Contra la ley

Pese a las quejas, no se registran denuncias por la diferencia de precio en los pagos con tarjetas

Si bien diversas organizaciones y consumidores aseguran que los comercios cobran un recargo por pagar con plástico, Defensa al Consumidor no registra quejas formales, aunque avisa que multará a los infractores.

Por Leandro Abraham

En las últimas horas han surgido diversas denuncias de organizaciones que luchan por difundir los derechos de los consumidores sobre supuestos “recargos” que muchos comerciantes mendocinos están cobrando para los pagos con tarjetas de crédito o débito. Sin embargo, formalmente la dirección de Defensa al Consumidor del Gobierno de Mendoza no registra denuncias y pide a los compradores quejarse formalmente, al tiempo que avisa a los vendedores que saldrá a multar.

Sucede que miles de mendocinos pusieron el grito en el cielo durante el fin de semana por el recargo que algunos comercios del centro quieren cobrar para comprar con tarjetas. Según los comentarios de compradores y organizaciones no gubernamentales, muchos negocios piden entre un 10 y un 20% más si es que el comprador quiere abonar con “plástico” y no con dinero en efectivo, algo que es ilegal.

Por esto, desde la ONG Protectora, que desde hace tiempo lucha contra los abusos de las empresas contra los consumidores, salieron a recordar que modificar el precio según el sistema de pagos es “ilegal” y aseguraron que los comercios deben respetar los precios publicados. Es que la ley 25.065, en si artículo 37, indica lo siguiente: “El proveedor está obligado a no efectuar diferencias de precios entre operaciones al contado y con tarjetas”, algo que muchas veces no se respeta.

No obstante, si bien desde Protectora indican que han recibido decenas de llamados y consultas en las redes sociales sobre abusos de este tipo por parte de los comercios de Mendoza, desde la dirección de Defensa al Consumidor, único organismo oficial con potestad para interferir en este tipo de delitos, resaltan que no tienen denuncias formales.

“Estamos en conocimiento de las publicaciones mediáticas, pero formalmente nadie se acercó a hacer la denuncia ni envió el formulario correspondiente”, resaltó Guido Roccuzzo, director de Defensa al Consumidor.

Roccuzzo quiere "atrapar" a los infractores, pero pide a los mendocinos que denuncien.

En este sentido, Roccuzzo estimó que “no resulta una sorpresa” que muchos comerciantes quieran sacar ventajas de forma ilegal y pidió a los comerciantes “hacer la denuncia por escrito” para que su organismo pueda interferir y se llegue a multar a las personas que infringen la ley.

En cuanto a las multas, Roccuzzo resaltó que si un comercio es sorprendido en una actitud como la descripta corre peligro de recibir una multa de entre $100 y $5.000.000, siempre teniendo en cuenta la reincidencia como una agravación del monto.

En cuanto al modo en que operan estos comerciantes, desde Defensa al Consumidor reconocen que se “remarca” el precio utilizando el “precio de lista” (algo que no existe de forma legal) para cobrar algunos productos a un monto de entre 10 y 20% mayor al que se pagaría de contado. “El canon que la tarjeta de crédito le cobra al vendedor es del 3%, por lo que no se entiende porque cobran un 10% más. Igualmente, la ley indica que no deben cobrar nada”, indicó el funcionario.

Finalmente, y al ser consultado por SITIO ANDINO sobre si el desaliento de los comerciantes a las tarjetas de crédito tiene que ver con una maniobra para evadir impuestos (teniendo en cuenta que cuando se paga con plásticos es imposible no tributar), Roccuzzo aseguró que es “una posibilidad” que muchos tomen estas medidas para cometer un delito todavía mayor, aunque sugirió que la mayoría de los comerciantes lo hacen para “tener efectivo en los bolsillos”.

   

Te Puede Interesar