lunes 3 oct 2022
Estado de Sitio

Créditos UVA: un problema que nunca fue solución

Más de 150 familias están entrampadas en los créditos UVA que se han transformado en un problema social y político.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Marcelo López Álvarez 10 de agosto de 2022 - 09:15

El mensaje de un oyente a Radio Andina puso en agenda un tema que quedó lago olvidado en medio del fárrago de información económica pero que atraviesa días clave para cientos de miles de familias en la Argentina: los créditos UVA.

Se estima que entre 130 y 150 mil familias se encuentran entrampadas en créditos hipotecarios en esa modalidad y no hay un número determinado de cuantos cientos de miles están endeudados en el mismo formato UVA con créditos de tipo prendario en préstamos personales y para la compra de automóviles.

Los créditos UVA fueron presentados en abril de 2016 en los primeros meses del Gobierno de Mauricio Macri como la gran solución a que los argentinos asalariados de clase media pudieran acceder a una vivienda propia por un valor menor al alquiler.

La trampa fue rápidamente entendida por los bancos que vieron una enorme oportunidad de dar créditos con actualización de capital y cuotas (o sea que nunca iban a perder) y se sumaron a la publicidad engañosa que promovió el propio gobierno.

Con perdón de la autorreferencialidad, pero los oyentes de Radio Andina y lectores de Sitio Andino lo saben, fuimos muy pocos los que advertimos que de la trampa en cual caían quienes lo tomaban porque es un sistema que solo funciona en una economía que esté estabilizada por muchísimo tiempo y que no dependa -como la Argentina- de tantas variables internacionales y de una restricción externa permanente que siempre deja a la Argentina de procesos inflacionarios por las presiones devaluatorias.

Viene bien recordar que son los UVA sigla de la Unidad de Valor Adquisitivo que es una medida que equivale a la milésima parte del costo promedio del metro cuadrado de la vivienda a construir o sea 1000 UVA alcanzan para construir un metro cuadrado en cualquier momento presente o futuro.

image.png
Los créditos UVA se transformaron en un problema social y político más que en la solución que se proponian ser

Los créditos UVA se transformaron en un problema social y político más que en la solución que se proponian ser

La UVA es entonces la unidad en la que se expresan los Créditos Hipotecarios UVA a los cuales podían acceder a los ciudadanos. Lo cierto es que quien solicitaba un crédito de por ejemplo un millón de pesos el banco no anotaba que el tomador pasaba a deber un millón de pesos más los intereses sino que anotaba que le prestaba x cantidad de uvas.

Por ejemplo, quien tomó un crédito en aquellos primeros días de abril del 2016 pasaba a deber 71.000 UVAs aproximadamente por un millón de pesos ya que cada UVA tenía un valor de 14 pesos aproximadamente Ahora supongamos que ese crédito lo tomaba a 10 años entonces pagaría unas 590 uvas por mes aproximadamente al valor del mes del crédito.

Allí está el porqué los bancos vieron un negocio maravilloso porque se actualizaba el capital y la cuota, en un país como la Argentina dónde la inflación está siempre a la vuelta de la esquina el choque de planetas era inevitable, ayer 9 de agosto el valor de la UVA era de 138 pesos o sea que la deuda de un millón de pesos de abril 2016 hoy es de 9 millones 800 mil pesos y la cuota que era de 8.200 pesos hoy es de 81.420 pesos.

Por qué se llega a estos números por que el valor de la UVA es dinámico actualizando diariamente en función a la variación del CER (Coeficiente de Estabilización de Referencia) que está basado en el IPC (Índice de Precios del consumidor) que elabora el Instituto Nacional de Estadística y Censos de la República Argentina (INDEC) y su actualización puede consultarse en el BCRA.

Desde la llegada del gobierno actual hay varios proyectos tratándose en el Congreso de la Nación pero no hay aún solución definitiva al problema de cientos de miles de familias argentinas.

Es cierto que nadie puede alegar su torpeza en su defensa y que no se puede legislar hacia atrás, pero está es una situación oficial donde interviene un fuerte engaño publicitario y político a la buena fe de los ciudadanos.

El problema por estos días es que el último 31 de julio venció el decreto de una de las soluciones temporales que regulaba el prorrateo del aumento del valor de la cuota en 18 meses y que los bancos debían considerar la situación de aquellas familias que acrediten que el importe de la cuota a abonar supera el 35% de sus ingresos y se debía aplicar ese tope para el pago de las cuotas. Por lo tanto, a partir de este mes los bancos pueden volver a exigir la cuota plena más el prorrateo de las anteriores.

Sólo quedarán exentos quienes hayan obtenido una resolución judicial como el caso Azulay aquí en Mendoza que logró que la Justicia ordenara al banco que el crédito se dejará de actualizar en UVA para pasar a actualizarse por el coeficiente de variación salarial (CVS) que mide el INDEC. O sea que su deuda y su cuota se actualizarán por la variación de su salario y además estableció que la cuota no puede superar el 30 por ciento de su salario.

Los próximos días serán decisivos para cientos de miles de argentinos para lo que el destino de su casa o de su auto o de sus préstamos personales dependen del Ejecutivo o de que el Parlamento encuentre una solución definitiva a otra herencia recibida.

Para conocer sobre el estado de tratamiento parlamentario de una ley que solucione definitivamente el problema dialogamos en Radio Andina con el diputado nacional Julio Cobos impulsor de uno de los proyectos.

Embed

Te Puede Interesar