Lifehack

Verduras frescas siempre: trucos infalibles para conservarlas en la heladera por más tiempo

Descubrí los secretos prácticos para mantener tus verduras en la heladera sin que pierdan frescura. ¡Adiós al marchitamiento!

Muchas veces, a la hora de hacer las compras de las verduras, el cálculo sale mal y se termina comprando más de lo que se consume y mantener la verdura fresca en la heladera puede ser todo un desafío. Sin embargo, existen algunos trucos simples para que tus vegetales se mantengan crujientes y llenos de sabor por más tiempo. Aquí compartimos consejos infalibles para evitar el marchitamiento y el desperdicio.

image.png
Verduras frescas siempre: trucos infalibles para conservarlas en la heladera por más tiempo

Verduras frescas siempre: trucos infalibles para conservarlas en la heladera por más tiempo

Envases transpirables

Es aconsejable guardar las verduras en envases transpirables, como bolsas de papel o envases perforados. Esto permite que el aire circule, evitando la acumulación de humedad que conduce al deterioro.

Hidratación adecuada

Algunas verduras, como apio y zanahorias, se benefician de un entorno húmedo. Colocá estos vegetales en bolsas plásticas con un poco de agua para mantener la humedad. ¡Pero cuidado!, asegurate de cambiar el agua todos lo días o día por medio, de lo contrario se pudrirán de todas maneras.

Separar las frutas

Algunas frutas emiten gases que aceleran el proceso de maduración y marchitamiento de las verduras. Separar las frutas de las verduras en la heladera para evitar esta interacción puede ayudarte a conservar por más tiempo tus alimentos.

Ajo y cebolla por separado

Almacenar el ajo y la cebolla en un lugar fresco y oscuro, pero no en la heladera. Estos bulbos pueden germinar y volverse blandos si se refrigeran, por eso es mejor tenerlos en compartimentos separados en la cocina pero en un lugar que no reciba luz directa ni cerca de una fuente de calor.

Hojas verdes en bolsas con aire

Para lechugas y espinacas, lo mejor es lavarlas y secarlas lo mejor que puedas. Para esto podés usar un secador de hojas o tomarte el trabajo de secar con un trapo o servilleta de papal cada hoja. Una vez resuelto este paso, colocá las hojas en bolsas de plástico con un poco de aire antes de sellarlas. Esto evita que las hojas se aplasten y retiene la frescura. También podés conservarlas en recipientes de plástico con tapa.

Tomates a temperatura ambiente

Si bien este puede ser un consejo poco feliz especialmente en los días de calor, los tomates pierden sabor y textura en la heladera. Al igual que el ajo y la cebolla, lo mejor es dejarlos a temperatura ambiente (siempre y cuando el ambiente sea fresco) para poder sacarles el máximo provecho.

Al incorporar estos simples trucos en tu rutina, no solo reducirás el desperdicio de alimentos, sino que también disfrutarás de verduras frescas y sabrosas en cada comida. Mantené tu heladera organizada y poné en práctica estos consejos para prolongar la vida útil de tus vegetales. ¡Tu cocina agradecerá este "life hack"!/Hogarmania.

Te Puede Interesar