Política estratégica

Acovi propone su "plan agua" para la Mendoza del 2050

Busca consensuar una propuesta para la "demanda de agua" y enviarla a la Legislatura. Impulsan un Fondo de obras, con plata de Nación, Portezuelo y regalías.

Por Miguel Ángel Flores

Luego de que el gobernador Suarez oficializara su plan sobre cómo optimizar la disponibilidad de agua para los próximos 50 años en Mendoza, el sector productivo salió a redoblar la apuesta. En este caso, Acovi (Asociación de Cooperativas Vitivinícolas) elaboró un programa con la mira puesta en el año 2050, en base a inversiones en eficiencia hídrica y en infraestructura para almacenar y administrar mejor el recurso.

Es que al igual que lo hizo el mandatario provincial, junto al titular de Aysam, Alejandro Gallego, al decir que la prioridad debe ponerse en controlar la "demanda más que la oferta" de agua potable, desde la entidad se preparan para formalizar una propuesta que, pensada en el sector agrícola, busca convertirse en proyecto de ley. Y lo hacen a partir del último pronóstico hídrico 2022-23 dado a conocer por el Departamento General de Irrigación.

"El pronóstico muestra menos de la mitad de un año medio de reservas en los embalses, lo cual es grave. Pero además, con un 85% de canales de tierra, somos ineficientes. Para eso es fundamental avanzar en el trasvase de aguas del río Grande al Atuel e invertir en obras necesarias como la impermeabilización de canales y contar con reservorios en las cabeceras de fincas para administrar el agua", explicó Eduardo Sancho, presidente de Acovi.

¿Qué responsabilidad le cabe a los productores? Sancho reconoce que "también debe haber inversión intra-finca", pero para eso "se necesita obra pública".

"Fundamentalmente, no podemos seguir trabajando en zonas con derecho de riego sólo con oferta. Hay que avanzar en lo que la planta necesita, ordenadamente, algo que hemos charlado con Irrigación", acotó el dirigente.

De hecho, el DGI puso en marcha tiempo atrás el modelo de "riego acordado", que permite dotar el agua necesaria cuándo y cómo el productor lo requiera. Esto, a partir de reservorios de agua en distintos oasis, como zona Este y Valle de Uco, que desde el sector productivo advierten por ahora limitado a pruebas "piloto" y aún no generalizado.

image.png
Para Eduardo Sancho, se necesita una ley para un Fondo Fiduciario de obras en eficiencia del uso del agua, con fondos de Portezuelo y regalías

Para Eduardo Sancho, se necesita una ley para un Fondo Fiduciario de obras en eficiencia del uso del agua, con fondos de Portezuelo y regalías

Dos leyes y más inversión

Para Sancho "falta una inversión fuerte, tanto en agua potable como para el riego, para eficientizar el sistema. Para eso creemos que debe haber un plan de obras importantes al 2050, priorizadas por eficiencia; es decir, cuál nos garantizará más agua o nos hacen perderla menos. Necesita que se convierta en una ley, como política de Estado previamente trabajado con los organismos correspondientes".

Claramente, el tema es el origen de los fondos o recursos necesarios, en un momento en el que la Provincia atraviesa una situación financiera compleja.

Sería el gérmen de otra ley, que le dé sustento a un Fondo Fiduciario específico. Un instrumento que administre recursos de diferentes fuentes para el mismo fin.

En tal sentido, Acovi volvió a cuestionar que el destino del dinero recaudado en su momento para Portezuelo del Viento sea la represa hidroeléctrica El Baqueano, porque "es necesario para asegurar energía pero no eficiencia hídrica".

"Parte de las regalías hidroeléctricas y petroleras deben ir ahí, y dada la gravedad de la situación del agua, también aportes de la Nación garantizando que va a usarse así y no en gastos corrientes. Incluso préstamos internacionales. Aquí es donde valoramos el trasvase de aguas del río Grande, el único que nos queda por aprovechar, para lo cual hay que trabajar con La Pampa y superar el problema", dijo al respecto su hasta ahora presidente.

El presupuesto estimado para esa obra se estima en alrededor de u$d 400 millones, menos de la mitad de lo previsto para Portezuelo del Viento. El resto debería ir a constituír el mentado Fondo Fiduciario de obras hídricas "que permitan ahorrar más agua".

Fin de ciclo, entre prioridades y consenso

Entre ellas aparecen los reservorios en cabeceras de fincas, la figura impulsada por Irrigación que no termina de generalizarse. "Habrá que ver, según la zona, si es prioridad impermeabilizar canales o diseñar un reservorio. Eso lo definirán los estudios respectivos", analizó Sancho, que luego de 15 años a fines de 2022 dejará la presidencia de Acovi (también como titular de Fecovita durante una década) y pretende dejar encaminado el proyecto.

Es que los distintos sectores y cámaras se aferran a las apuestas que consideran claves, y aún no hay un consenso general.

Por esa razón, el dirigente cooperativista vitivinícola cree en la necesidad de darse el sustento necesario mediante un acuerdo con otras entidades. No solamente del rubro, sino de otras actividades primarias, industriales e incluso comerciales.

De ahí que Sancho asume que habrá que neutralizar el poder de lobby en defensa de intereses particulares para darle forma a una política de Estado. Y por lo pronto, llevará el planteo de Acovi a la Mesa de la Producción y el Empleo, que también integran la FEM (Federación Económica de Mendoza), AEM (Ejecutivos) y la UIM (Unión Industrial de Mendoza), para que, con el consenso necesario, poder impulsar la iniciativa en la Legislatura.

Te Puede Interesar