Tarifazo y crisis

Pymes contra las cuerdas por las facturas de electricidad

Con la última suba de la tarifa, las facturas se multiplican hasta por 3. Cuáles son los rubros más afectados. Las estrategias de supervivencia de las pymes.

Por Miguel Ángel Flores

Si bien ya afrontaban otras complicaciones, las pymes de Mendoza están en situación crítica. Es que a costos fijos como el alquiler y salarios se suma la disparada de tarifa eléctrica, al punto que las nuevas facturas por consumo las dejaron apenas por encima de la línea de flotación y forzándolas a un plan de superviviencia.

Es que en algunos casos los montos se duplicaron, y en otros más extremos llegan a ser de hasta 3 veces respecto a las primeras facturas del 2024. Y, entre un obligado ajuste de la estructura de costos para seguir adelante y una caída del nivel de actividad preocupante, el duro "tarifazo" que se hace sentir en distintas actividades, sumerge al futuro en incertidumbre.

"Estamos haciendo un seguimiento en distintos rubros. El impacto se siente sobre todo en comercios, que casi no tuvo ventas para Semana Santa, pero también en servicios e industriales", señaló Rubén Palau, presidente de Apyme en Mendoza.

Para Palau, "muchas facturas llegan a multiplicarse por 4 en los peores casos. Y si las pagan, no pueden seguir trabajando".

Un taller metalúrgico de Godoy Cruz, que según su responsable estaba "relativamente bien" en cuanto a ritmo de trabajo con un 60% de su capacidad instalada, atraviesa una situación muy compleja. La nueva factura de electricidad lo llevó a tomar una decisión drástica: recortar puestos de trabajo.

Horacio Rodríguez, dueño de la fábrica de pinturas Ikute, también experimentó el impacto del "tarifazo". Para el galpón en pleno parque industrial de Las Heras el salto fue notorio: después de afrontar una factura de $70 mil, la última de más de $200 mil, sacudió su presupuesto.

La firma veníar de vivir un "veranito" comercial en enero. Una suerte de colchón que sirvió para afrontar ese costo fijo, pero que no asegura el sustento en un contexto de nueva caída de las ventas.

Relevamiento: las mayores facturas por rubro

La FEM (Federación Económica de Mendoza) realizó su propio relevamiento del impacto del tarifazo, en base a información de las cámaras regionales asociadas a la entidad del incremento durante el último trimestre.

El relevamiento muestra algunos casos: para una bodega, significó pasar a pagar 163,63% más, una variación similar a la de un comercio pyme. En una pequeña metalmecánica o taller metalúrgico, la factura promedio fue 153,70% mayor.

"Se da en el peor momento, porque lo más grave que ocurre es la caída de la facturación de los negocios. Así, el peso relativo de los servicios en los costos crece y por lo tanto es muy negativo para las empresas, con lo cual hace falta mejorar las ventas porque cuando los ingresos crecen se hace más fácil de afrontar el costo de energía", dijo el director ejecutivo de la FEM, Juan Manuel Gispert.

Desde la entidad ya solicitaron una reunión urgente tanto con el intendente de la Ciudad, Ulpiano Suarez, y el Gobierno provincial. El pedido concreto: atender la situación que atraviesa el sector empresario en general "y en particular el rubro comercial, principalmente gastronomía y hotelería donde el impacto de las tarifas es más fuerte".

Para demostrarlo, desde la FEM rescatan lo que ha sido el impacto para un hotel, el máximo ponderado hasta ahora: con la nueva tarifa, la factura se incrementó 215%.

Cómo "pega" la nueva tarifa

Para otras pequeñas y medianas empresas el pretendido "sinceramiento" constante de la tarifa de servicios públicos por quita de subsidios significa una carga pesada si se suma el ítem alquiler. De hecho, no son pocas las que, ante el vencimiento de los contratos y la posibilidad de renovar por un monto exorbitante, no tienen más opción que dejar el local que ocupaban.

"Es muy difícil la situación para las pymes. A las facturas de electricidad multiplicada por dos o tres fuera de temporada, se agregan ahora la suba de la tarifa de gas. Todo hace un combo con los alquileres pos-pandemia, que están venciéndose y se hace complicado renovar", aportó Adrián Alín, titular de Cectiys (Cámara de Empresas Comerciales, Turismo y Servicios).

A su vez, Palau lo resumió así: "Si esto pasó en los primeros 100 días con la economía, no quiero pensar cuál será la situación en los próximos 180. Como se dice, "las pymes estamos en boca de todos, pero en manos de nadie". Para colmo, muchos lo soportan. Creo que hay un conservadurismo mendocino que, con el "a mi no me pasa", no permite ver la realidad. Hasta que les toca", resumió Palau.

En este contexto, los datos positivos que dio a conocer el Gobierno, como el 85% de ocupación hotelera durante el último finde XXL, para algunos referentes son "datos "blue", porque no se vio reflejado en consumo real salvo en quienes eligieron Potrerillos o San Rafael para pasarlo".

Te Puede Interesar