martes 16 ago 2022
participación voluntaria

A casi un año de la "castración química": el avance del tratamiento para violadores

Alrededor de 120 internos están participando activamente del programa del gobierno provincial para prevenir la reincidencia de los condenados por delitos sexuales. Hasta el momento no han recibido fármacos.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Luego de la gran polémica que se generó el año pasado en torno a la implementación del tratamiento psicológico, psiquiátrico y farmacológico para prevenir la reincidencia de los condenados por delitos sexuales, la mal denominada “castración química”, el mes que viene se cumple un año desde que los internos comenzaron a ser tratados por especialistas.

Según informó el director del Servicio Penitenciario, Sebastián Sarmiento, hay 120 internos participando activamente del Programa para la Prevención de la Reincidencia de Delitos Sexuales, es decir que el 90% de los condenados por violaciones sexuales participan de sesiones semanales.

En ese sentido, Sarmiento explicó a SITIO ANDINO que “implica un trabajo de atención psicológica muy importante. Luego de dos años de tratamiento se hace una evaluación para ver si el interno modificó su conducta y si debe o no acceder a la inyección, pero todavía no se ha aplicado en ningún caso”.

El tratamiento

Según el tiempo de condena, los internos se someten a diferentes tipos de intervenciones. Uno de los jefes del programa, Esteban Lupiañez, explicó a este medio que “en uno de los tratamientos se realizan intervenciones grupales de 8 o 10 personas y se trabajan aspectos como distorsiones cognitivas, empatía hacia la víctima, control de ansiedad, entre otros temas”.

Otra de las intervenciones tiene que ver con charlas psicoeducativas donde participan profesionales de distintas áreas y se aplica a los internos que tengan condenas más largas.

“Existen alrededor de cien modelos de intervención”, explicó Lupiañez.

Si bien hasta el momento no se pueden evaluar los resultados, ya que los tratamientos todavía no cumplen el tiempo determinado, Lupiañez se mostró “sorprendido por la motivación de los presos”.

Asimismo, adelantó que se están realizando gestiones con la directora del hospital psiquiátrico El Sauce, para que los internos puedan concluir su tratamiento una vez que obtengan su libertad.

En tanto, el tratamiento es voluntario y la aplicación de la inyección sólo se realizará en caso de que la persona acusada de violación sexual, manifieste su conformidad.

Te Puede Interesar