Desafíos

Cornejo: cuál es su plan económico para estos 4 años

Matriz productiva, servicios, impuestos, inversiones, empleo. El gobernador electo Alfredo Cornejo adelanta ejes de gestión para la economía de Mendoza.

Por Miguel Ángel Flores

¿En qué piensa cuando hablamos de diversificar la matriz productiva? ¿Incluye la tan cuestionada minería? ¿Cuál es su plan para recuperar el nivel de actividad económica de Mendoza, y por lógica el empleo?. Si tocara otra situación límite como fue la pandemia ¿qué medidas tomaría?. Qué tiene en la cabeza el electo gobernador Alfredo Cornejo, con el antecedente de su mandato anterior y los desafíos que debe afrontar y hereda para la economía del actual mandatario Rodolfo Suarez.

Entre esas preguntas, y algunas otras, está mucho de lo que los mendocinos quieren saber del plan de Cornejo para sus próximos 4 años en materia de economía. Fue parte de esta charla con quien asumirá el próximo 9 de diciembre al frente del Ejecutivo provincial luego de ganar las elecciones 2023, durante la cual aseguró que dará continuidad a lo que cree fueron logros de la gestión de Rodolfo Suarez, pero también admite que se necesita mejorar.

-Con una historia conflictiva detrás, y luego de lo que pasó con el intento de reforma de la ley 7722 ¿qué pasará con la minería en Mendoza?

No podríamos decirle que no de ninguna manera a la minería porque es una industria lícita. De hecho, tenemos esperanza en los proyectos en exploración (como Hierro Indio). Primero está Potasio, aprobado casi por unanimidad, sin resistencias de ningún tipo, y esperamos que arranque en enero del 2024 con la contratación de las primeras 60 personas y no pudo avanzar por falta de inversión suficiente. Así Argentina va a pasar de importar potasio a exportarlo, sobre todo a Brasil, de donde es uno de los concesionarios, con lo cual hay garantía de que se ejecute.

Hierro Indio se aprobó cuando fui gobernador. Hoy también el país está importando hierro que necesitamos, y nos viene muy bien para autoabastecernos. También está el de cobre de Cerro Amarillo. Todos son en Malargüe, donde hay licencia social, la gente quiere la minería y no la rechaza. Después hay un polémica estéril con el resto, ya que no se va a hacer minería en zonas donde hay reservas naturales más allá de la opinión de cada una: toda el área del norte de San Rafael y Valle de Uco sobre la cordillera lo es, con lo cual no existe posibilidad hasta el sur de Las Heras.

-Justamente en Las Heras está otro proyecto de cobre, San Jorge, postergado desde hace años...

No conozco el detalle hoy, pero durante mi gobierno se le pidió otro EIA (Estudio de Impacto Ambiental) acerca de varios aspectos y cómo cumpliría con la 7722, que no presentó. Al menos hasta ahora, ni a la Secretaría de Ambiente ni pasó por la Legislatura como dice la norma, con lo cual todavía está en veremos.

La promesa: "Construir sobre lo construido"

-Es una variante de la mentada matriz productiva que siempre se promete diversificar. Pero también prometió en campaña "construir sobre lo construido". ¿A qué se refiere?

Parto de no faltarle el respecto a la gente ni hacer demagogia: buena parte de los instrumentos de política económica los maneja la Nación. Tenemos inflación por culpa de gobiernos malos, que emitieron y la han generado, y la inflación es mala tanto para la vida cotidiana de las personas como de las empresas y sus proyectos... El tipo de cambio, que influye mucho en la economía, también lo maneja la Nación: cuando el dólar ha estado retrasado, Mendoza lo sufrió, y cuando tuvimos un tipo de cambio alto la provincia aprovecha esa oportunidad. Dicho esto, tengo esperanza en un cambio de orientación económica del país; lo están mostrando las últimas elecciones y los dos últimos años en que hubo una reversión, con más protagonismo privado y menos intervención del Estado.

