Pago extraordinario

Oficializan el bono de fin de año: qué dice el decreto

El Gobierno reglamentó el pago del bono a trabajadores que ganan hasta $185.859. Cómo deberán liquidarlo las empresas y qué pasa con lo acordado en paritarias.

Tras varias semanas de haberse instalado el tema y a una semana de que reconociera la decisión, el Gobierno emitió un decreto firmado por el presidente, Alberto Fernández, que oficializa el pago por única vez de un bono extraordinario de fin de año de $24.000 para trabajadores privados. ¿Quiénes y cuándo lo cobrarán?

El decreto presidencial 841 distingue dos parámetros para determinar el monto a percibir según lo que los asalariados ganan de bolsillo. Esto es, incluyendo conceptos remunerativos y no remunerativos y sin medio aguinaldo, las empresas deberán abonarlo durante diciembre.

"El monto de la asignación no remunerativa será equivalente a $24.000 para trabajadores y trabajadoras que perciben salarios netos correspondientes al devengado en el mes de diciembre de 2022, menores o iguales a $161.859", dice el decreto suscripto por Fernández con fecha sábado 17 de diciembre y que entra en vigencia hoy.

Pero, además, segmenta a quienes cobran un neto mensual superior a $161.859 en diciembre, en cuyo caso el bono es la "diferencia entre $185.859 y los salarios netos superiores a $161.859".

Claro que hasta aquí hablamos de salarios por una jornada laboral de 8 horas como lo fija la ley. ¿Cuál es la situación para quienes trabajan con otra carga horaria?.

"Cuando la prestación de servicios del trabajador o de la trabajadora fuere inferior a la jornada legal o convencional, los montos mencionados serán expresados en forma proporcional a la jornada trabajada", reza la medida.

Qué pasa con lo acordado en paritarias

Desde que se anunció hasta la publicación del decreto reglamentario, mucho se especuló acerca de la discusión en paritarias salariales de pagos extraordinarios o bonos de fin de año. En la mayoría de los convenios colectivos de trabajo, sumas no remunerativas a abonar por única vez como refuerzo para el bolsillo de los trabajadores.

Al respecto, la decisión del Gobierno nacional es que la liquidación del bono (que tiene el mismo carácter) "podrá ser absorbida hasta la concurrencia en caso de haberse acordado o estuviese previsto en los respectivos Convenios Colectivos de Trabajo el pago de asignaciones no remunerativas por única vez o beneficios equivalentes entre noviembre de 2022 y enero de 2023 ”.

Pymes y casas particulares

También quedó oficializada una suerte de flexibilización para las micro, pequeñas y medianas empresas a la hora de pagar el bono.

Siempre que cuenten con el certificado que lo acredite, las mipymes podrán "reducir los anticipos del Impuesto a las Ganancias en un importe equivalente al 50 % del monto total abonado" en concepto de asignación no remunerativa o bono. Y diferir su pago para el ejercicio del año 2023, de acuerdo con los términos y condiciones que establezca Afip.

En el caso de los empleadores incluídos en el llamado “Régimen de Contrato de Trabajo para el Personal de Casas Particulares” se aplica una figura similar. El importe equivalente al bono "integra la contraprestación por los servicios prestados, resultando deducible del Impuesto a las Ganancias", también de acuerdo a las condiciones dispuestas por Afip.

Ahora bien ¿cuál es la situación de quienes ya pagaron el bono de fin de año?.

Si el empleador o empleadora no está alcanzado por la posibilidad de deducir la suma de Ganancias, "podrá solicitar el reintegro de hasta 50% de lo abonado por este concepto", siempre en función de lo determinado por el ente recaudador federal.

Te Puede Interesar