domingo 7 ago 2022
Monitoreo de reservas y sustitución

Control de importaciones: cómo puede "pegarle" a Mendoza

El Central ajustó exigencias para licencias no automáticas de importaciones hasta setiembre. Metalmecánica y vitivinicultura, complicados.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a Sitio Andino. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Miguel Ángel Flores 27 de junio de 2022 - 13:04

Poder importar según incremental de exportaciones pero con ingreso de bienes a partir de los 180 días. Financiamiento de ventas al exterior siempre y cuando se liquiden divisas en 15. Parte de lo anunciado por el BCRA (Banco Central de la República Argentina) el último lunes de junio para ajustar el SIMI (Sistema Integral de Monitoreo de Importaciones), con el argumento de velar por el crecimiento económico, priorizar compras de energía y cuidar reservas en dólares frente a la especulación de ciertas empresas. Pero ¿cómo y cuánto pueden afectar a la economía de Mendoza estas medidas?.

"Esta película ya la vi", dice un exportador local al que estas medidas le recuerdan al Gobierno de Cristina Fernández, cuando las licencias no automáticas estaban a la orden del día. "Importar en función del incremental de exportaciones y los plazos por rubro es prácticamente volver a la "sintonía fina" de la época de CFK", completa.

En resumen, las medidas extienden el sistema de financiación de importaciones a las realizadas bajo Licencias No Automáticas y de servicios y tendrán vigencia por un trimestre, para dar tiempo a la normalización del comercio exterior. Salvo pymes, exceptuadas de financiar sus importaciones por un incremento de 15% respecto al año anterior, con un límite de hasta $1 millón.

Otra novedad que pone en alerta a los exportadores es que algunas SIMI tipo A mantendrán el acceso al mercado de cambios por el equivalente al promedio mensual de importaciones de 2021 más 5% o de 2020 más 70%. Mientras que los insumos de las SIMI B podrán acceder al mercado en hasta 180 días, sobre todo si son bienes producidos en el país.

"En general son todas medidas restrictivas. Por más que se impongan montos contra períodos anteriores siempre será desde una comparación con lo malo de la pandemia. El 80% de lo que se importa en Mendoza es para uso industrial, y para consumo directo pasó del 20% al 10%", analizó el titular de la Cámara de Comercio Exterior de Cuyo, Mario Bustos Carra.

Para el directivo hay otros dos puntos a considerar. "Se gastaron muchos dólares en importación de combustibles cuando aún no tenemos como extraer gas de las mayores reservas del mundo. Y también hay que considerar el aumento de los fletes internacionales, primero por pandemia y luego por la guerra, además de la frecuencia de las operaciones ".

Impacto en Mendoza

¿Cómo y cuanto complica a la economía regional? Si bien la decisión encuentra a las distintas producciones en etapa inicial del ciclo (siembra-poda), el hecho de que las medidas del Central se extiendan por los próximos 3 meses obliga a perfilar cuál será la disponibilidad de insumos para el último trimestre del año.

Un caso testigo entre empresas mendocinas con licencias de importación demoradas es el de una fabrica de tapones de corcho para espumantes. La firma lleva 2 meses a la espera de contar con la SIMI para poder ingresar rollos de alambres utilizados para el cierre de las botellas y la nueva medida puede complicarla aún más. "Es un insumo que no se produce en el país. Por eso solicitamos una pronta resolución del trámite", manifestaron desde la compañía en un reclamo por escrito al BCRA y Afip.

Por lo pronto, la nueva disposición del Central encuentra al menos 20 industrias con SIMIs demoradas, según el registro del Ministerio de Economía. En todo caso, ya se advierte que puede resultar una dificultad para la compra de fertilizantes, como también de equipamiento y componentes vitivinícolas y metalmecánicos en general. E incluso obliga al Gobierno mendocino a anticipar las compras de insumos (cartuchos y bengalas) requeridos para la lucha antigranizo ciclo 2022-23 que comienza en octubre próximo.

Para el subsecretario de Industria y Comercio, Alejandro Zlotolow "se demandan muchos insumos, incluso maquinarias, que se compran para transformarlos como materia prima de exportación. Esto nos complica en varias industrias y agro que tienen trabadas las SIMI y por las cuales estamos haciendo reclamos a la Nación".

En la nómina hay maquinaria vitivinícola, repuestos, insumos metalmecánicos (caso paneles ignífugos) y autoelevadores, por mencionar algunos casos. Varios de ellos con cupos de importación incumplidos.

"Veremos cómo impactan en la práctica adelante, porque ya venían registrándose restricciones por los plazos administrativos. Con vidrio y hojalata hay producción local, en el caso de fertilizantes se da en un contexto crítico a nivel mundial porque Rusia es un gran proveedor. Y lo de la lucha antigranizo es un caso que habrá que preverlo con anticipación", acotó Zlotolow.

Financiamiento por liquidación en 15 días

A propósito, habrá una brecha bien marcada desde ahora. Son los plazos de bienes fabricados en Argentina frente a los de bienes suntuarios o de lujo (como autos de alta gama), que podrán ingresarse recién en 1 año, el doble de lo usual.

Al respecto, Bustos Carra remarcó que "el 60% de los bienes importados no son producidos en el país, aunque no le va la vida a una persona que puede comprar afuera un vehículo de lujo por más que traerlo le signifique pagar impuestos de locos. En el caso de componentes de un auto argentino, 7 de cada 10 vienen del exterior como el caucho para cubiertas".

En cuanto a importaciones de bienes de capital, se estableció una regla que permite pagar 80% en puerto de origen y 20% con la nacionalización. Justamente un tema que complicó la disponibilidad de insumos para la metalmecánica mendocina a principios del 2022.

"Son problemas que restringen el financiamiento, y que si se acumulan restan competitividad. Aún sabiendo que es un trámite de gestión a nivel nacional, las industrias nos acercan los reclamos por lo que conlleva incumplir compromisos externos", precisó en este punto Zlotolow.

Pero hay otro punto que puede resultar restrictivo para varios sectores exportadores de Mendoza porque conlleva una condición a priori de difícil cumplimiento: el Central facilitará la prefinanciación de exportaciones para acelerar el ingreso de divisas (sobre todo cereales, pero en general) en 15 días. Y el crédito de largo plazo para precancelar deudas locales en moneda extranjera.

"Se apunta a otro tipo de economía, pero impacta sobre la nuestra en Mendoza también por lo que depende para la exportación. Iremos caso por caso analizándolo junto a Promendoza", agregó el funcionario.

Te Puede Interesar