perspectiva

Automotrices prevén inversiones por u$s5 mil millones en los próximos 8 años

"Las casas matrices de nuestras terminales confirman el compromiso en el país", dijo el presidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles.

Por Sección Economía

Las automotrices argentinas tienen comprometidas desde sus casas matrices inversiones por 5.000 millones de dólares para lograr la meta de producción de 1,9 millón de automóviles en el 2020,  mientras que el nivel de patentamientos proyectado para 2012 mantiene al mercado local dentro del top 20 de países con mayores ventas.

"Las casas matrices de nuestras terminales están confirmando el compromiso en el país con la llegada de 5.000 millones de dólares de inversiones para los próximos años", dijo el presidente de la Asociación de Fabricantes de Automóviles (ADEFA), al referirse a uno de los objetivos que plantea el Plan Industrial 2020.

Pero el esfuerzo para Klima no sólo debe atravesar toda la cadena de valor local sino que demanda "desarrollar una política de complementariedad en el Mercosur para crecer y lograr vender el 1.600.000 vehículos de cara al 2020" y mantener así "una política industria en todo el bloque".

El Plan Industrial 2020 proyecta para el sector automotriz 1,9 millones de autos de producción y 1,6 millones de autos patentados, lo que representa un crecimiento promedio del 6 por ciento anual para los próximos 9 años, una cifra que resulta moderada con el record de casi el 30 por ciento de 2011.

Si bien el contexto internacional exige moderación por la crisis financiera europea y la incipiente tendencia a la caída que registra Brasil para su sector automotriz, fabricantes y concesionarias consideran posible alcanzar las metas industriales.

Según proyecciones publicadas por la Asociación de Concesionarios de Automotores (ACARA) en el reciente Congreso Nacional del sector celebrado la semana pasada, en 2012 la Argentina ocuparía el lugar 18 en el Top 20 de la proyección de ventas de automóviles más vehículos comerciales livianos, club al que ingresó recién el año pasado.

El presidente de ACARA, Abel Bomrad, sostuvo que para lograr los objetivos de 2020 se debe "duplicar los 8,5 millones de metros cuadrados que hoy tiene la estructura de concesionarios, ubicados en las principales avenidas y calles de todo el país", y que en 2003 sumaban 3 millones de metros cuadrados.

A partir de 2003, fecha de referencia para marcar el punto de inicio del actual ciclo de crecimiento del sector, el número de concesionarias sumó 753 locales que invirtieron "la cifra global de 5.350 millones de dólares en infraestructura edilicia".

En 2003 las concesionarias empleaban a 18.000 personas y hoy superó los 60.000 puestos directos sin considerar los puestos de trabajo indirectos, y demanda una inversión de 30 millones de dólares anuales en capacitar a esos recursos humanos.

Al finalizar abril, los automóviles cero kilómetro patentados completaron el mejor primer cuatrimestre de la historia con un acumulado de 313.207 autos, lo que representa un 5 por ciento de crecimiento por encima del mismo período del pasado año, que alcanzó los 297.261 unidades.

Los datos del primer cuatrimestre se asemejan a las proyecciones que ya a fines del año pasado realizaban las autoridades de Acara, quienes colocaban el margen de crecimiento para 2012 entre el 5 y el 7 por ciento, luego de un año récord de casi el 30 por ciento de incremento en los patentamientos.

En el mismo primer cuatrimestre, la producción en las terminales locales ascendió a las 218.609 unidades -lo que marcó el efecto de la disminución de las exportaciones-, y las ventas a concesionarios sumaron 260.615 vehículos, un 1,9 por ciento más que entre enero y abril del año anterior.

Si bien Klima aseguró que "Argentina va a hacer el segundo país más importante de la región porque tiene excelencia de materia gris y cualidades para liderar un bloque" de más de 400 millones en América Latina, también consideró que "hay algunas señales de alerta para el desarrollo industrial".

Se trata de lo que consideró "crecientes dificultades de competencia de países asiáticos" para los autos de producción del Mercosur, por lo que demandó "analizar qué productos se importan de la extrazona y también revertir el déficit comercial de autopartes".

Además de plantear la necesidad de incentivos nacionales y provinciales "como en Brasil", Klima identificó como otros puntos claves el financiamiento para el sector, la capacitación de los más de 137.000 trabajadores y el desarrollo de una política industrial activa para los proveedores del sector.

"Todo el trabajo hecho hasta ahora no ha alcanzado para lo que necesitamos, hay que mejorar los estándares de competitividad en costos y calidad, tener una política de materias primas con mejores costos relacionados a insumos estratégicos como el acero, el plástico", enfatizó el directivo de Adefa. 

Te Puede Interesar