martes 27 sep 2022
Política energética

Gas: qué hay que saber del recorte de subsidios en Mendoza

Cómo se va a aplicar la segmentación de subsidios de entre 30% y 100% a unos 400 mil usuarios mendocinos. La mayoría consume más de 900 m3 de gas anuales.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 18 de agosto de 2022 - 10:25

Para unos 407 milusuarios de gas natural en Mendoza, setiembre será un mes clave en lo que a mantener o no los subsidios a la tarifa se refiere. Lanzado el esquema de segmentación por el Gobierno nacional con la premisa de ahorrar unos $45 mil millones hasta fin de año, el Enargas (Ente Nacional Regulador del Gas) y Distribuidora de Gas Cuyana (Ecogas), esperan precisiones sobre cómo se va a aplicar un programa que terminará en enero del 2023.

Por lo pronto, se sabe que la subvención seguirá para el equivalente al 70% del consumo promedio (407 m3 mes según el cálculo oficial) en hogares de ingresos medios de Mendoza. Para entender el impacto de la segmentación, un indicador clave es repasar los parámetros de demanda en volúmen de m3 de gas por los que se diferencian las 7 categorías residenciales, entre la R-1 (hasta 900 m3 anuales) y la R 3-4 (más de 2.200 m3/año).

De acuerdo a los datos del Enargas, la mitad de los inscriptos en el RASE (Registro de Acceso a los Subsidios Energéticos) quedaron en el Nivel 2, que reconoce a los hogares de menores ingresos y mantienen el 100% de los subsidios, uno de los tres filtros usados por la Secretaría de Energía para recortar los subsidios.

"Si bien a nivel oficial se dijo que comienza en setiembre, esperamos información oficial sobre cómo y cuándo se instrumentará para poder avanzar. Eso incluye cuántos usuarios mantienen la Tarifa Social y aplicar el 50% de descuento que tiene Mendoza dentro del régimen de Zona Fría", señaló por su parte Juan Manuel García, de Ecogas, que concentra en la región un 7% del total de la población servida del país.

Hasta el miércoles, había trascendido que "provisoriamente se incluirán beneficiarios de la tarifa social". Esto, supeditado a la obligación de "inscribirse declarando al grupo familiar para mantener el nivel Nivel 2".

De los otros niveles, 4,7% quedó incluído en el 1 (mayor capacidad de pago, por superar ingresos de $360 mil mensuales o más de 3,5 Canastas Básicas) y por lo tanto a enero del 2023 empezará a pagar facturas con tarifa plena. Mientras que, en el mismo lapso, el nivel 3 (la mayoría de los usuarios considerados clase media, un 45% de los inscriptos) resignará un 30%, o sea, conservará 70% del subsidio actual.

En números: cómo se calcula

Algunos datos permiten configurar el alcance de la nueva política tarifaria. Por caso, en lo relativo al consumo por categorías, para entender en principio su incidencia. Una incidencia que parte de un dato: después de crecer sostenidamente desde 2020, a mayo de este año la variación del precio del gas ya duplicó a la de los salarios.

En ese contexto, la mayoría de los usuarios mendocinos se concentran entre las categorías residenciales R2-3 (justamente la que tomó la Secretaría de Energía para proyectar cómo impactará el recorte, sobre un subsidio actual equivalente a 911 m3) y R2-1.

Ambas concentran un 70% de los 406.581 clientes que tiene Cuyana en la provincia, que consumen entre 901 m3 y 1.400 m3 de gas al año.

Sin embargo, el registro oficial toma consumos promedio para aplicar la quita de subsidios. Por caso, hasta 500 m3 para la R 2-1, con lo cual cualquiera de los usuarios en esa categoría seguirá subsidiado por el equivalente a 350 m3, frente a los 666 actuales. En un cuadro comparativo por regiones geográficas elaborado por el Enargas se observa que un R2-3 oscila entre 37 y 43 m3 de gas en época "de baja" (verano). Pero le asigna picos de hasta 247 m3 en junio-julio.

No obstante, según García, "resta cruzar distintas variables, como la zona, el nivel al que corresponde cada usuario por ingresos, el excedente de consumo si lo hubiera, y el valor del m3 de gas. Esto más allá del costo PIST (punto de ingreso al sistema de transporte o boca de pozo, que subió en junio), que es un componente del precio final al usuario" (representa y representa 18,5% en cada factura).

Por lo pronto, el cálculo a priori arroja que, para un hogar del Nivel 1 que pagó una factura de $1650 en junio último deberá afrontar, con 0 subsidio, casi 90% más en enero proximo. Para otro del Nivel 3, con el mismo monto, implicará un incremento del 40%.

Al respecto, el análisis de la Secretaría de Energía apunta que "la cantidad de gas demandada por los hogares no se encuentra relacionada con el nivel de ingresos y se vincula directamente con condiciones climáticas, cantidad de participantes del hogar, características constructivas de la vivienda y la eficiencia de los equipos domésticos".

Te Puede Interesar