martes 27 sep 2022
Jury

Declaró Adaro y complicó la situación de Otilio Romano

"Cumplió un rol en un sistema de represión, violencia y tortura que necesitaba impunidad", aseguró el miembro de la Suprema Corte en la segunda jornada del juicio político contra el juez mendocino.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Sección Judiciales 15 de noviembre de 2011 - 13:25

El juez de la Suprema Corte de Justicia, Mario Daniel Adaro, aseguró esta mañana que el suspendido camarista federal Otilio Roque Romano "cumplió un rol en un sistema de represión, violencia y tortura que necesitaba impunidad".

Romano cerca de la destitución.
Adaro, quien fue ministro de Gobierno, Justicia y Derechos Humanos, manifestó que "no cabe dudas del accionar no acorde a la investidura (de Romano) ante las denuncias de violaciones, vejaciones, torturas y robos de bienes" de víctimas de la dictadura militar.

El letrado fue uno de los testigos de la segunda jornada del "jury de enjuiciamiento" en el cual Romano está ausente ya que se fugó a Chile (donde se le otorgó visa temporaria por ocho meses) y podría culminar con la remoción del suspendido camarista.

Previo a la declaración de Adaro, declaró el ex senador nacional de Entre Ríos Ricardo Laferriere, quien fue titular de la comisión de acuerdos de la Cámara Alta del Parlamento y señaló que el pliego de Romano para ser ascendido a camarista "no había recibido impugnaciones".

Laferriere sostuvo que "no recordaba" como había sido la votación del pliego del Romano pero que "creería que fue por unanimidad ya que cuando había discrepancias procurábamos en la comisión buscar consenso para llegar todos de acuerdo".

En esta jornada, también testimonió Luis Jorge Toledo, quien fue secuestrado el 27 de marzo de 1976 en Godoy Cruz, Mendoza, cuando tenía 19 años, trasladado al "campo" del Liceo Militar y luego derivado al Comando octavo de comunicaciones.

En ambos centros clandestinos de detención fue sometido a vejámenes y en una oportunidad fue conducido “tabicado” ante Romano, por entonces fiscal; frente a quien le quitaron la venda y escuchó cómo le proponía firmar un escrito "donde decía que estaba arrepentido" a cambio de lo cual le ofrecía "que la causa iba a salir rápido".

En la audiencia de este lunes el representante del Poder Ejecutivo en el Consejo de la Magistratura, Hernán Luis Ordiales, afirmó que el camarista sometido a juicio político fue "cómplice y encubridor del terrorismo de Estado” y prestó “colaboración fundamental a los represores” de la última dictadura cívico militar.

 

Te Puede Interesar