miércoles 23 nov 2022
decisión estratégica

El observatorio Pierre Auger define si continúa en Mendoza

La comisión internacional que financia el observatorio Pierre Augear evalúa si el proyecto sigue en Malargüe por una década más o no. Las obras que reclaman.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Cecilia Zabala 21 de noviembre de 2022 - 07:42

El observatorio Pierre Augear es uno de los grandes logros de Mendoza, un atractivo científico que le da a la provincia mayor visibilidad en el mundo. Este sitio, ubicado en Malargüe fue inaugurado en 2008 y las comisión internacional que financia el proyecto define por estos días si continúa en la provincia por al menos una década más, o no.

El Proyecto Pierre Auger es una iniciativa internacional que busca determinar el origen y la identidad de los rayos cósmicos y dar otro paso adelante en la comprensión del universo. Participan cerca de 500 científicos de casi un centenar de instituciones de 18 países.

El proyecto tiene su sede en el Observatorio Auger Sur. Está ubicado en Pampa Amarilla, en los departamentos de Malargüe y San Rafael y su emplazamiento fue decidido luego de una búsqueda de sitios a nivel mundial. Según los criterios científicos, este punto reúne las mejores condiciones geográficas y ambientales para este tipo de observaciones, junto con la infraestructura local y la existencia de grupos argentinos de investigación interesados en llevar adelante el proyecto.

lidar2.jpg

Precisamente, la infraestructura es clave en la decisión de continuar con el proyecto en este sitio. Uno de los reclamos del Observatorio Auger Sur es la mayor conectividad a través de la ruta 186, como así también extender la línea de media tensión desde el observatorio hasta el Este.

Precisamente, a finales de la semana pasada el ministro de Infraestructura, Mario Isgró visitó el Pierre Augear y se reunió con sus directivos para hablar sobre estos temas. Fue tras la reunión periódica de la que participaron unos cien colaboradores de los distintos países que participan del proyecto.

En el encuentro, el funcionario le comunicó al Project Manager Observatorio Pierre Auger, Ingomar Allekotte, que la obra podrá continuar debido a que la Justicia levantó la quiebra de la empresa OPS, la encargada de llevar a cabo la obra. "Tenemos la intención de que esto suceda acá. Y pudimos transmitir un mensaje de certeza respecto a la ruta 186 por lo que este tema sorteado la obra puede continuar y es justamente la garantía y tranquilidad que los científicos necesitan", destacó Isgró.

Esta obra responde a la necesidad de conectividad que es fundamental para el funcionamiento del proyecto, que es un camino que una los detectores que captan los rayos cósmicos.

"Nuestra esperanza es poder continuar una década más. Necesitamos el aval de las agencias financiadoras de los organismos internacionales. Este año estamos preparándonos para una evaluación que tenemos el año que viene. Y el año que viene se tomará la decisión de continuar con el proyecto por una década más. Estamos confiados, pero tenemos que pasar por los pasos formales de evaluación y verificación de que lo que decimos que va a brindar el observatorio, efectivamente va a ser así", destacó Allekotte.

Sobre el Observatorio Pierre Augear

Este observatorio de rayos cósmicos es el de mayor tamaño en todo el planeta, con detectores ubicados sobre más de 3000 km2. La red de detectores de superficie se complementa con un conjunto de 24 telescopios de alta sensibilidad que examinan la atmósfera para observar la tenue luz ultravioleta que producen las cascadas de rayos cósmicos al atravesar el aire.

La importancia de la observación de los rayos cósmicos de alta energía está en el aporte de una información distinta de la que se obtiene con el modo tradicional, basado en la observación de luz visible u otras formas de radiación electromagnética.

"Busca detectar el origen de los rayos cósmicos, que son partículas que vienen del espacio exterior. Observamos partículas subatómicas muy pequeñas que vienen con muy altas energías que no se pueden alcanzar con aceleradores terrestres o fabricados por el hombre. Entender esas partículas nos ayuda a comprender cómo funciona el universo a su escala más fundamental", destacó Allekotte.

Alrededor de 400 científicos de 90 instituciones de 17 países participan en este desafío científico. Los países participantes son: Alemania, Argentina, Australia, Bélgica, Brasil, Colombia, Eslovenia, España, Estados Unidos, Francia, Italia, México, Países Bajos, Polonia, Portugal, República Checa y Rumania.

En los años 1995-1996, la Colaboración Auger realizó una búsqueda de sitios a nivel internacional y preseleccionó sitios en Sudáfrica, Australia y Argentina. Si bien se estudiaron en detalle varios sitios en la Argentina, finalmente Malargüe fue el elegido.

observatorio_1.jpg

"En la ciudad de Malargüe se encuetra la Estación Central. Cada punto rojo indica un detector de superficie. Se indican además los cuatro Edificios de Fluorescencia (Los Leones, Coihueco, Los Morados y Loma Amarilla), cada uno albergando seis telescopios."

Para esta decisión se tuvieron en cuenta diversos aspectos, como la existencia de una gran planicie de más de 3000 km2, con un terreno poco accidentado y accesible, una atmósfera pura con aire limpio y poca contaminación lumínica, la existencia de infraestructura local (la cercanía de la ciudad de Malargüe, existencia de caminos y de redes eléctricas y comunicaciones, etc.). También se tuvo en cuenta la existencia de grupos argentinos de investigación interesados en llevar adelante el proyecto y el apoyo brindado por el gobierno nacional, provincial y municipal.

Actualmente el Observatorio Pierre Auger trabaja al 100% de su capacidad.

Te Puede Interesar