Preocupación por el faltante

Alerta: los mendocinos triplican el consumo de agua recomendado por la OMS

Los principales operadores de la provincia coinciden en que el consumo per cápita alcanza los 800 litros por día. La OMS estipula que con 250 litros por persona alcanza para cubrir las necesidades básicas. Aysam tiene previsto instalar 6000 medidores, en zonas de altos consumos.

Con el objetivo de aunar criterios para evitar el derroche de agua potable, el uso adecuado durante los próximos fines de semana largos y rediscutir un índice tarifario unificado, el ministro de Infraestructura y Energía, Rolando Baldasso y el presidente de EPAS, Javier Montoro, convocaron a los representantes de las principales prestadoras de servicio de agua potable para evaluar el estado de situación en que se encuentra la provincia en el marco de la Emergencia Hídrica.

A la reunión que se realizó ayer asistieron representantes de los municipios de Maipú, Luján de Cuyo y Guaymallén, de las federaciones de cooperativas de agua potable del Sur y Norte provincial, de Irrigación y el titular de Aysam, Luis Böhm, quienes expusieron un panorama de la situación y acercaron propuestas para paliar el exceso de consumo.

Si bien los participantes reconocieron mejoras en el sistema desde la estatización de la empresa de aguas, debido al fuerte impulso de obras de infraestructura y el incremento de perforaciones, aclararon que el aumento de producción no es suficiente para cubrir el exceso de consumo.

En este contexto indicaron que a pesar del decreto 2050/12 que declara la Emergencia Hídrica Provincial y de las campañas de concientización “en algunos sectores de la provincia el consumo alcanza los 800 litros por persona, por día” según detalló el titular del EPAS, Javier Montoro.

El funcionario explicó que: “Esta cifra es alarmante si se tiene en cuenta que la Organización Mundial de la Salud estipula para zonas áridas un consumo de 250 litros diarios por persona para cubrir sus necesidades básicas”.

Entre los tópicos expuestos, los principales proveedores de agua aseguraron que, respecto a 2011, este año disminuyeron los índices de reclamos y este hecho lo adjudicaron a que la comunicación anticipada de cortes de suministro amortiguó el impacto en los usuarios.

La colocación de medidores mereció un tratamiento especial ya que desde algunos municipios sugirieron que el Gobierno avance en la implementación de este sistema.

La contracara de este punto la dieron los testimonios de las prestadoras que ya cuentan con el control domiciliario y aseguran que esto no impactó en la disminución del consumo. Sin embargo, Montoro aseguró Aysam tiene previsto instalar 6000 medidores, en zonas de altos consumos.

Por último el ministro Baldasso anunció una nueva campaña de concientización que apunte directamente al uso responsable y solidario del agua potable.

Te Puede Interesar