DOAITE

Violencia Intrafamiliar: el aumento de casos que preocupa al Gobierno Escolar

El número de casos de niños/as que sufren violencia intrafamiliar (agresión física, psicológica y abuso sexual) se mantiene en ascenso. El rol de las escuelas.

Por Florencia Rodriguez

Dentro del ámbito escolar suceden diferentes episodios de violencia que influyen en el rendimiento de los alumnos y alumnas: acoso entre pares- o bullying-, violencia peri escolar (agresiones que ocurren en las inmediaciones de la escuela) y ciber acoso, por mencionar algunos ejemplos. Sin embargo, la que más preocupa al Gobierno escolar es la violencia intrafamiliar cuyos casos siguen aumentando y afirman, son la base de todas las demás.

Violencia intrafamiliar son aquellas agresiones físicas, psicológicas y de abuso sexual de las que un niño o niña es víctima. Miguel Conocente, a cargo de la Dirección de Orientación y Apoyo Interdisciplinario a las Trayectorias escolares (DOAITE), señaló que estos son los casos que se mantienen en alza y, claro, los que más preocupan a las autoridades.

“Los números de los comportamientos violentos dentro de las escuelas se han mantenido en los últimos años. Si hablamos de bullying entre pares: en el 2019, se registraron 183 intervenciones de la DOAITE, en el 2021 fueron 105 y ya llevamos 160 en lo que va del 2022, estamos dentro de lo habitual, de lo esperable. En cuanto a la violencia peri escolar, es decir, afuera de la escuela, registramos 18 episodios en los que han recurrido a nosotros”, explicó Conocente.

“Ahora bien, lo que más nos preocupa es la violencia intrafamiliar. A veces, por hablar de bullying, nos olvidamos de estos episodios y este es el problema real. Mendoza tuvo que sacar una Ley (la N°9054) en el 2018 para que docentes y directivos pudieran hacer la denuncia en caso de sospecha o certeza de violencia intrafamiliar porque cinco niños murieron en el transcurso 2017, 2018”, agregó el funcionario.

El caso que empujó al Gobierno provincial a tomar cartas en el asunto e impulsar esta ley fue el caso de Florencia Di Marco, la niña de 12 años violada y asesinada por su padrastro. “Antes de comenzar las vacaciones de invierno, le contó a su maestra lo que padecía, lo sabían todos, directora, supervisora, lo que faltó fue la denuncia porque Florencia ya no volvió a clases tras el receso invernal, la habían llevado a San Luis donde la mataron. Esa fue la gota que rebalsó el vaso, el caso Florencia Di Marco cambió la normativa”, dijo Conocente.

De esta manera, la Ley N° 9054 sumada a la de EducaciónSexual Integral (ESI), ayudaron a los niños/as a expresar lo que estaba pasando en casa que, a veces, no es tan evidente porque “las agresiones físicas se pueden ver, las otras no. Entonces, hay que estar atentos/as a los comportamientos de los chicos/as, escucharlos, preguntarles”, expuso el titular de la DOAITE que, en lo que va del 2022 ha intervenido ya en 255 casos de violencia intrafamiliar y el año aún no termina.

“En el 2019 fueron 348 casos y en el 2021, 352. Es cierto que hay una tendencia que va en aumento, creemos que es multicausal y que la pandemia también influyó: pensamos que puede haber causas que tienen que ver, en parte, con la convivencia- que fue distinta a la habitual- porque el mundo adulto se presenta como impotente frente a los requerimientos de los chicos y de los jóvenes y una de las muestras más claras de la impotencia es la agresión física”, indicó el funcionario.

Y cerró: “La ESI tiene mucho que ver porque los pibes/as se están animando a hablar. Siempre después de un taller surgen situaciones. Entonces, los chicos están contando y los docentes denunciando porque ya no quedan expuestos gracias a esta ley que resguarda su identidad. Ambas herramientas han ayudado a sacar a la luz lo que está sucediendo puertas adentro en la casa de muchos niños y niñas. Por eso, estamos lanzando la campaña de ‘Contá con la ESI’ que apunta a la prevención del abuso sexual infantil y de la violencia de género, este es el camino: escuchar y actuar”.

Te Puede Interesar