Estado provincial

Cinco puntos oscuros del Presupuesto 2015

La Fundación Ideal presentó un análisis de los puntos principales, grises e inconsistencias del proyecto.

Por Federico Manrique

La Fundación Ideal, integrada por economistas y técnicos vinculados o cercanos a la Unión Cívica Radial, elaboró un informe sobre los principales puntos, fundamentos, zonas grises e inconsistencias del proyecto de Presupuesto 2015 que el Ejecutivo elevó a la Legislatura para su tratamiento.

Si bien desde el gobierno intentan lograr una aprobación rápida, para evitar la mala experiencia de lo que fue el Presupuesto 2014, desde la oposición insisten en poner reparos al proyecto oficial. Entre tanto, estos son los principales puntos del proyecto de Presupuesto 2015 que se están analizando:

1-¿Crecimiento económico sobre estimado?

El proyecto de ley de Presupuesto 2015 prevé una expansión cercana al 2,8% anual en la actividad económica provincial. Según estimaciones y proyecciones del Indicador Sintético de Actividad que elabora la propia Fundación IDEAL, la producción privada de Mendoza caería durante 2014 a una tasa superior al 3% interanual. Por ello, advierten los técnicos, un crecimiento proyectado para el 2015 del 2,8% para Mendoza contrasta notablemente con el efecto arrastre que pone como punto de partida el débil presente económico de la provincia.

“Existen pocos fundamentos para considerar que Mendoza torcerá su tendencia recesiva. El poder adquisitivo pierde con la inflación y arrastra a la baja la demanda doméstica, el sector exportador enfrenta serios problemas de competitividad ante una inflación que no cede y un tipo de cambio oficial que vuelve a utilizarse como ancla para no acelerar aún más los precios, y el Gobierno provincial presenta limitaciones para realizar política fiscal expansiva ante lo insostenible que se ha tornado el financiamiento de su déficit”, afirman el estudio de la Fundación Ideal.

Sobre estimar el crecimiento económico, en este caso hablar de un crecimiento del 2,8%, permite estimar un crecimiento de los recursos y en este caso, “dibujar”, un equilibrio en las cuentas que puede no existir.

2- Inflación, devaluación y paritarias moderadas.

Otras variables clave para la planificación presupuestaria se encuentran sin una clara contextualización, como son la inflación, el tipo de cambio y las paritarias, advierte la Fundación Ideal. El proyecto de Presupuesto 2015 prevé una inflación para el 2015 del 15,6%, una estimación calificada como “absolutamente alejada de la realidad” frente a una inflación real promedio anual cercana al 38%, según datos de consultoras privados y Direcciones de Estadísticas provinciales independientes al Indec. Similares disparidades se encuentra en el gasto en personal previsto en el presupuesto versus los reclamos esperados por los gremios estatales, ya que el Presupuesto estima un aumento en paritaria del 10% frente a reclamos de los gremios muy por encima de esa pauta.


Otra variable macro distorsionada es el valor del tipo de cambio 2015, que prevé una devaluación de 15% interanual promedio. Esta tendencia a la desaceleración luce absolutamente improbable frente a un ritmo de devaluación actual cercano al 36% interanual (siempre hasta ahora el dólar se movió al ritmo de la inflación real anual), y frente la necesidad de recomponer la apreciación cambiaria (dólar oficial barato) que atenta contra las reservas, la competitividad y las inversiones, especialmente las esperadas en el sector petrolero, afirman desde la Fundación Ideal.

Un presupuesto que parte con premisas de crecimiento, inflación, actualización salarial, tipo de cambio y urgencias sociales marcadamente distorsionadas comienza a planificar las políticas públicas con una brújula errónea. Además, permite subestimar gastos, en especial en la referente a salarios públicos, vinculados a la inflación real, e insumos, que en muchos casos están atados al valor real del dólar.

3- Equilibro con más endeudamiento y castigo a proveedores.

El Proyecto de Ley de Presupuesto (PLP) 2015 de Mendoza estima un gasto total de $49.781 millones e ingresos totales por $49.982 millones para el Sector Público Provincial (Administración Central, Organismos Descentralizados, Cuentas Especiales y Otros Organismos). Así se plantea un superávit operativo (sin pago de servicios de la deuda) para el próximo año de $201 millones.

Con una amortización de la deuda para el 2015 de $1.726 millones más un superávit operativo de $201 millones, se fija una necesidad de financiamiento total por $1.525 millones. El endeudamiento proyectado por el Ejecutivo es con BID/BIRF por $699 millones, con el Fondo Fiduciario Federal de Infraestructura Regional por $166 millones y con un aumento de deuda con proveedores por $660 millones. Además, el proyecto de Presupuesto 2015 solicita autorización de endeudamiento no usado en el ejercicio anterior por $750 millones, para capitalizar el Fondo para la Transformación y Crecimiento (FTyC) por $400 millones, para Mendoza Fiduciaria S.A. por $200 millones, para Cuyo Aval Sociedad de Garantía Reciproca por $50 millones y para cubrir el incremento de deuda flotante por un monto indeterminado. Bajo este esquema, el Ejecutivo solicita, como mínimo, una autorización para realizar operaciones de crédito público adicionales por $2.000 millones.

5- Auxilio millonario de la Nación.

El proyecto de Presupuesto 2015 proyecta el ingreso para Mendoza durante todo el año de Aportes No Reintegrables de la Nación por un total de $3.861 millones, esto es un crecimiento del 189% con relación al 2014 ($1.335 millones). El carácter discrecional de estos aportes, advierten desde la Fundación Ideal, complican su previsión futura, ya que dependen sólo de la voluntad del Gobierno nacional. Sin embargo, como puede observase en los últimos años, los anteriores tres presupuestos tuvieron una sobre estimación de este concepto en casi un 50%. En base a la experiencia pasada, se estima una sobre estimación de 2.000 millones de pesos en este concepto.

Sobre estimar ingresos, en este caso Aportes No Reintegrables permite gastar más y maquillar un resultado para hacerlo “equilibrado”.

5-Gastos de capital que nunca se ejecutan.

El proyecto de Presupuesto 2015 estima un crecimiento del gasto en capital (obras públicas) de un 136%. Sin embargo, advierte la Fundación Ideal, existirá un bajo a nulo margen para cumplir la pauta estimada de $3.979 millones, dada la sobre estimación de los ingresos totales (más de $1.500 millones), una subestimación del gasto en personal (+19%) y las dificultades para el acceso al crédito público a tasas razonables. La subestimación en el gasto en personal alcanza un mínimo de $2.500 millones, la pauta de crecimiento del gasto en personal es del 19% (incluido incorporación de personal y paritarias) siendo que en la actualidad crecen al 38% anual.

Lo más probable, entonces, será que el ahorro corriente estimado en el proyecto de Presupuesto 2015 sea en realidad un déficit corriente en el 2015 y, por lo tanto, la provincia se encuentre durante el próximo año ante dos caminos a recorrer: (a) Requerimiento de autorización para un mayor endeudamiento; (b) Sub- Ejecución de la obra pública para poder cumplir con los gastos corrientes. La opción b es lo que se ha venido haciendo durante los últimos tres años:

Te Puede Interesar