islam

Al menos once personas murieron en una estampida en Pakistán

El hecho ocurrió el viernes durante la distribución de alimentos. Días atrás, en el primer día del ramadán, en otra estampida una persona murió.

Unas 11 personas murieron en una estampida en la ciudad de Karachi, al sur de Pakistán, cuando una multitud se precipitó hacia una fábrica donde se distribuían donaciones por el ramadán. Este hecho se suma al que ocurrió la semana pasada, cuando una persona murió en otra estampida, en el primer día del ramadán, el mes en el que el islam prescribe el ayuno durante el día para los creyentes,

De acuerdo a fuentes policiales y organismos de rescate el hecho ocurrió el viernes durante la distribución de alimentos. Centenares de personas se reunieron en las afueras de una fábrica privada para recoger las raciones de la caridad por el Ramadán, dijo a medios internacionales el superintendente de Policía del área, Muhammad Mughees Hashmi.

https://twitter.com/ghulamabbasshah/status/1641790362741010433

Hubo un movimiento de pánico y "las personas empezaron a correr", explicó Fida Janwari, responsable de la policía a Baldia Town, en el oeste de Karachi, informo AFP.

https://twitter.com/sunaina_bhola/status/1642025980746399745

"Cuando abrieron la puerta principal, todo el mundo se precipitó al interior", añadió Fatima Noor, de 22 años, cuya hermana murió en la estampida.

Un responsable de la administración local indicó que en el pequeño complejo industrial había entre 600 a 700 personas.

pakistan.jpg

Los cuerpos de seis mujeres y tres niños fueron trasladados hacia el hospital público Abasi Shaheed, señaló el portavoz Muhamad Farrauj.

Un responsable de la asociación Rescue indicó a AFP que otros dos cuerpos habían sido trasladados hacia otro hospital y Summaiya Syed Tariq, cirujana de la policía, confirmó el balance de 11 muertos el viernes en la noche.

El responsable de la policía señaló que tres empleados de la empresa fueron arrestados por no informar al cuerpo armado de la distribución, lo que impidió implementar medidas adecuadas para controlar la multitud.

Pakistán sufre una grave crisis económica y ha visto los precios de los productos alimenticios aumentar de manera considerable.

Te Puede Interesar