Dura realidad

El aumento de la luz impacta a los comercios de Mendoza: en algunos, $1 millón

La crisis afecta de lleno a los comercios de la provincia de Mendoza. Con boletas de luz que llegan casi al millón de pesos hay incertidumbre en su continuidad.

Por Ángeles Balderrama

La crisis económica sumado al aumento desmedido de los servicios golpea a las familias mendocinas, pero a los comercios los destruye. Con caídas en las ventas que se acercan, según ellos, al 50% y boletas en los servicios que superan los $800 mil pesos, el sector gastronómico se encuentra en una grave situación.

"Me da vergüenza decir cuánto ha llegado de luz, pero se triplicó el valor del mes pasado. Estoy hablando de mucho más de 800 mil pesos", explicó Claudia, dueña de una cafetería y restaurante del centro mendocino. "Me da vergüenza decir cuánto ha llegado de luz, pero se triplicó el valor del mes pasado. Estoy hablando de mucho más de 800 mil pesos", explicó Claudia, dueña de una cafetería y restaurante del centro mendocino.

Claudia, al igual que la mayoría de locales gastronómicos consultados por Sitio Andino explicaron que las ventas en los últimos meses han caído en un 50%. En ese sentido, remarcan que si los aumentos golpean a las familias, los gastos secundarios se recortan.

"Al igual que a los comercios, a la gente le aumentó la luz, el gas, los impuestos, entonces lo primero que hacen es evitar salir a consumir. Si antes tenía 10 mesas en la noche, hoy tengo 5. Si tenía 20 mesas al mediodía, hoy tengo 5", remarcó la propietaria de un local ubicado en calle Las Heras.

En concreto, explicó que pese a la caída de las ventas, "la luz es un gasto fijo porque no se puede apagar las heladeras ni cortar la luz en el salón". "Todo está prendido, el gas, los hornos, vengan o no clientes".

De la misma manera Analía, dueña de tres minimarkets del centro, explicó que este mes le llegó " 500 mil pesos de luz en uno de los locales; $600 mil en otro y, en el tercero, 700 mil pesos".

otoño, coronavirus mendoza, clima, tiempo, calle las heras, temperatura

"No tengo empleados porque no podría hacerme cargo de lo que implica tenerlos en blanco, pagarles obra social, entonces nos repartimos con la familia para atenderlos. Mi marido también tiene un remis que hacemos trabajar. Pero hoy por ejemplo hice cuatro ventas y todas fueron a brasileños y chilenos. Los argentinos no compran", expresó Analía.

Durante la recorrida por los locales gastronómicos del centro se observaron muy pocos clientes y, en algunos casos, locales vacíos. Este es el caso de un pequeño comercio dedicado a la comida peruana.

"Me llegaron 400 mil pesos de luz y 200 mil de gas. Pero lo peor es el alquiler: el mes pasado me cobraron 300 mil pesos y, este mes me avisaron que tengo que pagar 1 millón de pesos. El dueño me dijo que si no tengo 1 millón de pesos, le pague mil dólares. No tengo esa plata", expresó angustiada la dueña.

En ese contexto, explicaron que el futuro del comercio y fuente laboral de la familia pende de un hilo: si el dueño no baja el valor del alquiler comercial, van a cerrar sus puertas.

"Me llegaron aumentos de todo y no los puedo pagar. En toda la tarde vendí solamente dos promociones de café a $1700. No puedo pagar un millón de pesos de alquiler, tengo las mesas vacías hace semanas". "Me llegaron aumentos de todo y no los puedo pagar. En toda la tarde vendí solamente dos promociones de café a $1700. No puedo pagar un millón de pesos de alquiler, tengo las mesas vacías hace semanas".

Crisis: los recursos para sostener los comercios

Aunque los números en las boletas de la luz y el gas son "impagables", los comerciantes aseguran que desde hace meses vienen cuidando los gastos. Así, en algunos casos dejan máquinas desenchufadas hasta que algún cliente les pide "un café o un tostado".

cafe, restaurante, almorzar, comer, empleados gastronomicos, comercios de comida, coronavirus, mendigo, venta ambulante, pedir comida, ayuda, pobreza, extranjeros - 448505

"Muchas máquinas tienen que estar prendidas todo el día, pero nosotros las mantenemos apagadas hasta que las necesitamos. No sé si eso me consume más, pero si un cliente me pide tostados, recién ahí la prendo. Cuidamos gas, luz y agua, municipalidad subió y también les tuve que dar aumentos de sueldo a los empleados por cómo está la situación", destacó Claudia, dueña de un restaurante.

En concreto, indicó que deben sostenerse "como pueden" y evitar endeudarse porque "si te endeudás, en tres meses tenemos que bajar persianas".

"Lo que hacemos es bajar consumos, ahora amasamos nosotros el pan para abaratar costos. Ya no tenemos casi ganancias, con que nos alcance para pagar los gastos del local y de nuestra casa, es suficiente. Hasta tres meses sin ganancias podemos llegar a subsistir porque podemos comer en el local, pero después no queda otra que cerrar", aseguró.

"Pero si viene otro aumento, como dicen que va a llegar, no sabemos cuánto más vamos a poder resistir porque los alquileres subieron muchísimo", agregó. "Pero si viene otro aumento, como dicen que va a llegar, no sabemos cuánto más vamos a poder resistir porque los alquileres subieron muchísimo", agregó.

De la misma manera, Analía sostuvo que el remis de su marido "en este momento está ayudando a pagar las boletas de la luz que llegaron en los minimarkets".

También puede interesarte leer: Un nuevo aumento en Mendoza: a cuánto se fue el valor de la consulta médica

Te Puede Interesar