Sistema previsional

Profesionales de la Salud van por el 82% móvil y vaticinan un 2013 con problemas

De la mano de un proyecto de la diputada nacional Graciela Iturraspe, los trabajadores buscarán presionar para conseguir ese derecho jubilatorio. El punta pié inicial de la movida se dará en Mendoza el próximo viernes.

Por Leandro Abraham

Los profesionales de la Salud comenzarán un plan de lucha con el 82% móvil como objetivo y prevén llegar “hasta las últimas consecuencias”, por lo que el 2013 podría arrancar con paros nacionales en este sector.

Es que de la mano de un proyecto de ley presentado por la diputada nacional Graciela Iturraspe, los trabajadores buscan mejorar su situación jubilatoria y conseguir el 82% móvil, el cual hasta ahora les es esquivo como a la mayoría de los asalariados.

Si bien el proyecto de Iturraspe, quien llegó al Congreso de la mano de Nuevo Encuentro (de Martín Sabatella) y luego se pasó al FAP (de Hermes Binner) ya ingresó a la Cámara de Diputados y se encuentra siendo discutido en comisiones, desde los gremios ya se preparan para una “larga y dura batalla” para conseguir la sanción de la norma.

Por esta situación, en Mendoza se dará el próximo viernes el punta pié inicial de lo que será un peregrinaje de Iturraspe y su gente por todas las provincias que traspasaron su caja jubilatoria a la nación, con el fin de difundir el proyecto y movilizar a los trabajadores.

Iturraspe, la diputada que fomenta el 82% móvil para la Salud

En tanto, desde Ampros y ATE, dos de los gremios que nuclean a trabajadores de la Salud en Mendoza, adelantaron que conseguir la sanción de esta ley “no será fácil, sobre todo teniendo en cuenta la postura que tiene la presidenta contraria a los intereses de los trabajadores”.

Sin embargo, desde los sindicatos se arman para la lucha y aseguran que el año próximo irán por todo: “Seguramente el 2013 comenzará con paros nacionales de la Salud, no vamos a parar hasta conseguir el 82% móvil, estamos decididos”, aseguraron Raquel Blas, de ATE, e Isabel Del Popolo, de Ampros, a SITIO ANDINO.

Es que según aseguran las gremialistas, en la actualidad el porcentaje que un trabajador de la Salud (profesional o no) percibe luego de jubilarse “es de entre 40 y 45% de lo que ganaba cuando estaba en ejercicio de sus funciones”.

“Los trabajadores de la Salud trabajan hasta morir, porque si se jubilan no tienen para comer o tienen que realizar otras actividades secundarias después de años de trabajo”, indicó Raquel Blas.

En tanto, desde Ampros realizaron un estudio con el cuál aseguran que un jubilado “sano” debe gastar por lo menos $1250 mensuales sólo en alimentación y medicamentos, por lo que en la mayoría de los casos “tienen menos de $1.000 para un techo, transporte, vestirse y otros gastos”.

Te Puede Interesar