Y ya que me preguntó qué: tenemos una enorme potencialidad en producir alimentos y bebidas, también energía que ya producimos en una provincia que es autosuficiente porque aunque esté interconectada al sistema nacional es autónoma en materia energética. Son 3 actividades que demanda el mundo y el mercado interno argentino, y en Mendoza las hacemos bien: el "cinturón verde" de Maipú y Guaymallén provee a buena parte del país de hortalizas y frutas. Hay una agricultura competitiva en Valle de Uco y otras zonas, una vitivinicultura que puede duplicar sus exportaciones, si bien hoy está entre 700 y 1.000 millones de dólares al año, dado que los mercados de muchos países no productores aumentaron. Por eso, con un tipo de cambio favorable Mendoza vuela.

¿Habrá incentivos para la producción agroindustrial, como el caso de la olivicultura que viene retrayéndose?

Hace 30 años nuestra producción olivícola era muy fuerte, pero decayó a raíz de la promoción industrial en las provincias vecinas que perjudicó a Mendoza. Creo que tenemos una ventaja competitiva con muy buenos aceites aunque en baja cantidad, y todavía podemos crecer allí. Con un buen manejo del presupuesto provincial, el cambio de orientación a nivel país y acuerdos de libre comercio, como el que estaba casi listo cuando fui gobernador con la Unión Europea, podríamos vender nuestro aceite de oliva allá la industria puede volar...

-Dependerá de quién asuma la presidencia...

Si, pero cualquiera sea el presidente, por la demanda evidente de cambio del régimen económico, se va a aprobar ese acuerdo. Ahí, instrumentos "mendocinos" como los programas Mendoza Activa con los reintegros, o Enlace y Enlazados para promover el empleo, serán beneficiosos para la industria. Me comprometo a aportar diferencial allí; dependemos de los acuerdos a nivel nacional que vamos a pelear, aunque sé que en los primeros tiempos serán turbulentos.

Inversiones y sueldos: lo viejo y lo nuevo

-Dio a entender que la promoción del empleo y la inversión seguirá con los mismos instrumentos de la gestión Suarez

Así es. Vamos a continuar porque son exitosos. Hay que administrar bien el presupuesto para no gastar la plata en otra cosa. Hemos tenido gobiernos que han despilfarrado el único instrumento económico que tiene una gestión provincial, como es el manejo del presupuesto público. Entonces, recaudar no para malgastar sino gastar bien: eso es incentivos como Enlace y Mendoza Activa. En mi anterior gobierno teníamos el bono fiscal para nuevas inversiones; Mendoza Activa es similar, aunque más masivo incluso que el bono.

-¿Pueden convivir con un bono fiscal?

En su momento con el bono devolvíamos Ingresos Brutos para todas las nuevas inversiones, como abrir una fábrica. Ahora se ha complementado con el reintegro equivalente a la toma de nuevo empleo.

-¿Qué piensa sobre los salarios, que están entre los más bajos del país?

Bueno, están en la media. La verdad es que los salarios de la agricultura y comercio son los que más influyen. Cuando uno habla de promedio, Neuquén, con gas y petróleo, lo levanta, al igual que San Juan con los sueldos de la minería, pero no quiere decir que no sean bajos en el comercio sanjuanino o la agricultura neuquina. Mendoza tiene muchas actividades más, pero las remuneraciones no dependen de la Provincia sino de las actividades económicas. Nos va a favorecer es una baja de las contribuciones patronales y una reforma laboral que permita tomar empleo con mayor facilidad y sin tanto riesgo, como ya ocurrió entre 2005 y 2007. También mejorará el ingreso porque estabilizar la inflación, si tiene éxito en los primeros 6 meses del próximo gobierno, aumenta el salario real. Insisto en que pasará porque hay una demanda social que no había en 2015 y 2019.

-Alguna vez, siendo legislador, planteó la necesidad de que haya paritarias regionales. ¿Va a insistir con esa idea?

Es interesante. Por ejemplo, nuestra metalmecánica, que depende de un ramillete enorme de pymes de Mendoza tiene que depender de una paritaria nacional en la que la realidad es totalmente distinta. Entonces, paritarias por regiones es lo que debe venir. Yo quiero ser gobernador para influír en lo nacional también, porque gane quien gane tendrá problemas de gobernabilidad; para generar este cambio se necesita un sólido apoyo político, y hay 7 gobernadores de provincias productivas como Mendoza que pueden cumplir un papel sustantivo para eso.

