viernes 9 dic 2022
ola de calor

Rige alerta amarilla para este jueves por altas temperaturas

El Servicio Meteorológico Nacional emitió el alerta amarilla para varias zonas del país, entre ellas Mendoza. Las altas temperaturas seguirán por varios días.

24 de noviembre de 2022 - 10:30

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) emitió un alerta amarilla para varias zonas del país, entre las que se encuentra parte de Mendoza, por las altas temperaturas que se prevé que se alcancen este jueves.

Según el organismo, localidades del centro del país y de la zona cuyana se encuentran bajo alerta amarilla por altas temperaturas, mientras que en Tierra del Fuego se esperan vientos del sector oeste, con velocidades entre 55 y 75 kilómetros por hora y ráfagas que pueden superar los 90 kilómetros por hora, informó el Servicio Meteorológico Nacional (SMN).

Para la zona norte-centro de Mendoza y San Luis se esperan temperaturas máximas de 37 grados para la jornada de este jueves, mientras que la provincia de Córdoba también está bajo alerta amarilla por el calor con máximas pronosticadas de hasta 39 grados por ejemplo en la ciudad capital.

Esto significa que las temperaturas "pueden ser peligrosas, sobre todo para los grupos de riesgo, como niños y niñas, personas mayores de 65 años, con enfermedades crónicas".

descarga.png

Mientras que la Dirección de Contingencias Climáticas también advierte un día "muy caluroso", con una máxima pronosticada para la Ciudad de Mendoza de 38º, situación que se mantendría hasta el domingo (inclusive) con máximas de 39º, y recién el lunes se registraría un descenso de la temperatura, aunque seguiría siendo alta ya que se pronostica una máxima de 36º.

pronostico.png

Recomendaciones durante el alerta amarillo (y otros)

En lugares cerrados (casa, trabajo, otro):

Para evitar un golpe de calor:

  • Hidratate, tomá agua con mayor frecuencia (aun cuando no sientas sed). Procurá siempre consumir agua segura.
  • Evitá bebidas con cafeína o con azúcar en exceso, muy frías o muy calientes.
  • Incorporá frutas y verduras a tu alimentación y evitá las comidas abundantes.
  • Evitá realizar actividad físicaintensa.

Con los más chicos:

  • Evitá esperar a que pidan agua. Ofreceles continuamente líquidos, preferentemente agua o jugos naturales. En el caso de lactantes es recomendable darles el pecho de manera más frecuente.
  • Procurá que vistan con ropa holgada, liviana, de algodón y de colores claros.
  • Bañalos y mojales el cuerpo con frecuencia.
  • Evitá que se expongan al sol, especialmente de 10 a 16 horas. En todo momento es recomendable colocarles gorro y protector solar.
  • Mantenelos en lugares bien ventilados o con aire acondicionado (ya sea en tu casa o en lugares públicos).

Prestá atención a signos de alerta como: sed intensa y sequedad en la boca, temperatura mayor a 39º C, sudoración excesiva, sensación de calor sofocante, piel seca, agotamiento, mareos o desmayo, dolores de estómago, falta de apetito, náuseas o vómitos, dolores de cabeza, entre otros.

En los bebés, es importante asegurarse de que la piel no se encuentre muy irritada por el sudor en el cuello, pecho, axilas, pliegues del codo y la zona del pañal.

Para el cuidado de tu salud en la vía pública: es recomendable evitar la exposición directa al sol en los horarios de mayor temperatura (de 10 a 16 horas), en especial de los bebés y niños pequeños. Además, es importante utilizar protección solar, mantenerse hidratado y consumir agua segura con mayor frecuencia (aun cuando no sientas sed).

Qué hacer con los alimentos y el agua:

Alimentos:

  • Mantené en la heladera aquellos alimentos que puedan echarse a perder debido al calor. Verificá la temperatura y control del buen funcionamiento de la heladera.
  • Arrojá a la basura cualquier alimento que pueda haber perdido la cadena de frío. Observá su olor, color o textura. Si son anormales descartalos.
  • Mantené los alimentos que pueden estar fuera de la heladera en lugares limpios y frescos y al resguardo de aberturas, superficies y/o fuentes de calor.
  • Tirá los alimentos perecederos (incluidos la carne, el pollo, el pescado, los huevos y las sobras) que hayan estado por 2 horas o más fuera del frío. Además, desechá todos los comestibles enlatados cuyos envases estén abiertos, dañados o inflados.

Agua: consumí siempre agua segura y mantenela correctamente envasada (en botellas o bidones limpios y cerrados) en la heladera, en lugares limpios y alejada de fuentes de calor.

Te Puede Interesar