Toma fuerza

Desalojan personas en Cuba y en Florida por la tormenta Idalia

Cuba y Florida están en alerta luego de conocer que la tormenta Idalia está tomando fuerza y se convertirá en un huracán categoría 3 antes de llegar a la zona.

La tormenta tropical Idalia se intensificó este lunes por la tarde y se convertirá en un gran huracán a medida que avanza hacia la costa del Golfo de Florida, mientras las autoridades emitieron órdenes de evacuación en Cuba e instaron a los residentes a prepararse antes de su llegada a tierra el miércoles en la mañana.

Idalia, con vientos máximos sostenidos de 105 kph, se movía el lunes en el Caribe a unos 65 km al sur-oeste de Cuba, mientras se dirigía hacia el norte a 13 kph (8 mph), dijo el Centro Nacional de Huracanes.

La intensidad de la tormenta y su actual trayectoria hacia el norte llevaron a las autoridades a poner a unos 14 millones de floridanos bajo alerta ante el peligro de huracán.

Cuba desalojó a miles de personas por "Idalia" que se convertirá en huracán categoría 3

"Todos los floridanos deben ejecutar sus planes", dijo el gobernador de Florida, Ron DeSantis, durante una conferencia de prensa y agregó que había hablado con el presidente Joe Biden.

"Hagan lo que tengan que hacer. Todavía tienen tiempo hoy", agregó instando a prepararse para las condiciones peligrosas.

Idalia alcanzará la categoría 3 de la escala de vientos huracanados de Saffir-Simpson cuando toque tierra en la zona norte del Big Bend de Florida.

El impacto de la tormenta en Cuba

La Defensa Civil de Cuba había emitido la "Alerta" para varias de sus provincias del Occidente el lunes mientras que los cubanos se apresuraban a evacuarse, cerrar sus casas y amarrar los barcos de pesca cuando Idalia tocaba tierra poco después de las 2 de la tarde.

Las aguas de color carmelita oscuro habían inundado por completo el pequeño pueblo pesquero de Guanimar, a sólo una hora al sur de La Habana. Autobuses con décadas de antigüedad evacuaron a mujeres y niños incluso cuando los vientos sacudían sus techos de metal, mientras se golpeaban a los barcos de pesca situados entre los manglares.

"Ya llevamos dos días de lluvia", señaló Yadira Álvarez, de 34 años, quien evacuaría en un autobús con sus cinco hijos.

"Intentamos prepararnos, pero hagamos lo que hagamos, todo quedará empapado", añadió.

Más al oeste, los vientos más intensos y cercanos al centro de la tormenta azotaron la provincia de Pinar del Río, hogar de la materia prima de los que se consideran los mejores puros del mundo.

Fuente: NA

Te Puede Interesar