miércoles 22 jun 2022
Desacuerdos

Bullying en Tupungato: la DGE explicó por qué la niña no ha vuelto a clases

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Facundo La Rosa 1 de junio de 2022 - 07:00

A casi dos meses de la viralización del video de una nena de 5 años de Tupungato que pedía a sus padres dejar de ir a la escuela a causa del bullying que padecía desde hacía tiempo por parte de sus compañeros, la pequeña todavía no ha sido reubicada en otro establecimiento. La familia solicitó el traslado a un colegio donde cursan sus primos, pero por falta de acuerdo con el municipio y la Dirección General de Escuelas (DGE), la relocalización todavía no fue concretada.

Su padre asegura que desde el Ejecutivo comunal existió un compromiso para otorgar una ayuda económica que facilite el transporte diario de la nena a la nueva escuela, que no fue cumplido. Asimismo, plantea como deficiente la intervención de las autoridades del colegio Lindor Castillo -donde se produjeron los maltratos- y del organismo que conduce José Thomas a la hora de ofrecer una respuesta que termine con el padecimiento de la menor.

Según explicó a Sitio Andino el jefe de Gabinete de la DGE, Patricio Cabral, la entidad propuso distintas alternativas en base al pedido familiar. Rechazada la primera instancia de revinculación con sus excompañeros -con supervisión de un equipo interdisciplinario-, se ofreció banco en dos instituciones de la misma zona, pero tampoco fue aceptado. Hubo acuerdo entonces de enviar a la niña a la primaria del distrito de Dubois en la que estudian sus primos. Sin embargo, no se logró consensuar respecto al transporte.

Es que para arribar al establecimiento -ubicado a 24 kilómetros de distancia del hogar de la menor, según el funcionario; a 8 km, en palabras del padre- la nena debería caminar 1.000 metros hasta la parada de un transporte escolar municipal que la depositaría en la escuela. Teniendo en cuenta que se trata de una niña de 5 años, además de las bajas temperaturas por la temporada estival, la familia reclama la habilitación de un medio de movilidad que la traslade de su casa a la garita.

Patricio Cabral, jefe de gabinete de la DGE (Foto: Prensa Gobierno de Mendoza)

"Desde la DGE respetamos la decisión familiar de enviarla a una escuela en la que -entienden- estará más contenida y hemos puesto a disposición todos los medios, y más, para que siga cumpliendo con su escolaridad. Pero hay una realidad: los recursos (económicos) son escasos y nuestra responsabilidad es hacerlos rendir al máximo siendo justos en la administración, sin poner en situación de desventaja al resto de los chicos que atraviesan contextos similares. No podemos hacer frente para cubrir la demanda de todos los alumnos", especificó Cabral.

El jefe del gabinete escolar lamentó que el diálogo con la familia de la estudiante se haya "visto distorsionado" desde que decidió interponer un abogado (Sebastián Garro), quien se encarga de mantener la comunicación con la DGE. " Se perdió la relación más personal que se llevaba desde un primer momento con la dirección, la supervisión y la inspección general, que están totalmente abocadas a este tema, para arribar a la mejor solución", remarcó.

"Comprendemos la situación de la familia: su niña es lo más importante y se pueden tomar decisiones motivadas por cuestiones que pueden perjudicar la comunicación, como la exposición mediática y la interposición de un abogado, que enfrió totalmente el intento de transmitirles que realmente queremos el bien para (la nena) y que esté aprendiendo en la escuela. No estamos desatentos ni nos hemos desentendido de la situación", concluyó el representante de la DGE.

Por el momento, la protagonista de la historia es educada de forma remota a través de clases virtuales, mientras aguarda una resolución que le permita superar la etapa traumática que afrontó hasta hace poco tiempo atrás.

Te Puede Interesar