martes 22 nov 2022
Más control

¿Cuánto bajará el consumo de agua en Mendoza con medidores?

Aysam colocará los primeros 500 medidores de agua en octubre. Actualmente, menos del 10% de sus usuarios pagan consumo medido en Gran Mendoza. Cómo es el plan

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 29 de septiembre de 2022 - 07:08

No sólo de tarifa vive Aysam. Es que mientras espera el OK del gobernador para trasladar a las facturas desde noviembre un aumento del 58,3%, la empresa que mayoritariamente presta el servicio de agua y saneamiento en Mendoza avanza en el control del consumo, casi una obsesión: para eso, desde octubre empezará a instalar parte de los 20 mil medidores adquiridos meses atrás.

Ya hay 500 unidades a mano, para lo que será "la prueba inicial" según Alejandro Gallego, presidente de Aysam. "Si funciona bien el nuevo sistema de telemedición seguiremos con los 19.500 restantes, además de incrementar la cantidad de inspectores para concientizar a la gente sobre la necesidad de consumir sólo lo necesario", adelantó el ejecutivo sobre el plan de la empresa de extender el consumo medido para un verano tórrido y con, cuando no, escasez de agua.

De las casi 650 mil cuentas con servicio de agua potable en Mendoza (incluídos los municipios y operadores comunitarios), casi la mitad paga por el uso real. Pero teniendo en cuenta sólo las 450 mil que administra Aysam, el porcentaje de medidores apenas supera el 8% del total.

Gallego asegura que el sistema "es más barato para la empresa porque se hace en forma remota, y también para el usuario, porque contará con más información de su consumo". Actualmente, un kit de medición ronda los $7.000.

Control del consumo: cuál es el plan

Pero ¿cuánto puede reducirse la demanda en relación con la actualidad?. Para entenderlo hay que repasar números sobre el costo de producir el agua en Mendoza, más allá del ambicioso plan de Aysam para generalizar la telemedición.

En el presente, Aysam potabiliza 640 litros per cápita por día. Es decir, cerca de 290 millones de litros mensuales. De acuerdo a las estimaciones del Epas (Ente Provincial de Agua y Saneamiento), el costo de producir 1 m3 (1.000 litros) de agua potable oscila entre $70 y $75, y en las zonas donde se mide el consumo promedia los 30 m3.

"Los antecedentes marcan que la medición reduciría el consumo entre 15 y 20%, básicamente por dos motivos: uno está atento al agua que consumo, y puede cambiar sus hábitos, como hacemos con la electricidad o el gas cuando vemos las facturas del mes, y si consumimos más analizamos qué pasó. Es un camino que Mendoza debe recorrer", argumenta el titular de Aysam, para quien las zonas "se están terminando de cerrar", aunque trascendió que arrancaría en Godoy Cruz.

Los próximos pasos de la empresa que presta el servicio en la provincia es multiplicar la colocación en todo el Gran Mendoza. A un ritmo de 20 mil medidores por año según Gallego, que puso como ejemplo "el caso exitoso de Israel".

Para el titular de la firma "queremos rápidamente llegar a medir el Gran Mendoza. La cuenca con más "stress hídrico" es la del río Mendoza y hay que tomar conciencia de eso; Israel tiene un nivel de producción per cápita diaria que es la mitad del de la provincia: por eso creemos que reparando las redes y poniendo medidores podremos reducir la demanda para disponer de mas recurso para el riego agrícola".

Cuestiones pendientes

Sin embargo, del lado de los usuarios una decisión es condicion para avanzar con la otra.

"Tampoco hacía falta ir a Israel para entender dónde está el problema. Hay cooperativas zonales que, como en Tunuyán, hace tiempo usan medidores con cargo a los usuarios y lograron bajar el consumo, pero antes se necesita renovar las redes para terminar con las pérdidas de agua", remarcó Romina Ríos, de la ONG Protectora.

En la misma línea, Francisco Cartello, del CEC (Centro Empleados de Comercio) se enfocó en dos temas relacionados.

Además de proponer bajar costos con la fabricación local de medidores, para Cartello un ejemplo de lo prioritario que es mejorar la eficiencia en la distribución de agua potable está "en el pedemonte, donde se pierde alrededor del 20% del total producido".

Por último, el diputado provincial José Luis Ramón no titubeó en cruzar a Gallego y su pretensión.

"No sólo se trata de la instalación de los medidores, es la inversión necesaria para tener el servicio. Hay muchos mendocinos y mendocinas que "la están pariendo" por la falta de agua", subrayó Ramón.

Te Puede Interesar