se acabó la siesta
La Ciudad retoma el horario corrido y buscan extenderlo al resto de la provincia
Sábado, 27 de febrero de 2021

Primero fue, forzado por la pandemia, de 9 a 18, y al llegar el verano volvió el clásico 4 y 4. Ahora, desde el lunes 1 de marzo, el comercio de la Ciudad de Mendoza retomará el horario corrido de atención al público: esta vez y por el resto del año entre las 10 y 19, según lo confirmaron desde la Cecitys, la cámara que nuclea a los empresarios, y el IDC (Instituto de Desarrollo Comercial), como antesala a una extensión del régimen al resto del territorio mendocino.

"Al margen de gastronomía y servicios, había negocios que no podían dar vacaciones y por eso volvieron a 4 horas de mañana y 4 a la tarde, mientras otros cerraban una hora y reabrían. El 83% de aceptación demuestra que el horario corrido les conviene a todos, si bien todavía falta la apertura de la frontera con Chile y que vuelva el turismo extranjero", considera Adrián Alín, presidente de la Cecitys (Cámara de Empresas Comerciales, Industria, Turismo y Servicios).

La referencia es a la encuesta que el IDC realizó sobre 300 locales en dos cuadrículas: de Córdoba a Vicente Zapata/Colón, y entre Patricias Mendocinas y Rioja, además de la comprendida entre Juan B. Justo y Arístides, Belgrano y Boulogne Sur Mer. Ese fue el porcentaje de adhesión entre empleados, que se redujo al 70% entre propietarios, aunque casi 100% del público consultado se mostró a favor. 

Alín insistió en diferenciar el régimen de atención corrido o escalonado en hasta 2 turnos que ahora se reinstala, del extendido, que en su momento fue rechazado por el CEC (Centro Empleados de Comercio). Por ahora no está previsto un cierre más temprano durante el invierno.

Más allá del Gran Mendoza

Repartidos en toda la geografía mendocina hay alrededor de 60 mil comercios de distintos rubros. A ese universo apunta una eventual extensión del horario corrido que, por lo pronto, el lunes se retoma en el radio capitalino.

Según Osvaldo Cairone, titular del IDC, "aunque en otros distritos es más difícil, hemos encarado distintas gestiones para avanzar en tal sentido, en principio a través de pedidos de adhesión a las distintas cámaras empresarias territoriales. Es anacrónico que una provincia como Mendoza, si quiere estar al nivel de otras ciudades del mundo, se mantenga aferrada al 4 y 4"

Por hábitos más arraigados entre los habitantes como la siesta y todavía menos influjo de turistas, entre los departamentos la realidad muestra que aún queda un camino por recorrer hacia la meta.

"Más allá de que a mucha gente le convenga, lo mejor es que cada negocio opte según el rubro. Salvo los corralones, la mayoría aquí volvió al horario partido, pero quizá lo más adecuado sea ir al extendido, esto es, cerrar un poco más tarde, como puede resultar con los negocios turísticos a la espera del visitante que termina una excursión y al final del día sale a comprar", analiza Nicolás Martínez, presidente de la Cámara de Comercio, Industria y Agropecuaria de San Rafael.

Testimonios

Con dos empleados a cargo, Eduardo Ghilardi (60) es dueño de 3 zapaterías que llevan su nombre, entre Peatonal Sarmiento, avenida San Martín y Colón. Se muestra convencido de lo favorable que resulta no cerrar al mediodía como históricamente lo han hecho los negocios céntricos.

"El horario corrido sirve porque ir y volver de casa implica más gastos, y creo que llegó para quedarse, vale la pena. Pero el mendocino tiene que acostumbrarse", asegura el empresario, no sin dejar de reconocer que en su experiencia suele haber un "bajón" entre las 14 y 15 que tampoco hace demasiada mella en la facturación promedio.

En eso coincide Maximiliano, encargado del local de indumentaria deportiva Futbolero. A través de su página web, la firma habitualmente informa a sus clientes el horario de atención que difiere entre sus dos locales: mientras el de Ciudad abre de 9 a 20 de lunes a viernes, el ubicado en San Martín Sur, de Godoy Cruz, mantiene el discontinuo.

Para Maxi "tal vez porque estamos también en otras provincias hemos comprobado que es mucho mejor y más práctico. Lo de la siesta puede ser para el público local, pero no para el turista".

Algunos rubros lo supeditan a los resultados. "Cuando reabrimos en medio de la pandemia, tampoco quedaba opción. Ahora hacemos mañana y tarde porque con este calor despues del mediodía no viene nadie,  y el lunes volvemos al corrido hasta las 19, pero seguramente probaremos una semana a ver si funciona o no antes de cambiar", anticipa José, responsable de Game Over, negocio dedicado a accesorios para fanáticos gamers e insumos informáticos.

Otros lo incorporaron, incluso con régimen propio, como Pinturerías Merino, que abre a las 9 y cierra a las 17. Según argumentan desde la firma "los clientes se van habituando, y a los pintores, que terminan a las 18, les conviene por su horario de trabajo. Además, a las 19 en algunas zonas ya no hay movimiento". 

Tamaño del texto
Comentarios
Tu comentario