Impuestos, Banco de Mendoza y la "épica del agua"

Si hay un reclamo constante es en torno a la necesidad de descomprimir la presión impositiva. En ese aspecto, Cornejo vuelve a ponerse al frente del Gobierno mendocino con un antecedente: en su primera gestión (2015-2019) "inauguró" el programa "plurianual" de reducción de la alícuota de Ingresos Brutos por actividades, que llegó a una quita de hasta 0,25% por año, según el sector.

-Lo piden todos los contribuyentes, desde los individuos como las empresas. ¿Prevé acelerar esa reducción de impuestos?

Se puede, sí. Pero también depende del marco fiscal que determine el próximo Gobierno nacional, que incluye celebrar pactos fiscales en los que la Nación y la provincia se obligan a determinadas cosas en la materia. Hay una posibilidad, por eso no da lo mismo un Gobierno que otro: uno que cuida el presupuesto provincial puede negociar con mayor autonomía. Por ahí hay que ir.

-Otro impuesto, Sellos, aumentó considerablemente y afecta a muchas transacciones. ¿Recorte o quita?

Vamos a reducirlo considerablemente. Aumentó porque se hace digital y no manual como antes, pero es cierto que no es relevante para la recaudación. Hoy el principal es Ingresos Brutos, pero es mucho más distorsivo que los otros tributos. En varias operaciones cobrar Sellos resulta un incordio, así que hay que revisarlo.

-Banco provincial ¿sí o no?

No hay que descartar nada, sólo que ha cambiado muchísimo la banca. Gracias a la mala praxis económica del Gobierno nacional, hoy a los bancos les interesa mucho más prestarle a una tasa de interés positiva al Estado para cubrir su déficit que a una pyme para capital de trabajo, salvo que sea a un costo muy alto. La verdad que las alternativas de crédito que tiene una pyme son escasísimas y usurarias. Hay que bajar la inflación. Así puede aparecer un negocio de banco digital que restablezca la marca Banco de Mendoza, pero hay que modificar el rumbo financiero actual y también económico para capitalizarlo.

-A propósito de dinero ¿adónde irán los más de u$d 1.000 millones que se preveían destinar a Portezuelo inicialmente?

Todo el mundo habla hoy de los 1.023 millones, pero humildemente los conseguí yo durante mi gestión anterior. Se lo atribuyó primero a Portezuelo porque había un viejo convenio entre Néstor Kirchner y Julio Cobos que planteaba colocar unos 300 millones del resarcimiento por la promoción industrial, en obras. En breve serán de "libre disponibilidad", pero no hay que malgastarlos: creo que hay que construír sobre la épica del agua, porque el problema del cambio climático ya nos ha dejado con 50% menos agua que el promedio histórico.

Se trata de invertir para ser más eficientes en la administración del agua, pero a la vez producir más riqueza. Para mejorar la competitividad de la agricultura y la producción de alimentos que tienen mercado, se necesita canalizar más el agua, vehiculizarla, y financiar el riego intrafinca eficaz, pero también medir el consumo de agua con caudalímetros en las fincas, y medidores tanto de la industria como en los domicilios, además de controlar lo que se pierde en las redes.

-El de agua y cloacas es un servicio crítico. Hay quejas del transporte público. ¿Cómo se propone mejorar la calidad?

No hay muchas provincias que como Mendoza tengan todas sus zonas servidas con agua potable, hay que sostenerlo y cuidarlo. En general, se necesita un esfuerzo también en el plano sistémico y cultural para no desperdiciar el recurso. El de cloacas tiene gran cobertura: de hecho ahora se está construyen en el único departamento que no tenía, Malargüe. En general, mejorar lo servicios, inclusive el transporte, es que lleguen a todos lados.

El plan "anticrisis" de Cornejo

El flamante gobernador se sometió a un test múltiple opción sobre cuál sería su menú de medidas en caso de afrontar una crisis económica como la que supuso la pandemia entre 2020-21.

-En caso de crisis, rompa el vidrio y:

1- Subsidie salarios

2-Congele tarifas

3- Difiera vencimiento de impuestos.

"Las 3 opciones se utilizan hace mucho tiempo y no funcionaron. Pero yo creo que diferir impuestos sería la menos onerosa o gravosa. Pero debemos ir a una economía que crezca, no que se reparta una torta cada vez más pequeña".

Te Puede Interesar