Violación y muerte: así fueron las últimas horas de Lucía
Jueves, 13 de octubre de 2016Según la fiscal, llegó voluntariamente a la casa donde fue violada y torturada, donde le hicieron perder la conciencia luego de drogarla. El mapa del horror trazado con los detalles de la investigación.

Lucía salió de la escuela y con una amiga del colegio se encontraron con dos hombres. Ellos le habrían vendido marihuana. Según cuentan sus padres, no se drogaba. Pero ya sea por curiosidad o por motivos aún no esclarecidos, compró el porro.

Hay versiones que señalan a la amiga que la ayudó de ser "la entregadora". Incluso varios sostienen que no era la primera vez que la joven presentaba a sus amigas a estos dealers.

Lucía compró marihuana con la ayuda de su "amiga"

Lo que comenzó como una compra de marihuana, terminó en una cruel y macabra violación, en donde la joven fue sometida y torturada hasta la muerte.

El viernes pasado, Lucía salió del colegio y conoció a dos hombres: Matías Gabriel Farías, de 23 años, y Juan Pablo Offidani, de 41. Aparentemente, el primero sería amigo de la compañera de Lucía, también menor de edad. Juntas, las jóvenes se acercaron a ellos, conversaron y acordaron una compra de marihuana. Luego, el sábado a la mañana, según contaron Marta y Guillermo, padres de Lucía, la joven dejó la computadora en el comedor y salió. Pero ya nunca regresó.

Lucía fue a la casa de Farías y fue engañada

Tal como figura en la causa, la adolescente marplatense, quien cursaba el anteúltimo año en la secundaria, salió de su casa, ubicada en la calle Nápoles, el sábado al mediodía. Se dirigió hacia la vivienda de Farías, ubicada en Racedo y Diagonal Centro. Fue por su voluntad y, al parecer, una vez que ingresó al domicilio, fue engañada y perdió todo control sobre su voluntad.

La casa del horror. En este lugar mantuvieron cautiva a Lucía Pérez: la drogaron, torturaron y violaron hasta asesinarla. 

En la vivienda la joven consumió cocaína y marihuana. Durante horas, la joven permaneció en el interior de la propiedad de Farías, quien también consumió distintas sustancias.

La joven, totalmente drogada y sin poder defenderse comenzó a ser torturada. Según consta en la autopsia, hicieron uso de ella como un objeto inanimado. Fue vejada, maltratada y manipulada Luego de varias horas y producto de la gravedad de las torturas, la joven murió tras ser violentamente violada.

Luego, sin vida y tras ser lavada para intentar borrar signos del maltrato, la joven fue trasladada a la Sala Sanitaria de Playa Serena, pero no pudieron reanimarla. Los sospechosos aseguraron que la encontraron "desmayada" por una sobredosis, pero los médicos detectaron el horror que causó la muerte de la joven.

LA INVESTIGACIÓN

La fiscal en la causa, María Isabel Sánchez, en una conferencia de prensa brindada para comentar el avance de la investigación, no escapó al espanto que provoca el caso y lo puso de manifiesto revelando los detalles:

  • "En el lugar le dieron mucha cantidad de cocaína. Eso está en las pericias correspondientes de las muestras que se tomaron en la autopsia".
  • "Esta chica no era una consumidora habitual, como se pensó en un principio". "Fue a la casa del sujeto voluntariamente, y una vez allí ya fue presa de la voluntad de los autores del hecho". 
  • "En ese lugar se encontró gran cantidad de preservativos usados, que no pueden haber sido utilizados por una sola persona, dado el poco tiempo que estuvo la niña en el lugar". 
  • "Se encontraron cucharas donde se calentó cocaína y marihuana. También objetos que pueden haber sido utilizados para el sometimiento sexual". 
  • "Alrededor de las tres de la tarde la niña fue llevada por uno de esos sujetos a una sala de salud de la zona sur, donde llegó sin signos vitales". 
  • "Al lugar llegó en una camioneta, que ya había sido vista en las inmediaciones de la escuela donde la niña concurría". 
  • "Acá se abren dos causas paralelas. Por un lado este homicidio, que es una violación seguida de muerte, y por otro lado, la provisión y venta de estupefacientes". 
  • "La violación no fue únicamente perpetrada por miembro viril masculino". 
  • "No tiene signos de haberse defendido, por lo cual la voluntad de la misma estuvo absolutamente anulada por la provisión de estupefacientes".
  • "En la autopsia se demostró que el cuerpo había sido lavado. Lo lavaron y lo volvieron a vestir porque el cuerpo estaba totalmente vestido, no le faltaba ninguna prenda de vestir íntima. Estaba preparado para que esto pareciera una sobredosis". 
  • "Los padres no sabían nada de la visita de la chica a la casa de Farías. Les sorprendía que fuera una sobredosis, porque la chica no salía de la casa, no iba a bailar, no salía de noche". BigBangNews.- 

¿Te preocupa la violencia creciente en Argentina?
4
Tamaño del texto
Comentarios
Lore
18-10-16 09:24
Lamentablemente es imposible controlar absolutamente todo lo q hace una adolescent.
Querer tener el control en eata época es totalmente irreal. Lo q tiene q pasar es q las mujeres tenemos q estar segurasssss no controladas. Esto podría pasarle a una de 20...30... es indistint la edad. Carcel perpetua a éstos dos hdp
Javier
14-10-16 02:23
Quien puede seguir sosteniendo que los padres no debemos controlar las amistades de nuestros hijos, apartarnos de su intimidad, dejarlos que se inicien sexualmente a cualquier edad y de cualquier modo o que el ambiente de las drogas es inocuo...

... sabiendo que en este caso cuando la justicia ordenó el allanamiento de la casa del asesino Farías en el barrio Alfar, donde sospechan que violaron a Lucía encontraron marihuana, cucharas con restos de cocaína y varios preservativos.

La fiscal abrió otra causa por provisión y venta de estupefacientes.

Lucía había conocido a los hombres el viernes en la puerta de la Escuela Media N°3.

Ese día, la invitaron a la casa de Farías y el sábado la pasaron a buscar.

El colegio queda en la Avenida Juan B Justo al 700, cerca del puerto. Según los relatos de las compañeras de Lucía, Farías y Offidani vendían droga en la puerta del instituto.
Tu comentario