está en discusión. Convencido, asegura que la controversia pasa por "enfrentamientos políticos entre los que defienden un modelo y el otro".

Asimismo, sugirió "plantear con seriedad cuál es el verdadero presupuesto que deben tener las universidades. En qué gastarlo y cómo optimizarlo, gestionar adecuadamente los recursos. Porque se despilfarra y no se aplica en lo que debería realmente usarse, como algunas investigaciones e infraestructura que no es necesaria".

"En definitiva, todos estamos preocupados sobre cuál será el futuro de la universidad pública. Pero hay que reestructurar el presupuesto universitario y sacar la ideología del medio", concluyó.

"El ajuste es una mala señal"

Por su parte, el presidente de la FEM (Federación Económica de Mendoza), Santiago Laugero, se mostró en disidencia con la decisión de desfinanciar a las universidades por parte del Gobierno nacional.

Caritas de Julio Totero / Mario Bustos Carra / Santiago Laugero
Los empresarios explicaron su postura sobre el ajuste de presupuesto que recae en la universidad pública

Los empresarios explicaron su postura sobre el ajuste de presupuesto que recae en la universidad pública

Según Laugero, egresado de la Facultad de Ciencias Económicas de la UNCuyo "necesitamos más talentos en Argentina, y para ello ampliar la base de dónde surgen los talentos. La universidad pública es fundamental para este objetivo".

Propietario de la constructora que lleva su nombre, productor vitivinícola y empresario hotelero, Laugero se mostró crítico de la postura de Javier Milei.

"Es mala señal la del Gobierno de sólo recortar sin un proyecto para mejorar la universidad y también para el desarrollo económico", enfatizó.

Al mismo tiempo, relativizó los argumentos oficiales. "No sé si el ajuste del presupuesto es para que los números cierren o para "desideologizar" o despolitizar la universidad. En todo caso no coincido con que esté tan politizada, porque existen casos aislados".

"En educación privada, lo que cuesta, vale"

También dio su opinión el productor y empresario olivícola Mario Bustos Carra, quien además está al frente de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo.

"A diferencia de lo que puede pasar en la UBA, la actividad política en los centros de estudiantes no ha deteriorado la calidad de la Universidad Nacional de Cuyo", expresó Bustos Carra, ex estudiante de Ciencias Políticas.

Sin embargo, más allá de valorar la capacidad de formación de la universidad pública, el empresario y directivo cuestionó la gratuidad de la educación para con los extranjeros "porque, como pasa con la salud pública, no hay reciprocidad en los países de donde vienen".

Con todo, trazó una línea con la educación privada.

"En la educación privada, lo que cuesta, vale. En la pública no es tan así: algunos alumnos aprovechan las ventajas que ofrece la universidad y otros no", aseveró Bustos Carra, antes de remarcar que, a su criterio, el discutido recorte del presupuesto "se trata de un ajuste eventual, para eliminar cargos políticos".

Te Puede Interesar