Desarrollo Sustentable

La Iglesia Católica entra al debate por la minería

En la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal se creó el Foro Social Minero. Habla su coordinador.

Por Federico Manrique

“La prohibición con aire fundamentalista le impide al país desarrollarse”, advierte Héctor Allende, no sin antes destacar que “los capitales que llegan a explotar la minería deben tener un marco ético de trabajo, de respeto por el minero y su familia, por la comunidad y el medio ambiente y lo que pase después que la mina deje de producir”. Este es el principio y razón de ser del Foro Social Argentino de Minería, un organismo creado dentro de la Comisión de Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina, lo que marca el ingreso formal de la Iglesia Católica al tumultuoso debate en torno a la minería en el país.

SitioAndino.com habló con Héctor Allende, coordinador a nivel nacional del Foro, un espacio de apertura y diálogo que se creó a pedido de la Cámara Argentina de Empresarios Mineros y es consecuente con los esfuerzos que hace el Vaticano y el propio papa Francisco en pos de promover una nueva minería.

El objetivo del Foro Social de Minería es continuar lo que se viene haciendo desde el 2013 en el Vaticano, a partir de la labor del cardenal Peter Turkson con empresarios y accionistas mineros en pos de promover una “nueva minería”. “La idea es proponer al mundo una nueva minería que contemple el respeto a las comunidades locales, al medio ambiente, el respeto por el agua y la persona. La idea es que la minería continúe porque no se puede vivir sin minería, pero que sea sustentable y mitigue sus impactos”, explica Allende.

El Foro Social Argentino de Minería (FOSAMIN) es una iniciativa de la sociedad civil para crear un espacio de diálogo y encuentro a fin de fomentar el debate pluralista, la reflexión y elaboración de propuestas. Busca el desarrollo de una minería responsable con las personas, trabajadores, poblaciones locales, con el ambiente y que produzca un amplio beneficio social a las comunidades y al país. Está integrado por entidades académicas, empresarias, organizaciones sociales, sindicales, de cuidado de la naturaleza y por la Comisión Nacional de Justicia y Paz que, en esta primera etapa, aporta la coordinación con el fin de ayudar a desarrollar una visión más integral de esta actividad.

Sus objetivos son promover los principios morales y de la ética en políticas públicas que comprometan a la actividad minera a desempeñarse por el bien común, la dignidad humana, la protección del ambiente y el auténtico desarrollo económico y social.

La premisa es conformar un lugar de debate libre, abierto, basado en la evidencia, que represente los múltiples intereses, integrando la cultura local y el saber científico. El trabajo y la agenda se harán en un clima de honestidad, transparencia y confianza.

Estas son las entidades que componen el Foro:

· Asociación Cristiana de Dirigentes de Empresa (ACDE).

· Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA).

· Cámara Argentina de Empresas Mineras (CAEM).

· Cámara Empresaria del Medio Ambiente (CEMA).

· Colegio Argentino de Ingenieros en Minas (CADIM).

· Comisión Nacional Justicia y Paz de la Conferencia Episcopal Argentina (CNJP).

· Fundación Cambio Democrático.

· Fundación Solidaridad.

· Fundación Vida Silvestre.

· IAE-Universidad Austral.

· Universidad Católica Argentina (UCA).

· Universidad Católica de Cuyo (UCCUYO).

Abrir el diálogo

“Las distintas realidades de exploración y extracciones han dejado realidades traumáticas en el país y el mundo, pero también hay experiencias muy superadoras, que han permitido el crecimiento económico y la generación de trabajo. Y vale el análisis y discutir el rol del Estado”, afirma Allende, para quien la idea es “abrir un diálogo superador en torno a la minería”.

En cuanto a Mendoza y el debate frustrado por Hierro Indio, Allende opinó que este tipo de conflictos dejan experiencias y muestran que el rol del Estado es el de acercar los proyectos con toda la información a la Legislatura en este caso y abrir el debate a toda la sociedad y a todos lo que lo necesiten. “Creo que faltó información y un debate más a fondo”, opinó.



¿Te parece bien la creación de un Foro Social para discutir sobre la minería?

Te Puede Interesar