Análisis

Las divisiones en el PJ de Mendoza siembran dudas sobre la reforma constitucional

La reelección de Pérez y Ciurca será el tema más difícil de negociar. La Legislatura toma la posta desde la semana que se inicia hoy, con un gobernador decidido a no perder poder a mitad de la gestión como sus antecesores.

Por Matías Malagoli

El lanzamiento de la Corriente Peronista la semana pasada redefinió las fronteras internas en los distintos sectores del Partido Justicialista y en cierta medida amenaza la intentona de reforma constitucional del Gobierno Provincial.

La consagración de un sector en el que confluyeron los intendentes no azules del Gran Mendoza junto a la CGT y, como figura estelar, el vice Carlos Ciurca, abrió el juego de las especulaciones internas en el partido que hoy gobierna Mendoza.

Es que ninguno de los actores del PJ fue ajeno al lanzamiento del sector: Paco Pérez tomó distancia de su compañero de fórmula, los azules trataron de mostrarse como firmes seguidores del gobernador y los hermanos Emir y Omar Félix se acercaron a los intendentes que no cuadraron en ninguno de los otros dos espacios.

Este panorama ha dejado, a nivel legislativo, un escenario delicado: si bien han habido mínimos pases de sector los bloques no se han partido, pero hay fuertes fricciones internas.

En el medio de esta tensión se mete la discusión por la reforma constitucional. En la Legislatura todos coinciden que el punto de mayor conflicto será la posibilidad de reelección para la fórmula Pérez-Ciurca (que los habilitaría tanto a presentarse nuevamente juntos, como a Pérez o Ciurca ir solos por la gobernación).

Sobre la mayor parte de los cambios a introducir en el proyecto hay bastante coincidencia y quedarían apenas algunos temas de menor consenso, como las primarias abiertas y la boleta única que se discutirán con la reforma electoral, incluida por el Ejecutivo en el paquete de medidas que pretende discutir.

Pero las especulaciones políticas de todos los sectores se pondrán en juego a la hora de decidir si habilitar o no a la actual fórmula a optar a un segundo período. La buena imagen que conserva Paco desde su asunción es un condimento más que se suma al paquete de condicionamientos.

La semana próxima se comenzará a trabajar sobre el proyecto: se conformará una mesa legislativa que marcará la agenda de la discusión, y que será la que reciba los aportes de entidades académicas, intermedias, OSC y la población en general.

Te Puede Interesar