conmoción en las heras

Caso Jesica Olguín: crónica de un femicidio anunciado

El autor del femicidio tenía restricción de acercamiento y hasta pedido de captura por antecedentes de violencia de género. Aún así logró asesinar a su ex.

La víctima, madre de dos hijos, fue encontrada sin vida este lunes en su casa del barrio Los Chilenos, en Las Heras. Estaba atada de pies y manos, en tanto que tenía signos de haber sido golpeada y estrangulada.

Como si esto fuera poco, los meses anteriores a su trágico final demuestran la falta de respuesta de la justicia ante este tipo de casos. El principal sospechoso, Juan Manuel Tarres (48) tenía denuncias por violento, prohibición de acercamiento y hasta un pedido de captura porque no se presentaba a las audiencias por un maltrato anterior.

El 13 de octubre del 2021 Tarres golpeó a Olguín por primera vez. Tal como quedó asentado en la denuncia del hecho, plasmada en el expediente P-105383/21 por lesiones leves en contexto de violencia de género, el hombre le dio un cabezazo en la cara a la víctima y le dijo “te voy a matar hija de puta”.

Por esa agresión, Tarres fue citado por la justicia pero nunca compareció. De esta forma, el 21 de octubre de ese año, ocho días después de la agresión, se libró un pedido de captura. Recién el 5 de noviembre fue capturado.

Juan Manuel Tarres, femicida b.jpg
Tarres será imputado por femicidio y quedará preso

Tarres será imputado por femicidio y quedará preso

El agresor fue imputado por el delito mencionado y tan solo un día después recuperó la libertad. A partir de allí quedó con restricción de acercamiento hacia Olguín.

Ya en el 2022 la justicia realizó un seguimiento del caso y fijo al menos tres audiencias para analizar la situación de la pareja. Tarres no se presentó en ninguna por lo que se lo declaró en rebeldía.

De esta forma, la justicia pidió la captura de Tarres y el sujeto quedó en la “orden del día”, ante cualquier tipo de control policial al que pudiera ser sometido el sospechoso. A casi un año de ese acto, el acusado nunca fue detenido y la investigación por la agresión estaba cerca de llegar a juicio.

Mientras tanto, Jesica Olguín estuvo con consigna policial y fue alojada en un refugio para víctimas de violencia de género. Nada de esto sirvió para evitar el desenlace fatal.

Este domingo Tarres estuvo reunido con sus familiares en una pileta. Allí estaban los dos hijos que tiene con Olguín y a quien en horas de la noche dejó en la casa de sus padres. El objetivo era que Jesica llamara a esas personas para ir a buscarlos. Pero nunca lo logró.

Se cree que cerca de las 4 de la madrugada Tarres irrumpió en la casa de la víctima, en calle Molinero Tejeda al 3.100 de Las Heras. Enfurecido porque la mujer estaba iniciando una relación con otra persona, la insultó y agredió.

No conforme con eso, la ató de pies y manos. Finalmente la estranguló hasta matarla. Según un adelanto de los forenses ese sería la causa de muerte.

Jesica Olguin, victima de femicidio.jpg
Jesica Olguín, la víctima. Oriunda de Mar del Plata, estaba radicada en Mendoza hacia varios años

Jesica Olguín, la víctima. Oriunda de Mar del Plata, estaba radicada en Mendoza hacia varios años

Tras el ataque, Tarres fue hasta la casa de sus tíos, en Guaymallén, y confesó el crimen. Acto seguido ingirió un blíster de clonazepan y se acostó a dormir.

Sus familiares, atónitos, denunciaron lo ocurrido en la Comisaría 36 de Las Heras y allí la policía dio con el cuerpo de Olguín.

Esas personas, al declarar con la policía, calificaron a Tarres de “tóxico” y dijeron que el hombre “controlaba a Jesica y era muy celoso con ella”.

Así las cosas, Tarres quedó detenido en una comisaría de Las Heras y en breve será enviado a la cárcel. En las próximas horas se definirá su imputación, la cual será por femicidio y posiblemente por algún otro agravante.

Lo cierto es que ni la denuncia de la víctima, ni la prohibición de acercamiento o el pedido de captura, sirvieron para evitar el femicidio, que a esta altura parecía ser un ataque anunciado.

Te Puede Interesar