Vinos

NINA apuesta a la alta gama con blancos de La Rioja

Lanzó un espumante y un dulce natural con el terroir del Valle de Aminga en La Rioja como sello.

NINA, la marca de vinos premium posicionada en el mercado hace más de ocho años en el segmento superior a los $100 la botella nace en el Valle de Aminga, un ecosistema a 1.450 metros sobre el mar en La Rioja.

Hoy la marca anuncia que ha incorporado dos nuevas propuestas a su línea de vinos, el espumante NINA Extra Brut y NINA Dulce Natural.

NINA Extra Brut está elaborado con el método Charmat predominantemente a base de Chardonnay (60%) en menor proporción Sauvignon Blanc (10%) y Torrontés Riojano (30%) teniendo un contacto de 60 días sobre borras. Se trata de un producto frutado y agradable. Sus burbujas son pequeñas convirtiéndolo en un espumante delicadamente persistente con una capacidad de 3 años de guarda. Se precio sugerido es de $85 la botella.

A su vez, NINA Dulce Natural es un vino elaborado 100% con la uva Moscato Giallo y de un color oro brillante con reflejos verde oliva. Es un vino dulce con aromas a frutas tropicales como banana, melón y toques de miel. Rico, con una capacidad de añejamiento de 3 años y de suma atracción para acompañar distintos tipos de postres. Su precio es de $120 la botella.

Los nuevos lanzamientos complementan la línea de vinos integrada por NINA Gran Petit Verdot ($266), NINA Cabernet Sauvignon - Malbec ($171,50) y NINA Blend ($97,60). Todos productos que reflejan el terroir del Valle de Aminga, un oasis vitivinícola en La Rioja.

Cabe destacar que NINA Gran Malbec, que en el mercado se vende a $294 la botella, es el único producto que tiene su origen en Vistalba, Luján de Cuyo, provincia de Mendoza.

La marca NINA es propiedad de Bodega San Huberto, una empresa con cultivos, producción y bodegas en Vistalba, Mendoza, el Valle de Aminga, en La Rioja, a unos 1.450 metros sobre el nivel del mar, y en la región de Huailai, en una reconocida zona de producción vitivinícola en China.

Te Puede Interesar