Trucos imperdibles

Jardinería: cómo identificar y eliminar el moho blanco de tus plantas

Descubrí cómo detectar y eliminar el hongo Sclerotinia sclerotiorum, comúnmente conocido como moho blanco, que afecta a tus plantas.

El moho blanco, causado por el hongo Sclerotinia sclerotiorum, se manifiesta como una capa algodonosa en las partes afectadas de la planta. Es más común en zonas húmedas y frescas del jardín, como la base de los tallos, al ras de la tierra, y en las hojas más cercanas al suelo. Consejos de jardinería para prevenir y eliminar este hongo.

El moho blanco aparece principalmente en primavera y otoño, cuando la humedad es alta y las temperaturas son moderadas o bajas. Las huertas, las petunias y los crisantemos son las más propensas a padecerlo. Entre los causantes de este hongo se incluyen el exceso de riego, la falta de circulación de aire y la presencia de materia orgánica en descomposición. Estas condiciones crean un ambiente ideal para el desarrollo del hongo.

image.png
Jardinería: cómo identificar y eliminar el moho blanco de tus plantas

Jardinería: cómo identificar y eliminar el moho blanco de tus plantas

Medidas de prevención para el moho blanco

Prevenir el moho blanco requiere de ciertas prácticas de jardinería. En primer lugar, es esencial evitar el riego excesivo. Asegurate de que el suelo drene bien y no se encharque. Podar regularmente las plantas para mejorar la circulación de aire y eliminar cualquier materia orgánica en descomposición alrededor de las plantas también es crucial.

Otra medida preventiva efectiva es la rotación de cultivos. Al cambiar las especies de plantas en diferentes áreas del jardín, se reduce la probabilidad de que el hongo se establezca. Además, usar fungicidas preventivos aprobados para uso en jardines domésticos puede ayudar a mantener el moho blanco bajo control.

Cómo eliminar el moho blanco en las plantas

Si ya has detectado el moho blanco en tus plantas, es importante actuar rápidamente. Primero, remové las partes afectadas de la planta con herramientas de poda desinfectadas. Desechá estas partes lejos del jardín para evitar la propagación del hongo.

Después de podar, aplicá un fungicida específico para el moho blanco. Es fundamental seguir las instrucciones del fabricante para la aplicación correcta y segura del producto. Además, aumentá la circulación de aire alrededor de las plantas afectadas. Podar ramas adicionales y espaciar mejor las plantas puede ayudar.

Otra técnica útil es la solarización del suelo. Cubrí el suelo afectado con plástico transparente durante las épocas más calurosas del año. El calor del sol desinfectará el suelo, matando el hongo presente.

Finalmente, recordá ajustar tus prácticas de riego para evitar la acumulación de humedad. Usar un sistema de riego por goteo en lugar de aspersores puede reducir significativamente la humedad alrededor de la base de las plantas, disminuyendo así la probabilidad de que el hongo reaparezca.

Siguiendo estas recomendaciones, podés mantener tu jardín libre de moho blanco y asegurar que tus plantas crezcan saludables y fuertes./Verdecora.

Te Puede Interesar