Flores y huerta

Jardinería: qué sembrar en junio

Cómo aprovechar la huerta en invierno y preparar el terreno para una cosecha abundante durante todo el año. Las mejores prácticas de jardinería.

Con la llegada del invierno en Argentina, mantener una huerta activa puede parecer un desafío, pero con la planificación y los cuidados adecuados, es posible disfrutar de vegetales frescos y saludables durante todo el año. Aquí algunos consejos de jardinería para saber qué sembrar en junio y cómo cuidar nuestras plantas durante los meses fríos.

Durante junio y julio, es crucial evitar la siembra directa debido a las intensas heladas. En su lugar, se recomienda comenzar con almácigos o semilleros para especies de verano como tomate, pimiento y berenjena. Estas plantas, muy sensibles al frío, deben mantenerse en cajones que puedan ser guardados dentro de la casa durante la noche y sacados al exterior durante el día.

Juicio a Trump en Nueva York Stormy Daniels detalló el encuentro íntimo de 2006 (2).png
Jardinería: qué sembrar en junio

Jardinería: qué sembrar en junio

Semillas de invierno

Para quienes desean continuar sembrando durante el invierno, las mejores opciones son aquellas que resisten las bajas temperaturas. Entre las variedades recomendadas están acelga, apio, arvejas, brócoli, coliflor, espinaca, lechugas, kale, habas, rabanito, remolacha, repollo, zanahoria, ajo, puerro, cilantro, perejil y nabo. También se puede considerar la siembra de flores que embellecerán la huerta en primavera, como alelíes, claveles, lino, azucenas y fresias.

El invierno requiere una serie de cuidados específicos para garantizar una huerta productiva. Utilizar mantas térmicas o cobertores de hileras protege las plantas más sensibles durante las noches frías. Aunque los meses invernales son más húmedos, es fundamental regar las plantas de manera regular, preferentemente por la mañana, para evitar el exceso de agua y la aparición de hongos. Además, asegurarse de que las plantas reciban suficiente luz solar, al menos 4-6 horas al día, es crucial debido a los días más cortos de invierno.

Tres verduras destacadas por su resistencia y beneficios durante el invierno son el kale, la acelga y las arvejas. El kale y la acelga son extremadamente resistentes al frío de junio y julio y pueden sobrevivir a heladas ligeras, mientras que las arvejas fijan nitrógeno en el suelo, mejorando su fertilidad para futuras plantaciones. Por otro lado, el brócoli y la coliflor, muy nutritivos, proporcionan una buena cantidad de vitaminas y minerales esenciales en los meses más fríos./Infocampo.

Te Puede Interesar